En busca del inquilino perfecto

En busca del inquilino perfecto

"Me ofreció un adelanto de 6.000 euros y pensé que era un buen candidato. Me equivoqué. No he vuelto a ver un euro y he tenido que contratar a un abogado para intentar echarlo"