DISTANCIAMIENTO CON GOBIERNO Y OPOSICIÓN

Vox rompe con todo: diputados al Congreso, sin apoyar la prórroga ni hablar con Sánchez

El partido de Abascal se desmarca. No se puso al teléfono con el presidente ni tampoco apoyará la prórroga del estado de alarma. Además, su grupo rompe el confinamiento y vuelve a la Cámara

Foto: Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros y Macarena Olona, en el Congreso, este lunes. (EFE)
Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros y Macarena Olona, en el Congreso, este lunes. (EFE)
Adelantado en

Una quincena de diputados de Vox volvieron a sus despachos del Congreso este lunes, incluido el presidente de la formación, Santiago Abascal —que ya estuvo en la Cámara la pasada semana—, y los portavoces, Iván Espinosa de los Monteros y Macarena Olona. A pesar del confinamiento que afecta a toda la población por el decreto del estado de alarma y el debate abierto en canal sobre si el Congreso debe continuar con su actividad de forma telemática (hasta ahora, los plenos y la comisión de Sanidad se celebran de forma presencial, igual que la Junta de Portavoces lo hará este mismo martes), el partido de Abascal ha decidido también romper la baraja en este sentido.

La formación entiende que la parálisis no puede afectar a las instituciones constitucionales y que es “obligación y responsabilidad” de los parlamentarios acudir a su puesto de trabajo, asegurando que todos ellos “cumplen” con los protocolos establecidos y las medidas de distanciamiento. Vox considera que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos ha dado un “golpe institucional” y que utiliza el estado de alarma para, entre otras cosas, “amordazar al Congreso”. De hecho, el partido insiste en que espera que el próximo jueves la Cámara “vuelva a la normalidad y la voz de los españoles pueda ser escuchada”, sin aclarar si eso significa que sus 52 diputados estarán de forma presencial en el hemiciclo.

Lo que ya está claro es que el partido de Abascal no apoyará por primera vez la prórroga del confinamiento, hasta el 26 de abril, anunciada por Sánchez con el objetivo de frenar la propagación del virus antes de que se empiecen a relajar las medidas de relaciones sociales y económicas. El Ejecutivo entiende que no es posible dar ningún paso en falso y la oposición, hasta ahora, se mantenía en la unanimidad. PP y Ciudadanos sí respaldarán la prórroga del estado de alarma, aunque han puesto en duda su apoyo a la convalidación de los decretos económicos del Gobierno. “Una cosa son las medidas sanitarias y otra, las económicas”, insisten en estas dos formaciones.

En realidad, Vox ya ha declarado oficialmente la “ruptura” absoluta con el Gobierno. El mismo sábado en que Sánchez —tras 10 días sin comunicarse con la oposición y actuando de forma unilateral— emprendió una ronda de contactos con los distintos líderes para comunicarles que ampliaría otras dos semanas la reclusión de los españoles en sus casas, Abascal decidió no responder la llamada del presidente del Gobierno.

Explicó sus motivos en una carta en línea con lo que defendió también su eurodiputado, Jorge Buxadé, tras la reunión del comité de acción política del partido este lunes. Vox acusa al Gobierno de haber cambiado unilateralmente las condiciones del estado de alarma y lo llegó a tildar de “trilero, desleal y directamente antidemocrático”. La formación reprocha duramente a Sánchez haber llevado la aprobación de la primera prórroga al Congreso para, 48 horas después, “modificar las condiciones”. Esta razón se suma a la exigencia de que dimita el Gobierno en bloque, dando paso a uno de emergencia nacional, condición sin la cual Vox no se plantea dar su apoyo al confinamiento.

El presidente de Vox, Santiago Abascal. (EFE)
El presidente de Vox, Santiago Abascal. (EFE)

En realidad, los votos de los 52 diputados de Vox no son necesarios cuantitativamente para que la propuesta del Ejecutivo salga adelante. Basta el apoyo del PP, al que se suma el de otras formaciones. Sin embargo, en el pleno que tendrá lugar el Jueves Santo, todos los actores políticos pondrán encima de la mesa su postura a través de ese voto en mitad de una situación sin precedentes en España: más del 13.000 muertos a causa de una pandemia en pocas semanas.

Vox ha decidido romper con todo. Ya lo hizo rechazando la conversación con el presidente y reitera su posición, confirmando que no apoyará la ampliación del estado de alarma. Además, el partido de Abascal ha decidido pasar a la ofensiva jurídica y no esperará a que las cosas estén más enderezadas y haya luz al final del túnel. Por eso, este mismo lunes, avanzó que el partido recurrirá al Tribunal Constitucional las condiciones aprobadas en el estado de alarma, al entender que muchas de ellas están claramente dentro de los límites del estado de excepción, y anunció que emprenderá acciones judiciales contra el Gobierno y otros cargos públicos por su gestión y los “delitos dolosos” que se hayan podido cometer.

No dieron detalles, porque aseguran que están estudiando caso por caso (teniendo en cuenta también los aforamientos con que cuentan algunos de los miembros) para “fundamentar muy bien las acciones legales y facilitar la instrucción”, según confirmó Buxadé. Pero a lo largo de la semana, ya esperan tener novedades.

Vox considera que la única salida a la crisis actual es la dimisión del Ejecutivo, que se forme un nuevo Gobierno de emergencia nacional y, además, exige a Sánchez “pagar las nóminas a todos los trabajadores y autónomos a los que ha obligado a quedarse en casa”. Solo bajo estas condiciones, insisten desde el partido de ultraderecha, podrían apoyar la prórroga del estado de alarma.

Como ejemplo de que endurecerá aún más su oposición, publicó un tuit con un montaje fotográfico: un montón de féretros sobre la Gran Vía de Madrid. "Los españoles están haciendo muchas imágenes de manera espontánea. Esta retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar". Inicialmente, Vox no advirtió de que era un montaje pero lo hizo después de que el autor de la fotografía original se desvinculara. Según el partido de Abascal, "el Gobierno está realizando una campaña para ocultar la tragedia que están sufriendo miles de familias para evitar que haya consecuencias políticas de su nefasta gestión".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
108 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios