Abascal vota en contra de la prórroga y abre el debate sobre una moción de censura
  1. España
"LAMENTA" LA POSICIÓN DE PP Y CIUDADANOS

Abascal vota en contra de la prórroga y abre el debate sobre una moción de censura

El líder de Vox asegura que "no descarta" plantear una moción de censura para que el Congreso se retrate sobre la continuidad del actual Gobierno mientras mira a Casado

placeholder Foto: El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su turno de palabra en la tribuna del Congreso. (EFE)
El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su turno de palabra en la tribuna del Congreso. (EFE)

El voto de Vox no era ninguna sorpresa. Como ya hizo en las últimas dos prórrogas del estado de alarma, la tercera fuerza parlamentaria votó en contra de mantener la situación de excepcionalidad. “¿Hasta cuándo quiere mantenerlo, hasta diciembre?”, se preguntó Santiago Abascal desde la tribuna del Congreso, lanzando un claro mensaje a PP y Ciudadanos, tras conocer que el primero se decantó por la abstención. “Solo puedo decir que lo lamento”.

No fue el único recado que envió al resto de la oposición y especialmente a Pablo Casado. “Estamos a tiempo de impedir que se agrave la situación que ha creado este Gobierno. Aún podemos impulsar un Gobierno de emergencia nacional que lidere el país hasta las próximas elecciones”, dijo Abascal advirtiendo a Pedro Sánchez de que su objetivo no pasaba por liderarlo, pero sí por impulsarlo.

Y volvió a mirar al líder del PP. “No descarto una moción de censura para que los españoles sepan quiénes son los diputados que quieren mantener y dar continuidad a este Gobierno ruinoso. La responsabilidad en este paso es del primer partido de la oposición, pero si delega, quizá tenga que hacerlo el siguiente”, manifestó Abascal abriendo definitivamente el debate de una moción de censura.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, este miércoles en el Congreso. (EFE)

Abascal defendió la posición de su grupo. “Nuestro voto no pondrá la suerte de los españoles en sus manos. Y fíjese, aunque tuviéramos que desaparecer como partido no contribuiremos a afianzar en el poder a quienes desprecian la vida y la nación. A todos los que nos han llevado al mayor desastre”, reiteró.

Tal vez porque no era una postura novedosa, el líder de Vox se decidió por dedicar la mayor parte de su intervención a hablar de Pablo Iglesias. Le afeó una vez más —como ya lo hizo la pasada semana tras el rifirrafe del vicepresidente con una diputada de su formación— “los insultos” a su partido y le acusó de ser “un negacionista de todos los crímenes del comunismo, esa ideología criminal”.

“No vamos a ceder a sus amenazas chequistas, porque además nos tranquiliza cada vez que sube a la tribuna y millones de españoles ven sus obsesiones patológicas con los años treinta del siglo pasado”, afirmó Abascal, centrando la responsabilidad del vicepresidente en la gestión de las residencias de ancianos, uno de los focos más terribles de la pandemia en España.

Foto: Pedro Sánchez, durante su intervención en el pleno de este 6 de mayo en el Congreso. (EFE)

“A ver si así lo entienden. Han muerto diez veces más españoles que los que asesinaron sus ídolos en Paracuellos. Pablo Iglesias nos contó el 19 de marzo que se erigía responsable de lo que ocurriera en las residencias. Por eso, le acusamos del horror de la gestión”, zanjó Abascal. Se dirigió después al presidente del Gobierno para asegurar que en toda su trayectoria política “solo le he oído una verdad, que además comparto”. Y que fue, continuó, “que no dormiría tranquilo si Podemos formara parte del Gobierno”.

No se paró ahí. También atacó al ministro del Interior, Fernando Frande-Marlaska, por “haber impedido una manifestación hace días en coches individuales con banderas de España”, y advirtiendo al ministro de que Vox impulsará esas movilizaciones en las principales ciudades de toda España, exigiendo a Marlaska saber si pedirá impedirlas de nuevo.

Santiago Abascal Vox Pablo Casado Partido Popular (PP) Moción de censura Pedro Sánchez
El redactor recomienda