"Disfruto viendo cómo la izquierda en Madrid ha perdido el pulso de la calle"
  1. España
  2. Madrid
Entrevista a Isabel Díaz Ayuso

"Disfruto viendo cómo la izquierda en Madrid ha perdido el pulso de la calle"

Desde el hospital Zendal, donde cita a El Confidencial, la candidata del PP defiende su gestión y pone a la comunidad como oasis de libertad: "Todos los españoles están deseando venirse aquí a vivir, estudiar y emprender"

placeholder Foto: Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. (Alejandro Martínez Vélez)
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. (Alejandro Martínez Vélez)

Isabel Díaz Ayuso está convencida de que el próximo 4 de mayo los madrileños aprobarán por amplia mayoría su gestión de la pandemia en la Comunidad de Madrid. La presidenta regional y candidata del PP defiende a ultranza sus decisiones, siempre a contracorriente del Gobierno de España. Desde el hospital Isabel Zendal, donde se detiene a reunirse con la dirección de este centro y atiende a El Confidencial, matiza: "Yo creo que quien ha ido a la contra ha sido el Gobierno de España, y siempre por detrás".

Ayuso exhibe un nuevo madrileñismo ('vivir a la madrileña'), una suerte de orgullo colectivo por haber mantenido abierta la actividad económica y social de la región frente al resto de regiones que han optado por el cierre total, sin que tampoco hayan podido mantener a raya el virus. "Madrid suena bien y genera confianza. Es un estado de ánimo y las políticas liberales y flexibles nos están ayudando", afirma, segura de su victoria electoral. Reclama para sí una gran mayoría que le permita gobernar en solitario, sin Vox ni Ciudadanos. "Si estamos aquí es por culpa de los gobiernos en coalición".

Pregunta. Los datos de contagios siguen disparados, la presión hospitalaria se mantiene. ¿No es temerario ir a las urnas?

Respuesta. Tenemos una gran capacidad hospitalaria. La incidencia aún va a subir en las dos próximas semanas, no de manera alarmante, pero sigue en progresión. A finales de mes empezará a bajar. Votar va a ser seguro. Vamos a poner 'responsables covid' en los colegios, controlaremos los aforos y habrá sillas para los mayores, que además votarán de forma prioritaria. El protocolo va a ser muy seguro.

P. Arranca la campaña. Usted anuncia una bajada histórica de impuestos. Pero hay organismos como el FMI que recomiendan subirlos para financiar el gasto extra que supondrá la recuperación de esta crisis.

R. Ahora mismo los organismos son partidarios de que mientras estemos sufriendo esta crisis no se suban los impuestos. Y que quien sopese hacerlo, lo haga después, pero no precisamente ahora. Todos los representantes de empresas saben que cuando vas bajando los impuestos consigues que la gente tenga menos trabas para emprender y contratar. La filosofía que defendemos en la Comunidad de Madrid es que haya más personas trabajando pero pagando menos impuestos. En cuanto empiezas a bajarlos empieza a subir la recaudación. Pongo un ejemplo: el impuesto de donaciones y sucesiones. En cuanto Madrid lo bonificó empezó a recaudar más.

"No pienso en recortes. Estimamos que vamos a tener la misma recaudación. Madrid es un estado de ánimo y las políticas liberales nos ayudan"

P. ¿Es viable reducir la presión fiscal en el momento de mayor endeudamiento para Europa?

R. La bajada de impuestos no es poco. En los momentos más difíciles de la pandemia mientras en España se destruye empleo, Madrid crea uno de cada cinco puestos de trabajo. Atraemos el 75% de las inversiones extranjeras. La maquinaria y la forma de trasladar cómo tratamos a la empresa privada en Madrid es la clave de todo. Más empresas van a venir y a emplear. El capital es libre y se irá a los lugares donde sea respetado.

