APOYA LA PRÓRROGA DEL ESTADO DE ALARMA

Arrimadas se sacude las críticas: "Es un voto a conciencia. Pienso en el interés general"

La líder de Ciudadanos deja claro que "asume la responsabilidad" del voto favorable de su grupo en la cuarta prórroga del estado de alarma. "Entre ser útiles o inútiles, lo tengo claro"

Foto: La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interviene en el pleno del Congreso. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, interviene en el pleno del Congreso. (EFE)

Inés Arrimadas volvió al Congreso de los Diputados este miércoles por primera vez desde que se decretara el estado de alarma. Y lo hizo para explicar la posición de su partido en la cuarta prórroga. Una postura que no ha cambiado, seguirá siendo sí, pero que llega en medio de un intenso debate parlamentario con el Gobierno más solo que nunca. El voto favorable es fruto de una intensa negociación que ha permitido a los 10 diputados de Ciudadanos ser la clave en la continuidad del confinamiento.

La portavoz naranja dejó de acudir a las sesiones presenciales en la Cámara por su avanzado embarazo, pero en este debate decidió estar y dar explicaciones. Lo hizo desde su escaño y sin subir a la tribuna que usan el resto de oradores para minimizar riesgos. “Yo siempre voy a pensar en el interés general de los españoles. Cada vez que tengamos que decidir nuestro voto aquí pensaremos en eso”, repitió Arrimadas una y otra vez.

Arrimadas se sacude las críticas: "Es un voto a conciencia. Pienso en el interés general"

Entre ser útiles o inútiles, lo tengo claro. Y entre no hacer nada o salvar vidas y empleos, también. Nuestro voto es a conciencia. Asumo absolutamente la responsabilidad de este voto favorable para que el estado de alarma no decaiga el sábado”, zanjó la líder de Ciudadanos sacudiéndose las criticas que propios y extraños llevan lanzando desde anoche, cuando se confirmó el acuerdo alcanzado con el Ejecutivo. Incluso exdirigentes de peso como Juan Carlos Girauta comunicaron su baja del partido.

Arrimadas puso en valor la decisión de su grupo, que negoció con el Gobierno un sí a cambio de distintas condiciones. En primer lugar adecuar las ayudas por ERTE y otras prestaciones más allá del estado de alarma y que no estén vinculadas a la situación de excepcionalidad. Una cuestión a la que Pablo Casado, de hecho, se agarró también para justificar su abstención.

Ciudadanos tenía claro que si no negociaba con el Ejecutivo un voto favorable la situación continuaría siendo “el trágala” impuesto hasta ahora por Sánchez. Además, el partido naranja también exigió diálogo y contactos semanales para estar informados y consensuar las medidas del plan de desescalada que empieza a ponerse en marcha en todo el país.

“Me enfada que esta crisis no se haya gestionado bien. Y no solo por la pandemia, sino aquí, en nuestro país. Yo llamé en su día al presidente para trasladarle nuestra enorme preocupación ante la evolución del virus. Hemos sido propositivos, leales y hemos tenido sentido de Estado”, dijo Arrimadas recordando los distintos papeles y documentos que ha ido haciendo llegar a la Moncloa con aportaciones de su formación que muchas veces ni siquiera obtuvieron respuesta. “Nuestro objetivo ha sido siempre salvar vidas y empleos. Hemos demostrado mano tendida y responsabilidad. Pero no para tapar los errores y justificarlos. Hemos sido y seguiremos siendo críticos con los enormes errores. Pero tendemos la mano para intentar que se corrijan y eso es lo que se vota hoy aquí”, explicó la líder de Ciudadanos.

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, asiste al pleno del Congreso este miércoles. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, asiste al pleno del Congreso este miércoles. (EFE)

Y el motivo no era otro que recordar que la votación de este miércoles sirve para que el estado de alarma no decaiga en el fin de semana sin que haya un plan B puesto en marcha. “No votamos una investidura del señor Sánchez y el señor Iglesias. Habrá quien diga o piense que la votación de hoy sirve para tumbar al Gobierno. No es verdad”, insistió Arrimadas, recordando que en aquella votación su postura fue un no rotundo.

“Nuestra obligación es conseguir cosas buenas para los españoles, ser útiles”, reiteró una y otra vez recalcando las condiciones que arrancó su partido al Gobierno para dar un voto favorable y que, unido al sí del PNV, hizo que los diputados del PP fueran irrelevantes. “Los españoles nos están mirando. Y no ven humildad, rectificación, no ven manos tendidas. Ven bronca. Y esta es la oportunidad de decirle al mundo que España puede enderezar el rumbo. No nos merecemos estos datos. No estaban en nuestro destino el número de fallecidos y los contagios de sanitarios”, defendió.

Después de justificar el sí de sus 10 diputados, Arrimadas recordó que la prórroga que se aprobará este miércoles —la cuarta— “no es para quince meses, sino para quince días”. E insistió, como ya hicieran otros portavoces antes y después de ella, en que el Gobierno tiene que preparar ya otro plan para cuando decaiga el estado de alarma. De hecho, otro de los puntos pactados fue ese: el de dejar escrito que el estado de alarma solo debe alargarse durante el tiempo “estrictamente necesario”.

Necesitamos una salida ordenada del estado de alarma, que sirve para lo que sirve, y debe utilizarse para lo que debe utilizarse. No para cerrar el portal de transparencia, para hacer nombramientos o para tramitar por la puerta de atrás una ley educativa”, recalcó Arrimadas. Reprochó al presidente haber reconocido que “no tiene alternativa”, recordando a Sánchez que los dos partidos que sostienen al Gobierno suman 155 escaños, muy lejos de la mayoría. “Nos está diciendo que si un día usted pierde una votación, ya no tiene alternativa”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
80 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios