El CIS proyecta un empate entre derecha e izquierda en Madrid con Vox en el alambre
  1. España
  2. Madrid
CS se quedaría fuera

El CIS proyecta un empate entre derecha e izquierda en Madrid con Vox en el alambre

Distintos expertos han denunciado públicamente que la estimación de escaños que realiza el CIS es errónea y que habría una ventaja para izquierda de 70 a 66 escaños

placeholder Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, junto al presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, junto al presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado para los comicios madrileños del próximo 4 de mayo proyecta un empate a 68 escaños entre el bloque de la derecha (PP y Vox) y el de la izquierda (PSOE, Más Madrid y UP). Isabel Díaz Ayuso sería la más votada y lograría 59 diputados en unos comicios en los que Ciudadanos no entraría en la Asamblea al carecer de los votos necesarios para llegar al 5% de los sufragios.

El sondeo del ente que dirige José Félix Tezanos estima mejores resultados para la izquierda que el resto de encuestas, que observan a una mayoría generalizada de la derecha. En concreto, da a los socialistas de Ángel Gabilondo el 25,3% de los votos y un total de 38 escaños, lo que supondría subir un diputado (ahora se reparten cuatro más), pero descender dos puntos respecto a 2019, cuando fue el más votado.

El exministro de Educación, al que Pedro Sánchez ha rodeado de figuras en las que confía para llegar a gobernar, podría apoyarse en Más Madrid, que aguanta el tipo pese a la irrupción de Pablo Iglesias en campaña. Mónica García retendría los 20 asientos de los que gozaban en la Asamblea e incluso mejoraría en dos décimas su paso por las urnas de hace casi dos años. Subiría hasta el 14,8.

También crecería Unidas Podemos, que con la inclusión del secretario general morado ahuyentó los fantasmas que apuntaban a que no tendría representación en la Comunidad de Madrid y ahora se elevarían hasta el 8,7% de los sufragios, que podrían traducirse en 10 escaños, según la estimación de voto del CIS. Estos datos supondrían un crecimiento de 3,2 puntos respecto a 2019 y tres diputados más.

En la derecha, Díaz Ayuso se consolidaría como la candidata favorita de los madrileños y se alzaría hasta el 39,2%, lo que significaría 59 escaños para las arcas populares, unos resultados muy superiores a los que consiguió en los últimos comicios, cuando Ciudadanos disputaba el liderazgo del espectro y la candidata apenas se hizo con el 22,21% de los votos y 30 escaños. Es decir, ahora casi duplicaría los apoyos.

El problema lo encontraría la actual presidenta en las dos formaciones en las que se ha apoyado estos dos años. El Centro de Investigaciones Sociológicas deja a Cs fuera de la Asamblea y tan solo alcanzaría el 4,4% de los sufragios, seis décimas por debajo del umbral necesario para tener representación regional. El efecto Edmundo Bal no surtiría efecto y los madrileños penalizarían a la formación naranja, en claro declive nacional tras la abrupta ruptura de Díaz Ayuso con Ignacio Aguado.

Tampoco irían mucho mejor las cosas a su derecha. Rocío Monasterio se estaría viendo eclipsada por la popular y no solo no mejoraría sus resultados, sino que caería significativamente. En un contexto en el que Vox crece a nivel nacional, especialmente tras su éxito en Cataluña el pasado 14-F, ahora se desplomarían más de tres puntos, pasando del 8,86 % al 5,4, una proporción que le dejaría al borde de quedarse también sin representación, lo que podría complicar el futuro del PP a los mandos de la Comunidad de Madrid. Si obtuviera esa cantidad y no siguiera bajando, el CIS estima que alcanzaría los nueve escaños, con los que PP y Vox empatarían a 68 con la izquierda, un escenario que previsiblemente derivaría en una repetición electoral.

Las entrevistas se realizaron entre el 19 y el 28 de marzo, cuando ya estaba claramente delimitado quién sería el candidato de cada partido para los comicios y tras el frenesí de los primeros días de precampaña. De las entrevistas realizadas (4.124), el 75,2% asegura que irá a votar con toda seguridad, lo que implicaría un incremento importante en la participación respecto a 2019, cuando lo hicieron el 68,08.

El sondeo en cuestión ha generado polémica en el mundo de la demoscopia, ya que múltiples expertos del ramo, así como académicos de Ciencias Políticas, han denunciado en redes sociales y en distintos medios de comunicación que la estimación de escaños realizada por el CIS es errónea. Estos señalan que si se reparten los asientos conforme al porcentaje de votos estimado y atendiendo a los criterios de la ley electoral -uniprovincial-, no habría un empate, sino una ventaja para la izquierda que le llevaría a una mayoría absoluta de 70 diputados

Elecciones Madrid Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)
El redactor recomienda