P. ¿Planea a cambio recortes en la Administración?

R. Lo único que tengo planteado ahora mismo es reducir el Gobierno [ha anunciado una reducción de consejerías, de 13 a 10]. Si tengo la oportunidad de hacerlo en solitario será más fácil. Por lo demás, no. Estimamos que vamos a tener la misma recaudación y tenemos ayudas europeas para las que hemos presentado muchos proyectos. Nos hemos financiado de manera histórica en los mercados. Madrid suena bien y genera confianza. Es un estado de ánimo y las políticas liberales y flexibles nos están ayudando. No son recortes. Tenemos que ser austeros y cuadrar las cuentas.

placeholder Foto: Alejandro Martínez Vélez.
Foto: Alejandro Martínez Vélez.

P. El Zendal, donde nos hallamos, es el símbolo de su gestión. ¿A qué se va a dedicar cuando acabe la pandemia? ¿Se plantean abrir quirófanos?

R. Es un hospital que está al servicio de la sanidad pública madrileña, sobre todo para momentos críticos ante posibles catástrofes, atentados, nuevas epidemias o como desahogo de hospitales que ahora mismo estarán en obras. Además de ser un almacén central que nos permite ser más eficientes, queremos que se dedique al estudio de pacientes covid y sus secuelas. Según las complejidades que le demos, el Zendal irá evolucionando. Tenemos que cambiar la mentalidad porque no es un hospital al uso. Es un hospital de hospitales que busca evitar la congestión del resto. Prácticamente todos los pacientes covid se están tratando aquí y eso ha mejorado las listas de espera.

P. ¿Qué va a pasar a partir del 9 de mayo sin estado de alarma? Las CCAA no podrán, por ejemplo, mantener el toque de queda.

R. Si el Gobierno quisiera, como se comprometió, podríamos tener una ley de pandemias o una reforma de la ley de salud pública de 1986 que podría estar lista por tramitación de urgencia en quince días. Tendremos que ir nosotros a los tribunales a pedir amparo. Pero esa pregunta, desde luego, hay que hacérsela al Gobierno. Es verdad que desde que tenemos la responsabilidad, en la segunda y tercera ola de la pandemia, todo ha ido mejor. No hemos tenido los contagios ni los picos de otras comunidades autónomas que tenían todo cerrado.

"Desde que tenemos la responsabilidad, en la segunda y tercera ola, todo ha ido mejor. No tenemos los picos de otras CCAA"

P. Usted es partidaria de facilitar la vacuna a la población general con un sistema de voluntarios y dejar a las empresas que compren vacunas por su cuenta. ¿No vamos a la ley de la selva?

R. Yo quiero, primero, que todas las personas a partir de 60 años estén vacunadas. Pero no depende de mí, depende del Gobierno. También las personas que están en algún tipo de tratamiento oncológico, inmunodeprimidas o que están en la primera línea (taxistas, los propios empleados de Mercamadrid, cajeros de supermercado...). Y, a partir de ahí, si hay algún tipo de vacuna que causa temor en la población, que espero que no ocurra porque es muy seguro, pues quien quiera voluntariamente, que lo haga. Y veo bien también que las empresas, fuera del mercado de la sanidad pública y nunca en detrimento de ella, que quieran recuperar el pulso de la compañía, la puedan comprar por fuera. ¡Si es que está comprando todo el mundo en el mercado! Ha habido tanta burocracia que se ha retrasado para todos.

"Haré pocos cambios en mi Gobierno. Lo mejor para Madrid es mi cantera de gestores"

P. Este asunto ha levantado muchas ampollas con el Gobierno. ¿Cuánto hace que no habla con Pedro Sánchez?

R. No hablo con él desde el año pasado, cuando me llamó para decirme que nos iba a meter un estado de alarma en Madrid. Yo ya le dije que nos haría un daño tremendo. No me hizo caso, por supuesto. Tenía que salvar la cara después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le dijera que no podía hacerlo unilateralmente.

placeholder Foto: Alejandro Martínez Vélez.
Foto: Alejandro Martínez Vélez.

