"Hay que preguntarle a Ayuso por qué calla. Que diga claro si quiere gobernar con Vox"
  1. España
  2. Madrid
ENTREVISTA A EDMUNDO BAL

"Hay que preguntarle a Ayuso por qué calla. Que diga claro si quiere gobernar con Vox"

Edmundo Bal aspira a conseguir influir en la gobernabilidad de la Comunidad de Madrid. Nada a contracorriente en busca del 5% de los votos e insiste en dar continuidad al pacto con Ayuso

placeholder Foto: El candidato de Ciudadanos a las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4-M, Edmundo Bal. (Jesús Hellín)
El candidato de Ciudadanos a las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4-M, Edmundo Bal. (Jesús Hellín)

Edmundo Bal (Madrid, 1967) está en política desde hace dos años, pero parece que llevara una vida. Sobre él recayó un peso importante del grupo parlamentario de Ciudadanos tras la debacle del 10-N y se coronó como mano derecha de Inés Arrimadas en el Congreso de los Diputados. Ante el adelanto electoral en Madrid y el auge imparable de Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a salir como el bote salvavidas de los naranjas. Abogado del Estado, reconoce que no le gusta salir a por el 5% de los votos (el corte que establece la ley electoral para tener representación en la Asamblea) porque nunca le han puesto un cinco. Su apuesta es reeditar el acuerdo de gobierno con el PP los dos años que quedan de legislatura y rechaza una negociación con Ángel Gabilondo porque Pablo Iglesias estaría "en el mismo vagón del metro". Pide a la candidata popular despejar la incógnita de una vez por todas: si su próximo socio será Vox en sustitución de Ciudadanos. "Esa es la disyuntiva y lo que la gente quiere saber", insiste una y otra vez. "La gente de centro derecha moderada ve muy radical a Vox. Nos prefieren a nosotros".

PREGUNTA. Su lema de campaña dice 'Elige centro'. Pero apuestan por reeditar el pacto con Isabel Díaz Ayuso. ¿Eso es centro?

RESPUESTA. Eso es centro porque se trata de seguir adelante con un acuerdo al que llegamos en 2019, en el que había un programa de coalición que se cumplió al 80%. Todo el mundo tiene la sensación de que el gobierno de PP y Ciudadanos era un éxito en momentos muy difíciles y el PP ha hecho cosas que jamás habría hecho sin nuestras consejerías. Y desde luego jamás las haría Vox, que parece que es con quien quiere gobernar Ayuso. Nos quedan dos años para las elecciones que se tendrán que celebrar de nuevo. Los equipos están formados, a partir del 5 de mayo podemos hacer un arranque rápido en el que no perdamos el tiempo. Tenemos consensuada la ley de Presupuestos, que al no salir por el adelanto electoral, ha dejado en el cajón un montón de proyectos. Creo que es lo más razonable.

P. Quieren una solución continuista y si obtienen representación y el PP les necesita, entrar de nuevo en el Gobierno madrileño.

R. Bueno, lo primero que hay que preguntarse es qué va a pasar en la Asamblea. Nosotros estamos en una carrera para entrar. Todo el mundo se plantea si llegaremos al 5%. A mí cincos me han puesto pocos en la vida. Me ponían ochos y medio, nueves…

placeholder Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)
Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)

P. Algún 10 le caería también.

R. Alguno sí. No quiero ser presuntuoso. Pero lo que quiero decir es que no salgo a por el cinco. En la campaña, veo mucha ilusión en las bases. También se aprecia descontento en el centro izquierda con Gabilondo, que es una persona que no seduce mucho. Y cierto miedo en el centro derecha porque Ayuso, como no se manifiesta, da a entender que quiere gobernar con Vox. Y eso a la gente de centro derecha moderada no le gusta.

P. ¿Hay votantes del PP a los que les causa rechazo un Gobierno con Vox?

R. Claramente. Muchos de ellos, amigos míos, me lo dicen: "Yo prefiero con vosotros, que sois gente moderna". Fíjate, en cosas tan sencillas como no entender que la política de la comunidad pueda estar condicionada por un partido que cree que la familia no puede estar formada por dos personas que no están casadas, o que pueda existir una familia monoparental, o que las uniones de hecho valgan lo mismo que un matrimonio, o que nieguen el cambio climático. O que niegen la necesidad de las vacunas, o que sean antieuropeos. Hemos escuchado decir a Abascal que Europa es un estercolero multicultural que está dominado por las oligarquías. Gente que normalmente ha votado al PP, centro derecha, moderada… ven a Vox con ideas muy radicales y que no unen.

