Cs se abre a apoyar otra prórroga, pero exige a Sánchez un plan B legal a corto plazo
  1. España
EMPIEZA UNA NUEVA NEGOCIACIÓN CON EL GOBIERNO

Cs se abre a apoyar otra prórroga, pero exige a Sánchez un plan B legal a corto plazo

Para Arrimadas, es crucial un gesto con el que Sánchez garantice que está trabajando realmente en una alternativa jurídica y que tiene avanzado algún instrumento legal

placeholder Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (Pedro Ruiz)
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. (Pedro Ruiz)

Ciudadanos está abierto a negociar su apoyo para una quinta prórroga del estado de alarma. Se mantuvo en el sí durante el cuarto debate hace apenas una semana, tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno, y la idea ahora pasa por renovar nuevas condiciones de cara a una quinta vez. El partido de Inés Arrimadas exigirá un gesto a Pedro Sánchez que garantice que su Ejecutivo está trabajando realmente en un plan B jurídico y que tiene avanzado algún instrumento legal alternativo para garantizar la protección de los ciudadanos cuando la alarma decaiga.

La dirigente naranja insistió hace días en el Congreso en que mantenía su apoyo porque España no estaba preparada para abandonar la situación de excepcionalidad de manera inmediata, pero recordó que la alarma no puede ser permanente y que el Gobierno debía fajarse en crear un plan B durante las próximas dos semanas. En realidad, el propio Sánchez aseguró el pasado domingo, ante los reclamos de algunos presidentes autonómicos reticentes a que la alarma siga en pie, que tan pronto como la epidemia esté “controlada” buscará, con la participación de los grupos parlamentarios y las CCAA, una reforma en las leyes ordinarias que cumpla con ese cometido.

Fuentes de la dirección naranja explican a este diario que sus 10 diputados podrían volver a respaldar la votación, siempre y cuando existan esas garantías de que el Ejecutivo tiene una alternativa que pondría en marcha en el corto plazo y que no se mantiene acomodado en el estado de alarma. “Tiene que quedar claro que se está trabajando en algo, que hay opciones y que el Gobierno las va a implantar”, zanjan.

El Gobierno invita a Cs a sumarse a sus socios para aprobar los Presupuestos

En realidad, ese fue uno de los grandes reproches que Arrimadas hizo al reaparecer en la Cámara, a la que no volverá —como mínimo— en unas semanas por su baja de maternidad. “Necesitamos una salida ordenada del estado de alarma. Hoy nos está diciendo que si pierde esta votación, ya no tiene alternativa. Y eso no se lo puede decir a los españoles, entre otras cosas porque ustedes tienen 155 escaños”, repitió en varias ocasiones, señalando la debilidad parlamentaria de PSOE y Unidas Podemos.

Ahora, el foco podría estar en la duración de la nueva alarma. Arrimadas explicó la semana pasada que el apoyo “no era para 15 meses, sino para 15 días”. Sin embargo, como publicó este diario, el Gobierno planea cambios de calado en su futura propuesta, que podría incluir una extensión de un mes para la nueva prórroga, hasta finales de junio, con el objetivo de tener cubierto el proceso completo de desescalada. Aunque Ciudadanos no concreta cómo encajaría esta propuesta, que la presidenta no trató con Sánchez en su encuentro de ayer, sí es cierto que su verdadera exigencia pasa por que el jefe del Ejecutivo manifieste su alternativa jurídica y fije en un horizonte razonable de tiempo el final de la alarma.

En todo caso, Ciudadanos iniciará una nueva negociación en los próximos días con el Gobierno. La llamada entre Sánchez y Arrimadas de este martes se enmarca en una de las cuestiones pactadas para apoyar la cuarta prórroga —hablar semanalmente e informar al partido naranja sobre la crisis del covid-19 y los planes de Moncloa—. Y sirvió para que la formación insistiera en su hoja de ruta: ser exigente con el Ejecutivo en el cumplimiento de sus acuerdos y pensar en el interés general. Es decir: dar utilidad a sus 10 diputados y continuar influyendo en las decisiones de calado.

Foto: Pedro Sánchez, durante el pleno del Congreso del pasado 6 de mayo. (EFE)

Arrimadas también ha insistido mucho en los últimos días en la necesidad de decretar la obligatoriedad del uso de las mascarillas para contribuir a la reactivación económica. Fuentes del partido reconocen que podría ser otra de las cuestiones que se negociarán con el Gobierno, a pesar de que Fernando Simón insistía este martes en que la “verdadera mascarilla es la distancia social”, sin respaldar esta medida.

Estrategia opuesta a la del PP

Desde el apoyo del pasado miércoles, Ciudadanos mantiene un protagonismo indiscutible, que se afianza todavía más al confirmar Pablo Casado que sus 89 diputados votarán en contra de la siguiente prórroga. Los populares se mantienen en su estrategia de no negociación —“nunca negociamos el apoyo y por coherencia no podemos seguir apoyando”, recalcó el jefe de la oposición en una comparecencia este martes, cuando aseguró que la posición de su grupo “no será ya distinta al no”—.

Dicho de otra manera, con el voto en contra del PP —que se suma a Vox y otros grupos—, el Gobierno necesita el apoyo de Ciudadanos de cualquier manera, y eso hace que la posición negociadora del equipo de Arrimadas se fortalezca.

El Gobierno ve ilógico y sin sentido el rechazo del PP al estado de alarma

La distancia entre los socios de cuatro comunidades autónomas —cuyos acuerdos de gobierno no peligran en ningún caso— aumenta en la estrategia dentro del Congreso. Arrimadas está convencida de que el camino emprendido es el correcto y que su grupo, convertido en sexta fuerza y con solo 10 escaños desde el pasado noviembre, debe continuar en una postura de utilidad para los ciudadanos y arrancar medidas que sean positivas para el país.

Más aún, como explicó en una reciente entrevista con este diario, si consigue que la línea de Unidas Podemos se mantenga lejos de la política económica. De ahí que el partido naranja tampoco deseche la idea de seguir influyendo en votaciones clave como podrían ser los Presupuestos Generales. Ciudadanos fue el primer partido que en el mes de marzo habló de unas cuentas públicas de emergencia nacional para hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria, que entonces ni se acercaban a las previsiones actuales.

Foto: La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante la entrevista con El Confidencial

El partido reconoce que la mano tendida estuvo y estará, pero advierte de que en ningún caso se plantea apoyar unas cuentas o influir en un proyecto presupuestario cuyo sello sea principalmente el de Podemos. “Lo primero es consensuar las medidas económicas. No se puede empezar la casa por el tejado”, advertía Arrimadas. Eso sí, no esconde la líder naranja que se plantea tratar de influir en los aspectos económicos que plantee el Gobierno si consigue apartar al partido de Pablo Iglesias y si logra condiciones positivas, como ya hizo al desvincular las ayudas por ERTE del estado de alarma la semana pasada. Un comienzo, ya oficial, que puede tener continuidad en otros apoyos futuros y a los que no se niega ni siquiera la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Inés Arrimadas Pedro Sánchez Pablo Casado Ciudadanos Partido Popular (PP)
El redactor recomienda