P. Su gestión ha ido a contracorriente, desafiando siempre las medidas del Gobierno central. De hecho, hay quien habla del ‘procés madrileño’. El ministro Castells acaba de decir que usted es "un peligro" porque alienta a la "rebelión institucional".

R. Yo creo que el que iba a la contra era el Gobierno, y siempre por detrás. Pedimos actuar en este país y si la Comunidad de Madrid no hubiera cerrado los colegios en marzo del año pasado, quizás la ola se habría triplicado. El Gobierno fue en contra de Madrid con su imposición de compras centralizadas de material sanitario. Nos decían que las mascarillas que dábamos en las farmacias eran demasiado buenas. El Gobierno de España ha arremetido contra Ifema y contra el Zendal. Hablan de peligros, muertes, contagios… Yo juraría que no somos independentistas en Madrid. De hecho, todo lo contrario. Hemos ofrecido el Hospital Isabel Zendal a todos los presidentes autonómicos. Todos los españoles están deseando venirse aquí a vivir, estudiar y emprender.

P. Ya que lo menciona, ¿siente el calor de los ciudadanos en el resto de España por su gestión? En otras comunidades la aclaman como 'la patrona de los hosteleros'.

R. La verdad es que sí. Todo el mundo compara y se pregunta por qué puede ir a un museo en Madrid con todas las garantías o pasar un rato agradable en una terraza o en el cine, y después vuelve a su provincia y no puede hacer absolutamente nada. Los cierres masivos no ayudan a nada con el virus.

"Todos los españoles están deseando venir aquí a vivir, estudiar y emprender"

P. ¿Ha echado en falta más apoyo en su propio partido? Porque también ha recibido críticas de barones del PP...

R. No… Yo he entendido que a falta de una estrategia nacional cada comunidad ha hecho lo que podía con las herramientas con las que contaba. En Madrid, los sectores de la hostelería, restauración y comercio son el 62% del PIB. Y, a su vez, Madrid es el motor económico de España. Y ojo, que cerrar a las once de la noche aquí sigue siendo un corte muy importante. Pero hemos permitido que la gente no termine de cerrarlo todo. Una persona con 62 años que lleva con su negocio toda la vida no puede permitirse cerrar tanto tiempo. Arruinamos a las familias. Madrid es el pulmón y si se para, paraliza todo el país.

P. ¿Cree entonces que quien le critica es porque no entiende Madrid?

R. Pues probablemente. La hostelería y la restauración en Madrid son como la industria en el País Vasco, el Xacobeo y la pesca en Galicia, o el turismo para Cataluña. España es muy plural, cada comunidad tiene su peculiaridad. En Madrid la hostelería es mucho más que unas copas. Tener todo cerrado sin ver el horizonte es muy duro.

placeholder Foto: Alejandro Martínez Vélez.
Foto: Alejandro Martínez Vélez.

P. El 4-M será su gran trampolín. Su proyección nacional es evidente y todo apunta a que se consolidará como la gran figura emergente del PP nacional. ¿Se reconoce así? ¿Optará a la presidencia del PP de Madrid?

R. El congreso regional aún lo veo lejos. Está Pío García Escudero al frente y el partido tiene una implementación muy fuerte en la sociedad. Esto tocará más adelante. Sobre el primer asunto, sí veo que las elecciones han removido el tablero nacional y afortunadamente Pablo Casado apoya que tengamos nuestra campaña. Le he pedido, por supuesto, que me acompañe, cuanto más mejor. Pero no estoy, como otros candidatos, tutelada. Y no conozco ningún presidente de la Comunidad de Madrid que se haya ido a otra cosa, salvo el caso de Gallardón, que fue ministro. Siempre pasa lo mismo con los presidentes de Madrid, porque tenemos un discurso nacional. Pero el mejor proyecto que voy a tener en mi vida es este. Estoy convencida.