"Muchos amigos míos que votan al PP rechazan claramente un pacto con Vox"


P. ¿Usted cree que Vox es un partido de ultraderecha?

R. Hombre, está en uno de los dos extremos del arco parlamentario. Si lo dividimos por lugares, nos encontramos que en uno está Vox y en otro Podemos. Eso es indiscutible. Y las ideas que manifiestan no son precisamente modernas. Pasa lo mismo con Podemos, que nos habla de regular precios de alquileres o de una subida indiscriminada de impuestos porque no saben gestionar. Dicen que Venezuela es una nación que respeta las libertades y donde comen tres veces al día. Es un partido que está metido en una agenda judicial de corrupción pasmosa y de la que no dan explicaciones. Los casos Neurona, la niñera, Dina…

P. Dice que no es de cincos, pero usted busca el 5% de los votos. ¿Cómo va a convencer a los votantes?

R. Las encuestas en estos días ponen de manifiesto que el futuro de los madrileños se va a decidir por un puñado de votos y que existen unos 600.000 indecisos. No es que no vayan a ir a votar, sino que no saben a quién votar. Tienen que votarnos porque nos jugamos mucho: que se gobierne en el pasado y la radicalidad de la izquierda, o que se gobierne hacia la modernidad. Y sobre todo: los números, gracias a Dios, no dan opciones a que el señor Iglesias condicione la política de los madrileños. No suma el hecho de que fuera vicepresidente del Gobierno. Si Ayuso va a ganar las elecciones, debe decidir si quiere a Vox en su Gobierno o si es mejor Ciudadanos. La disyuntiva es si Vox definirá la sanidad, la cultura, la educación de nuestros hijos, las universidades donde van los míos… o será Ciudadanos. La cultura de Vox es de los años sesenta. Eso es lo que se tiene que preguntar el madrileño cuando vaya a votar.

placeholder Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)
Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)

P. Y si Ayuso se abre a que Vox esté en ese acuerdo, ¿rechaza de plano abrir una negociación con Ángel Gabilondo?

R. A ver, lo que está claro es que Gabilondo va en el mismo vagón de metro que Iglesias. Ya desde el primer momento se plantea con absoluta claridad que le nombrará vicepresidente si él gobierna.

P. De momento, ha hablado solo de una vicepresidencia económica, que recaería en la ministra Reyes Maroto.

R. Habla de esa vicepresidencia cuando nunca ha existido en la Comunidad de Madrid. Nos habla de una fotocopia del Gobierno de España. Dice que no quiere gobernar con este Iglesias. Pero es que no hay dos, ni tres. Hay solo un Iglesias. También decía que no subirá los impuestos mientras Iglesias decía que sí. Y el señor Sánchez lo justificaba diciendo que es candidato. Como si los candidatos dijeran cosas que luego no cumplen. ¿Alguna vez el señor Gabilondo se ha quejado de las políticas de Sánchez? Jamás. ¿Y sabe por qué? Porque no quiere ser presidente de la comunidad, quiere ser defensor del pueblo.

"Gabilondo jamás se queja de Sánchez. Quiere ser defensor del pueblo"

P. Iglesias es una línea roja. Pero usted se sentó a negociar los PGE con el Gobierno de coalición del que él era vicepresidente.

R. Y él desde el primer momento dijo que con Ciudadanos no. Nosotros también dijimos las cosas claras: con ERC y Bildu, no queremos nada. Dijimos que no saldríamos en una foto final si estaban ellos. E Iglesias también lo dijo. Pues estaba claro por ambas partes.

P. En todo caso, si consiguen condicionar un Gobierno de Ayuso, se necesitará un tercer actor, que será Vox. ¿Aspiran a que apoyen desde fuera como en 2019?

R. Nosotros aspiramos a entrar en la Asamblea, a ser decisivos y, por último, a gobernar, a continuar con el Gobierno que hemos desarrollado en estos dos años con un montón de competencias y donde hemos hecho un gran trabajo. Y lo digo con claridad: el PP también ha hecho muy buen trabajo en sus áreas. Y muchas veces con equipos conjuntos. Pongo el ejemplo de Sanidad. El señor Escudero tenía de viceconsejero al señor Antón [de Ciudadanos] y se llevaban estupendamente. De eso se trata. Hay que preguntarle a Ayuso por qué calla. Que diga claro si quiere un Gobierno con Vox. Yo mucho me temo que quiere eso.

