Gabilondo promete gasto social pese a su promesa de no tocar impuestos en Madrid
  1. España
  2. Madrid
ELECCIONES EN MADRID

Gabilondo promete gasto social pese a su promesa de no tocar impuestos en Madrid

El PSOE desveló este jueves su programa de cara a las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo, a las que concurre asegurando que no subirá la fiscalidad en la región

placeholder Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al candidato a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al candidato a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)

Ángel Gabilondo comenzó la precampaña madrileña anunciando que no tocaría la fiscalidad en la región en los dos próximos años. La medida, que dejó perplejos a los partidos de derecha e izquierda, fue interpretada como un guiño al centro para seducir al votante desencantado de Ciudadanos. Ahora, los socialistas han desvelado el que será su programa de cara a las elecciones del 4 de mayo y en él se ven medidas encaminadas decididamente a aumentar el gasto, a pesar de que no podrán incrementar la capacidad de recaudación mediante gravámenes, algo por lo que sí habían apostado hasta el pasado febrero.

El documento presentado este jueves por el PSOE para gobernar la Comunidad de Madrid hasta 2023 confirma la promesa de no mover la fiscalidad en ese tiempo desde el Ejecutivo regional, pero también recoge múltiples puntos que conllevan un gasto público relevante. Aunque en muchos casos no se precise cuáles serían las cuantías totales que se necesitarían para llevar a cabo esas medidas, del texto se desprende un afán por elevar lo que definen como "protección social" mediante fondos públicos.

Foto: El candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)

Fuentes socialistas creen que la decisión de no subir impuestos a nivel autonómico en los dos próximos años no es para nada incompatible. "El gasto social es nuestra seña de identidad, que no el dispendio social", explican estas fuentes, que apuntan a la deuda pública y a los fondos europeos como las vías para financiar un posible aumento de las partidas públicas. "Este es el momento de que la deuda sirva para algo, para sostener nuestra economía y el empleo", argumentan desde el PSOE, donde creen que el escenario actual "da margen para esa propuesta fiscal y para realizar un esfuerzo importante presupuestario en todo el sistema de protección".

Entre las medidas más destacadas del plan socialista para la CAM, se encuentra la de complementar el ingreso mínimo vital de las familias con 150 euros que serán aplicables a "todos los beneficiarios", según detalló el propio Gabilondo. Desde su equipo, sin embargo, no han precisado qué coste tendría esto para la Administración y en el documento tampoco se señala si tienen una estimación de cuántas personas podrían beneficiarse. También se apuesta por potenciar la renta mínima de inserción —prestación regional— con 200 euros más para las familias beneficiarias que tengan menores a su cargo.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), choca el puño con el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid Ángel Gabilondo. (EFE)

Otro de los elementos más destacados con respecto al gasto es el plan de ayudas para comercios, autónomos, hosteleros y familias, que tendría una dotación de 1.300 millones de euros en un presupuesto, el madrileño, que ronda los 20.000 millones anuales. Se dividiría entre ayudas directas y "otros instrumentos". Paralelamente, aboga por la creación de un fondo extraordinario de liquidez no reembolsable para que los municipios de la región afronten la crisis actual, sin una cantidad fijada.

En el ámbito educativo, se contempla un plan de refuerzo para los alumnos afectados por la pandemia que incorporaría 2.000 profesores de refuerzo, pero tampoco se precisa el coste económico. También defienden la universalización de la educación infantil de cero a tres años con el objetivo de que el 50% sean plazas públicas en 2023. A nivel universitario, incluyen la implementación de un plan con 15.000 nuevas becas, además de una reducción de tasas para facilitar el acceso ante dificultades socioeconómicas. En Formación Profesional, introducen el objetivo de incrementar 10.000 nuevas plazas y que haya oferta pública en municipios de más de 20.000 habitantes. También aumentarán —no detallan cuánto— las 'becas comedor' o las de transporte.

"No es el momento de establecer cargas a las familias ni a las empresas ni autónomos"

Uno de los ámbitos clave para el gasto público, como en la gran parte de los programas y de las medidas de campaña, es el sanitario. En un contexto de pandemia como el actual, los socialistas se comprometen a elevar la contratación de rastreadores hasta alrededor de 2.000, a la realización de 200.000 test semanales de covid, a abrir los centros de salud para la vacunación los fines de semana, a construir 30 nuevos centros —medida que ya llevaban en 2019— y a rehabilitar los que no están en condiciones aptas, pero no desglosan el precio de estas medidas.

En otros apartados vinculados al sector sanitario, se habla indirectamente de incrementar los recursos disponibles. Es el caso de los relativos a la reducción de los tiempos de espera, cuando el PSOE incorpora que "la inmensa mayoría de los pacientes" sea atendida presencialmente por su médico de Atención Primaria en un máximo de 72 horas o que el 90% pueda ser recibido en Urgencias en un margen de cuatro horas. Se abarca, asimismo, el refuerzo de las unidades de cuidados paliativos y de las de salud mental. A estas últimas, se les pretende establecer un tiempo máximo de demora para la consulta de 30 días en los casos no urgentes. Los socialistas se comprometen también a la reducción de la temporalidad en el sector público, haciendo hincapié en la Sanidad y la Educación.

placeholder Ángel Gabilondo. (EFE)
Ángel Gabilondo. (EFE)

Gabilondo ha explicado públicamente en las últimas semanas que pese a que su formación había apostado previamente por aumentar algunos impuestos, no es el momento de entrar en una reforma fiscal de calado cuando solo quedan dos años de legislatura —en 2023, los madrileños volverán a votar—. Según el candidato, se trataría de un esfuerzo legislativo que merece más tiempo de reflexión, y en las filas socialistas entienden que no es el momento de caminar en la línea de una mayor fiscalidad en Madrid. "Nos comprometemos, dada la duración de la legislatura y la excepcionalidad de la situación, a no tocar la fiscalidad", se asegura en el nuevo programa electoral. "No es una propuesta baladí. No es el momento de establecer cargas a las familias ni a las empresas ni autónomos, es el momento de ayudarles", desarrollan fuentes del partido.

En los últimos días, a la candidatura socialista en Madrid se le ha atragantado el que había sido su punto estrella hasta la fecha debido a las palabras vertidas desde Moncloa, que ha incluido entre sus prioridades para la reforma fiscal la armonización de los impuestos de patrimonio, sucesiones y donaciones. El movimiento, que había sido empleado en ocasiones anteriores por parte del PP para atacar a los socialistas, provocó que Gabilondo y su equipo tuvieran que multiplicar esfuerzos para explicar que se trataba de dos cuestiones, a su parecer, completamente distintas. Entre algunas fuentes socialistas, se reconocía que ha habido un "error de cálculo" inexplicable.

Elecciones Madrid
El redactor recomienda