"Casado está asentando el proyecto. Madrid es lo primero y será clave para España"

P. Aunque quede tiempo, ¿usted se ve presidenta del PP de Madrid? Porque sigue el debate de la tercera vía para evitar un hiperliderazgo como fue el de Aguirre.

R. El PP de Madrid es mi casa. Llevo en ella 17 años y he hecho miles de cosas. Amo mi partido, es un proyecto además que he recorrido de punta a punta. No reniego de ello, pero tampoco creo que haya que hacer las cosas en desorden. Lo normal es llegar primero a la presidencia del PP de Madrid y luego gobernar. Aquí todo ha sucedido de otra manera. Lo más importante es ser presidenta de la Comunidad y lo soy. Y en un momento, además, que el proyecto trasciende a las siglas. Primero quiero ver qué sale en las urnas, qué opina la gente. Y después ya hablaremos en el partido, hablaré con Pablo Casado y veremos qué hacemos en nuestra casa.

P. ¿Gobernará en coalición con Vox si se lo exige?

R. Yo quiero gobernar en solitario, la verdad. Quiero tener mi propio proyecto porque, cuando no lo he tenido como en este principio de legislatura, me han bloqueado muchísimas iniciativas. Necesito gobernar con políticas muy claras, empezar a bajar impuestos, seguir eliminando aquella burocracia excesiva y anacrónica, y poniendo mi proyecto en manos de consejeros que han estado en los peores momentos de Madrid. Tengo a los mejores consejeros, viceconsejeros, directores generales... Quiero tener las manos libres y no estar como hasta ahora.

placeholder Foto: Alejandro Martínez Vélez.
Foto: Alejandro Martínez Vélez.

P. ¿Vox es un partido de ultraderecha? ¿Hay algo de su programa que le preocupe?

R. Yo no estoy escuchando nada del programa que no haya oído antes en Vox. Estoy viendo que hablan de los menores no acompañados, pero no es una competencia autonómica, sino una cuestión migratoria que no depende de nosotros. Hablan de todo lo sucedido en Vallecas, que yo condeno porque la calle es de todos los políticos y de todos los partidos.

Y, sobre todo, lo que estoy disfrutando es cómo la izquierda se está despertando en Madrid y viendo que ha perdido el pulso de la calle. Eso es lo más significativo. Llegaron prometiendo estar con el débil, con el más necesitado y han fomentado todo lo contrario: la okupación, la expropiación, la intromisión en los alquileres de las casas… O apoyan a aquellos que han estado viviendo con el comercio ilegal frente a los comerciantes de a pie, que son los que pagan sus impuestos. Y no digamos las personas que están en Mercamadrid, que levantan esta ciudad y ven en ellos mentiras y que no les apoyan estando en la Moncloa.

P. ¿Usted dormiría tranquila gobernando con Rocío Monasterio?

Digo lo mismo de Ciudadanos y de Vox. Yo quiero gobernar sola porque después de la experiencia vivida… Hemos llegado aquí a la legislatura más corta de la Comunidad de Madrid, por culpa de un gobierno en coalición. Hemos llegado a la legislatura con menos poder legislativo, precisamente, por estar en coaliciones. Estábamos en bloques que no nos permitían hacer reformas que nos hacen falta.

¿Dormiría tranquila gobernando con Vox? "Digo lo mismo de Cs y de Vox. Estamos en elecciones por culpa de un gobierno en coalición"

P. ¿El PP debe asumir que Vox es su aliado natural para gobernar en España? Casado rompió amarras en la moción de censura, ¿hizo bien?