P. La candidata del PP dice que convocó elecciones porque temía una moción de censura después de lo de Murcia.

R. Ella ha convocado elecciones no teniendo ninguna razón objetiva, porque la excusa que se busca ya no se la cree nadie. ¿Por qué lo hace entonces? Porque quiere gobernar con mayoría absoluta, pero los números no parece que le vayan a dar. Y luego dice que Ciudadanos le votaba que no a algunas cosas. ¿Qué quiere? ¿Estar más cómoda en el Gobierno con Vox porque cree que será más flexible? Yo creo que objetivamente es mejor que esté Ciudadanos.

placeholder Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)
Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)

P. ¿Ciudadanos fue un socio leal en todo momento?

R. Los hechos son tan claros que ella se desdice. Si nosotros quisiéramos haber registrado una moción de censura, ¿no lo habríamos hecho a la vez que en Murcia? Para no darle la posibilidad de disolver. Aguado se lo explicó en el Consejo de Gobierno. Almeida se creyó lo que le dijo Villacís, Mañueco se creyó lo que le dijo Igea, Moreno se creyó a Marín. Y ella salió corriendo de una manera precipitada e impulsiva a convocar elecciones pensando que podría gobernar en solitario. O lo que más me preocupa: pensó que cambiaría Ciudadanos por Vox.

P. Y siguiendo su objetivo de volver al Gobierno, ¿qué consejerías priorizarían? Ahora tendrían menos peso.

R. Nuestras consejerías han hecho políticas de éxito. Mantener la cultura abierta ha salido en las portadas de prensa internacional, las ayudas de 300 millones a los pequeños y medianos empresarios, a los autónomos y específicamente las líneas de apoyo a la hostelería, lo mismo. Como nos convocan las elecciones en marzo, han quedado truncadas esas ayudas. La gente de la industria del deporte también está satisfecha: los gimnasios, las instalaciones deportivas y las academias se han mantenido abiertas. Vamos a los resultados finales: el PIB de la CAM ha crecido un 4,4% y la media del resto de España, el 0,4%. ¿Ha sido casualidad o un milagro de Dios? No, es que Ciudadanos tenía la Consejería de Economía. Creación de empleo, número de empresas creadas… récord en Madrid. Ocho de cada 10 euros de inversión extranjera en España vienen a parar a Madrid.

P. ¿Y por qué no están los consejeros de Ciudadanos en su lista?

R. Como no fueron en 2019.

Foto: El candidato de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal. (EFE)

P. ¿Aspiraría a recuperarlos de nuevo?

R. De acuerdo con sus inquietudes y deseos personales, veremos. Somos un partido distinto al que marcan los estándares tradicionales. Somos gente que venimos de la sociedad civil y que no venimos a quedarnos en la política.

P. ¿Y Marta Rivera de la Cruz? Ha mencionado los éxitos culturales, pero Ayuso también la reclama.

R. No fue en la lista de 2019 porque era diputada en el Congreso. Tengo que decir que ha hecho una gestión magnífica de la cultura y del turismo, que muchas veces nos olvidamos de esta pata, y en la que ha habido mucha colaboración pública-privada, que tanto defendemos en Ciudadanos. Ayuso dice ahora que ella recuperaría a Marta. No tendría que recuperar nada si no hubiera roto el Gobierno.

P. Está abierta la porra sobre los usos del Hospital Isabel Zendal. ¿A qué lo dedicaría?

R. Hay personas de izquierdas que dicen que desmantelarían un hospital público. Una cosa absolutamente incomprensible. El Zendal es un hospital de pandemias y dirigido especialmente a las epidemias. Lo primero que tenemos que pensar es en no ser cortoplacistas. Se nos olvida que todos los años tenemos una epidemia de gripe. Ya no tenemos un destino. El Zendal tiene que servir para descongestionar el resto de la red hospitalaria de Madrid. Hay más opciones. El otro día estuve en Valdebebas y los vecinos me dijeron que no tienen centro de salud cercano. Me proponían que les dejaran una zona del Zendal para tenerlo. Sería la primera vez que un centro de Atención Primaria tiene hueco en un centro de atención hospitalaria.

placeholder Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)
Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)

P. ¿Cree que habría que prorrogar el estado de alarma a partir del día 9 de mayo?

R. Todos sabemos que el toque de queda, por ejemplo, solo se puede hacer con estado de alarma. Es algo incontrovertible. Sorprende escuchar a Carmen Calvo, que se supone que algo sabe porque es especialista en Derecho Constitucional, diciendo que podrían hacerlo las CCAA. Eso no tiene un pase, qué disparate jurídico. El PSOE intencionadamente está estableciendo el foco en el estado de alarma. Es un concepto que crea alarma y preocupación en la gente. Y en realidad de lo que tenemos que hablar es de las medidas necesarias para combatir la cuarta ola.

