La vacunación abre una nueva batalla entre Sánchez y Ayuso y entra en campaña
  1. España
  2. Madrid
ELECCIONES EN MADRID

La vacunación abre una nueva batalla entre Sánchez y Ayuso y entra en campaña

La campaña para vacunar a la población ha sido desde comienzos de 2021 el gran evento que debía marcar el futuro próximo del país. La previsible cuarta ola de covid, sin embargo, llegará en plena campaña en Madrid

placeholder Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

A poco menos de un mes para que se celebren las elecciones de Madrid, la vacuna ha comenzado a copar el debate público por distintos flancos. El avance significativo que se esperaba en la administración de dosis para el mes de abril ya hacía augurar que se convertiría en uno de los temas de campaña hasta el próximo 4 de mayo. Pedro Sánchez quiso destacar el acontecimiento protagonizando una rueda de prensa poco frecuente desde Moncloa dedicada al proceso de inmunización, ensalzando la actuación de su Gobierno y dibujando un escenario muy favorable a corto plazo. Pero el movimiento fue contestado por la presidenta madrileña, que este martes reconoció que su Ejecutivo tuvo contactos por su cuenta para adquirir cargamentos de Sputnik, el fármaco ruso que todavía no ha sido aprobado en la Unión Europea.

La vacunación masiva de la población es el horizonte que desde hace meses persiguen las administraciones para empezar a salir de la crisis originada por el coronavirus. Tras un inicio marcado por las incidencias en el suministro de dosis, el Ministerio de Sanidad lleva semanas enfatizando que abril sería el mes en que las llegadas se multiplicarían y comenzaría a crecer el número de personas inmunizadas de manera relevante. La inestabilidad política ha hecho coincidir ese momento del proceso con la precampaña para los comicios regionales y los habituales choques entre la Administración central y la madrileña apuntaban a multiplicarse, como así ha sido.

Foto: Consejo de Ministros.

Ha sido en este contexto en el que el presidente del Gobierno compareció este martes ante los medios para anunciar "el principio del fin", una expresión que ya ha empleado en otros momentos de la epidemia, y detallar los hitos que Moncloa se ha fijado como objetivo en cuanto a la vacunación de la ciudadanía se refiere. Según las estimaciones precisadas por Sánchez, el 3 de mayo —un día antes de las elecciones— ya se habrán inmunizado cinco millones de personas, casi el doble que ahora, elevando el ritmo hasta alcanzar los 15 millones el 14 de junio y los 25 millones el 19 de julio.

"Vamos a lograr que 33 millones de compatriotas, el 70%, estén vacunados a finales del mes de agosto", reiteró el socialista, incidiendo en la previsión que lleva reiterando Moncloa desde comienzos de 2021. "Vacunar, vacunar y vacunar", resumió optimista. El jefe del Ejecutivo central insistió en un mensaje de positividad señalando que se ve la luz al final del túnel en plena disputa política por los comicios madrileños, que han adquirido un cariz nacional impulsado por los encontronazos constantes de ambos gobiernos.

La actuación del presidente fue recriminada rápidamente por la propia líder popular, que cargó duramente al considerar que se trataba de un "uso bochornoso de la vacunación y la pandemia". "El Gobierno de la Moncloa está una y otra vez en campaña, ahora sí que se puede vacunar de manera masiva y rápida", ironizó Díaz Ayuso, que afirmó que Sánchez "tenía en sus manos la posibilidad de hacer este tipo de anuncios" cuando previamente se había escudado en que no se podía aumentar el suministro de dosis.

Sánchez anuncia el plan de vacunación

Lo cierto es que el debate sobre la gestión de la vacunación es un tema que deja fuera de juego al resto de formaciones de Madrid y que centra el foco en PSOE y PP, los dos partidos que tienen competencias en gestión sanitaria a nivel nacional y regional, respectivamente. Como en otros momentos de la crisis del coronavirus, la disputa en este ámbito permite a ambos confrontar convirtiéndolos en los dos grandes polos, como ya sucedió durante la segunda ola de otoño.

La presidenta acusó a Sánchez de haber estado desaparecido durante meses y de haber vuelto ahora para entrar en campaña, en la que —a su juicio— se estaría sirviendo de los recursos públicos con fines electoralistas. "Veo que el presidente va a estar en la campaña desde Moncloa, utilizando todos los medios públicos de todos, todo el tiempo que sea necesario. Va a ser una campaña entre el presidente del Gobierno y el Gobierno de la Comunidad de Madrid", apostilló en referencia a la intervención del socialista, en la que este también avanzó que no tienen intención de prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo, una cuestión que se habría convertido en otro debate en pleno proceso electoral.

El anuncio de Sánchez llegó horas después de que el diario 'ABC' publicara que el Gobierno de la CAM mantuvo desde el 11 de febrero hasta tres reuniones con enviados de Rusia para abordar una posible adquisición de su vacuna, Sputnik. A una de ellas acudió el consejero de Sanidad y número dos en la lista del PP, Enrique Ruiz Escudero. El objetivo, según han relatado fuentes gubernamentales madrileñas, era "conocer la situación" de este fármaco, que a día de hoy ni siquiera ha sido aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), y estudiar un preacuerdo para todo el país.

Madrid comprará la vacuna rusa Sputnik "si tiene la opción" de poder traerla

Para dar ese paso, que supuestamente se produjo a petición de la parte rusa, estas fuentes se escudan en que era su deber para garantizar la salud de los madrileños ante la "inoperancia" de Moncloa. Lejos de retractarse, el consejero se reafirmó este martes: "Si tenemos la opción de poder traer la vacuna, lo haremos".

Durante la rueda de prensa de Sánchez, este se refirió específicamente al asunto al ser cuestionado por la prensa e instó a que los gobiernos se guíen por el principio de "lealtad". "Creo que cuando hablamos de vacunación y de la lucha contra la pandemia, estamos hablando de algo muy serio; por tanto, creo que todos los gobiernos, ya sean los autonómicos, el Gobierno de España, todos los gobiernos en Europa, tenemos que ser responsables, serios, leales y tenemos que ser también solidarios".

Foto: El consejero madrileño de Sanidad, Ruiz Escudero. (EFE)

Madrid lleva desde la desescalada posterior al confinamiento denunciando una presunta discriminación por parte del Gobierno central en la gestión de la pandemia del covid-19 que, según consideran, está motivada por cuestiones partidistas. En el caso concreto de la inmunización, Díaz Ayuso y sus consejeros ya clamaron antes de la llegada de las primeras dosis que la cantidad era insuficiente y que la comunidad necesitaba más de las previstas por Sánchez y el entonces ministro del ramo, Salvador Illa.

Sería por esta percepción por lo que habrían optado por los acercamientos con Moscú, que han sido recibidos con perplejidad por el resto de formaciones. El candidato socialista en Madrid, Ángel Gabilondo, se refirió a los hechos como un intento de "salirse del marco nacional y europeo" y tampoco fue bien recibida por Vox, cuyo portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, se preguntó por el sentido del movimiento: "Si es una mala idea, ¿para qué inician las conversaciones? Y si era buena, ¿por qué no las han concluido? No lo entiendo".

Elecciones Madrid Vacuna
El redactor recomienda