R. Pues dependiendo de las circunstancias, de cómo salgamos de estas urnas, de cómo vaya el futuro… Lo que sí que tengo claro es que hay una serie de políticas que debemos evitar. Y es la de aquellos que intentan reescribir la Historia de España, lo que han supuesto estos 40 años desde la Transición. O que buscan trasladar a las nuevas generaciones que España es un país fallido con una historia decadente, de grandes violaciones… En fin, políticas que trasladan un ataque constante a la cultura española, a la cultura del esfuerzo y del sacrificio. Ese tipo de política que entró con Podemos en las instituciones es lo que lo ha embarrado todo. Eso es para mí lo preocupante. ¿Si a los lados hemos de entendernos? A mí me parece que será el momento de pensarlo de aquí en adelante. Primero vamos a ver cómo va todo en Madrid y veremos en qué circunstancias nos vemos en el futuro.

"Tras el 4-M será el momento de pensar en entendernos con Vox. Primero veremos cómo va todo en Madrid"

P. Casado ha perdido dos elecciones generales, ¿cuántas oportunidades más debe tener el líder del PP?

R. Casado ha heredado un partido que tiene cientos de miles de afiliados, que no es fácil. Y un electorado de centro derecha totalmente fragmentado en tres partidos. Desde su llegada hemos conseguido gobernar por primera vez Andalucía, hemos crecido en Galicia… Bueno, ha habido momentos buenos y malos. Pero ahora mismo está asentando el proyecto. No es una cuestión de tantas veces, sino de evolución del partido. Y creo que el PP nacional está creciendo. En algunas encuestas se ve que ya casi empata con el PSOE a pesar del arsenal de la Moncloa.

P. Pero si hay adelanto electoral en primavera y la derecha no lograra sumar, ¿Casado puede tener una cuarta oportunidad?

R. Hablamos de supuestos y en política las cosas cambian por días. Lo que hay que ver es el resultado de Madrid, que va a ser clave para el futuro de España. Vamos a ver cómo pasan estas elecciones y después nos pondremos en otro escenario.

P. De vuelta a Madrid. ¿Cree que Ciudadanos desaparecerá definitivamente?

R. Parece que sí, pero a mí no me corresponde ni mencionarlo. Hemos sido socios hasta hace poco. Creo que hay que ser respetuosos.

placeholder Foto: Alejandro Martínez Vélez.
Foto: Alejandro Martínez Vélez.

P. ¿Teme que si entran puedan ponerse de acuerdo con Gabilondo?

R. Hemos ido a elecciones precisamente por eso. Por lo mismo que estaba ocurriendo en muchísimos municipios de la Comunidad de Madrid y se veía continuamente en la Asamblea y en las reuniones con el Gobierno de España, estábamos viendo que tenían una relación cada vez más cercana.

P. Pero el partido naranja va a la campaña apostando por reeditar el pacto con el PP.

R. No sé qué futuro tendrán. Yo les he oído una cosa y la contraria. Estoy un poco desconcertada. No sé qué puede pasar porque hay dos almas ahí dentro, que era otro de los problemas que teníamos anteriormente.

P. ¿Se fía más de Edmundo Bal que de Aguado?

R. Es que a Edmundo Bal no le conozco, no sé nada de él. No puedo ni siquiera criticarle. Todo lo contrario. No tengo una mala opinión.

P. Sobre Iglesias: ¿cómo han pasado de compartir tertulias y cañas a este enfrentamiento agresivo? La política española está en la deshumanización del adversario.

R. Lo de las cañas hay que matizarlo. Nosotros coincidimos porque me enviaron como diputada a tres tertulias de la Tuerka, a ese tinglado que tenía montado en Lavapiés... Y un día nos fuimos los tertulianos a tomar una cerveza. Luego le perdí la pista y hasta aquí hemos llegado. Hizo esto gracioso por el cumpleaños en las redes, porque cumplimos el mismo día para luego llamarme lo que me llama. Para que se vea qué personaje tan malo y tan falso. Habla desde el odio y la crispación continua. Luego dicen que yo confronto. A mí jamás se me ocurriría decir esas barbaridades. Podemos, desde que ha entrado en las instituciones, busca deslegitimar al adversario, atacarle desde el punto de vista personal, amedrentarlo, difamarlo. Y tratan con desprecio el protocolo y la institución.

placeholder Foto: Alejandro Martínez Vélez.
Foto: Alejandro Martínez Vélez.