Ni siquiera la ministra de Sanidad lo hace. Me gustaría escuchar que tal vez sea necesario el toque de queda porque no vamos a llegar al ritmo necesario de vacunación. Una cosa está relacionada con la otra. Me gustaría recordar que el 17 de noviembre de 2020 Ciudadanos, con mi firma, registró en el Congreso de los Diputados el plan B jurídico, que establecía que el estado de alarma no se puede prorrogar más de un mes, que la competencia de ratificación de las medidas administrativas sea de la Audiencia Nacional para que no haya discrepancias entre comunidades, y últimamente he comentado que se podía llegar a utilizar un mecanismo constitucional previsto en el artículo 151 que jamás se ha utilizado.

P. Esta noche habrá finalmente debate en Telemadrid. ¿Cree que puede ser decisivo?

R. Sí, pero yo seguiré emplazando a Isabel Díaz Ayuso a que debatamos en todos los planteados. Sinceramente, me parece inaceptable su postura. Si yo fuera el mejor en las encuestas, iría a todos los debates. ¿Qué miedo tiene? En democracia, decirle que no a un debate… dice mucho de la persona.

P. Lleva solo dos años en política, pero se le estará haciendo eterno con todo lo que ha pasado. ¿Alguna vez se ha arrepentido de dar este paso?

R. No. Es maravilloso. Es de verdad una cosa muy bonita. No entiendo a personas que dicen que vaya rollo, que le damos vueltas a los mismos debates… No, no. Para nada. Es algo extraordinario. Al menos, para mí. Un chico normal y corriente, del barrio de Cuatro Caminos, que me he pasado la vida estudiando y trabajando... Que te llegue la oportunidad de servir a todos y ser candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid es espectacular.

placeholder Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)
Edmundo Bal, durante la entrevista. (Jesús Hellín)

P. Es un momento decisivo para su partido. Si las cosas no van bien el 4-M, ¿qué futuro le espera a Ciudadanos?

R. Yo creo que nos queda futuro por delante, porque la polarización que se da en esta campaña hace que los dos partidos que tenemos al lado, PP y PSOE, vayan a competir con sus extremos: Vox y Podemos, o Más Podemos en el caso de Madrid, que son lo mismo. Eso nos abre a nosotros un amplio espacio. Frente a esas consignas de “vótame a mí porque soy el voto útil”, en estas elecciones más que nunca, hay que entender que Ciudadanos es el voto útil. Ayuso será presidenta, pero insisto, con quién. ¿Con Vox o con Ciudadanos, que representa la modernidad? Y el espacio de centro existe. En esta precampaña y ahora en la campaña, me he quedado asombrado al comprobarlo. ¿Quién ocupa si no ese espacio? El PP, no. Ya lo ha demostrado. Ayuso es una persona querida por los votantes de Vox y en Murcia han dado entrada a una consejera en el Gobierno. Es el momento del centro democrático, liberal y limpio.

P. ¿Ha vuelto a hablar con Toni Cantó desde que se marchó de aquella ejecutiva? Al poco, anunció que se marchaba al PP.

R. No he vuelto a hablar con él. Parece que ha cambiado sus opiniones y se encuentra cómodo en otro partido… de los varios que lleva. Ya no le importa que la tele pública se reparta, que los jueces se repartan, que la eutanasia esté mal, que como dice el PP no se deba admitir la ley de plazos en el aborto… Esto es el PP, no nos confundamos.

P. ¿Espera que en algún momento de la campaña Albert Rivera le brinde su apoyo?

R. Yo le entiendo bien porque soy abogado. Y él además ha puesto su nombre en una firma de abogados. En el mundo de la abogacía, es fundamental mantener neutralidad política. Yo lo sé y entiendo que no pueda hacer una manifestación en favor de ningún candidato… Lo que tengo claro es que sigue siendo afiliado de Ciudadanos.

Elecciones Madrid Ciudadanos
El redactor recomienda