P. Si consigue gobernar, ¿qué plan tiene para Cantó ahora que el Tribunal Constitucional confirma que se queda fuera de la lista? ¿Irá a una consejería?

R. Toni ha sido un descubrimiento para mí. Le conocí poco antes de la campaña, hemos ido juntos a varios mítines y la verdad es que la gente le adora en Madrid. Tiene un club de fans entre las mujeres y es muy querido, porque además habla muy bien. Es una persona que defiende todo con la pasión de aquellos que han visto cómo el nacionalismo ha entrado en sus comunidades autónomas, como la Comunidad Valenciana, y amenaza la convivencia. Está siendo realmente valiosa esta campaña y va a seguir con nosotros todos los días. A partir de ahí, ¿quién es más importante? ¿Cantó o la gente que venía conmigo gestionando la pandemia, una borrasca y todo lo que hemos vivido?

P. Apuesta entonces por un Gobierno de continuidad.

Sí.

P. ¿No habrá caras nuevas en su Gobierno?

R. Voy a hacer pocos cambios, porque la gente que me ha acompañado en este año y medio se ha echado a sus espaldas la gestión más difícil que se puede imaginar. No ha habido un día fácil. Tengo tanta cantera de gestores que han resuelto problemas gordísimos en las peores circunstancias... Eso es lo mejor que le puede pasar a Madrid, que sigan los que han sabido gestionar lo peor. Ahora que vienen momentos yo creo de mucha esperanza, más aún.

P. ¿Recuperará a Marta Rivera de la Cruz al frente de Cultura?

R. Marta ha sido una gran consejera. No necesito adhesiones inquebrantables, no necesito que todos mis consejeros sean todos del PP, aunque es verdad que el PP siempre ha dado muy buena cantera. Marta ha sido una mujer independiente, muy leal a Ciudadanos, y una persona que sí arrastraba voto. Me gustaría contar con ella. Ha hecho muy buen trabajo. Cuando toda la cultura estaba cerrada, las compañías, los artistas venían a Madrid a respirar. Y eso ha sido gracias a que ha tenido una política muy valiente. Y además ha hecho una cosa muy bonita: volver a situar la cultura popular en el centro.

"Telemadrid es un regalo que se da a Madrid, otras CCAA no tienen TV pública y no pasa nada"

P. Al final habrá debate en Telemadrid: ¿cómo resume su relación con la dirección de la televisión pública?

R. Podemos decir que soy el único presidente que no está diciéndole a Telemadrid lo que tiene que hacer. Es verdad que hay una independencia entre el Gobierno autonómico y Telemadrid. Y yo, mientras cumpla la ley y nos ajustemos al presupuesto determinado, bien.

P. ¿Lo de la independencia lo dice por Aguirre y Cifuentes?

R. Bueno, cada tiempo es distinto. Yo echo en falta muchas cosas que también se hacían, algunos reportajes… Antaño tenía una visión más nacional con la televisión autonómica, pero ahora como presidenta he visto que la información de proximidad es muy importante. Si hablas de un pueblo, ese fin de semana se llenan sus bares, sus tiendas. Como en Madrid pasan tantas cosas, hay tanta oferta cultural, tantos sucesos…

P. ¿Zanjamos entonces la polémica sobre aquello que dijo: "Telemadrid no es un servicio público esencial"?

R. Legalmente no lo es. Por eso se pudo permitir ir a negro sin servicios mínimos. Un servicio esencial es el transporte, la sanidad y la educación. Es un regalo que se da a Madrid porque muchas comunidades autónomas no tienen televisión pública y no pasa nada. Para un presupuesto de más de 20.000 millones, estos 80 son posibles si tiene a cambio un retorno en audiencias y en adecuarse a formatos digitales. Tiene que ser un servicio público con público para que sea viable.

Elecciones Madrid Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP)
El redactor recomienda