LA OPOSICIÓN, CLAVE EN EL FUTURO POLÍTICO

Frialdad en el PP ante la reedición de un gran pacto con un Cs volcado y Vox fuera de todo

En el PP entienden que la época es distinta y que la respuesta está en el sistema económico, las instituciones y la UE. Arrimadas cree que es el único camino y Abascal... se desentiende

Foto: El presidente del Gobierno durante su comparecencia. (Reuters)
El presidente del Gobierno durante su comparecencia. (Reuters)
Adelantado en

El presidente del Gobierno la definió como la "gran crisis de nuestras vidas" cuando compareció este sábado para confirmar que el confinamiento actual durará, al menos, hasta el 26 de abril. Y además de las consecuencias que ya está teniendo en el ámbito social, sanitario y económico, el tablero de la política nacional podrá sufrir importantes cambios a partir de ahora. Pedro Sánchez enunció una idea lanzada desde El Confidencial y que llevaba días en el aire: unos nuevos Pactos de la Moncloa para "relanzar y reconstruir" la economía y el tejido social, y "evitar el bloqueo del país".

El anuncio venía a enmendar también la actitud unilateral que ha caracterizado en los últimos días al Ejecutivo. La oposición del centro derecha jugará un papel clave y, por ahora, la conclusión es que no hay unanimidad y que podría no haberla. El PP ha dejado claro que respaldará las medidas del Gobierno encaminadas a contener la propagación del virus. Su apoyo para alargar el confinamiento de la población está garantizado. Pero la última propuesta de un gran pacto nacional "de todos los partidos con independencia de su ideología" —según dijo Sánchez— ha sido recibida en las filas populares con mucha más frialdad.

Fuentes del entorno de Pablo Casado insisten en que la comparación de los Pactos de la Moncloa, promovidos por Adolfo Suárez en 1977 ante la crisis económica que amenazaba a la propia Transición, tienen poco que ver con la situación actual. Aseguran que "la época no es la misma" y que ahora mismo "existe un sistema que funciona" y que permitió superar la crisis de 1996 y la posterior de 2011.

Fotografía facilitada por el PP de su presidente, Pablo Casado. (Tarek/PP)
Fotografía facilitada por el PP de su presidente, Pablo Casado. (Tarek/PP)

Los populares consideran que la "mejor fórmula" para salir de la crisis actual provocada por el Covid-19 pasa por la Unión Europea, acompañado del sistema económico laboral y de las instituciones políticas. Pero, por ahora, no revelan ninguna intención de recoger el guante del presidente.

"O grandes acuerdos o caos"

En la oposición las posturas también están muy diferenciadas. Ciudadanos, de hecho, buscó impulsar la iniciativa enviando una carta a Sánchez el mismo sábado por la mañana en la que Inés Arrimadas pedía poner en marcha unos "Pactos de Reconstrucción Nacional" con la idea de reeditar los Pactos de la Moncloa para el siglo XXI. En el entorno de la líder naranja consideran que es la única salida: "O grandes acuerdos o caos", insisten. A diferencia del PP, Arrimadas está convencida de que el único camino posible es una hoja de ruta común entre partidos y agentes sociales, consciente de que los apoyos recabados hasta ahora por Sánchez —en su investidura y tejidos de cara a la legislatura— no serán suficientes.

Ciudadanos llevaba días sumándose a la crítica de la unilateralidad del presidente del Gobierno aunque, por ahora, no ha negado su apoyo a ninguno de los decretos como sí anticipó el PP hace días. "El camino de los últimos 10 días no es el adecuado y parece que se ha dado cuenta. Tiene que dialogar con la oposición y, después, exigir el apoyo", insisten en el partido naranja, a la espera de los detalles del acuerdo que Sánchez anunció que pretende impulsar.

El jefe del Ejecutivo dejó claro que se necesitarán "tomar decisiones trascendentales que condicionarán el futuro de los más jóvenes", de modo, insistió, que "hará falta una unidad mucho más fuerte y compacta". El partido de Arrimadas desconfía de la facción gubernamental de Unidas Podemos, reticente a que los grandes acuerdos dependan del centro derecha. Del mismo modo, fuentes cercanas a la presidenta de Ciudadanos reconocían una cierta expectativa por la reacción del PP, temiendo, según explican, que mire "de reojo" a Vox.

El partido de Santiago Abascal ha endurecido su postura de los últimos días hasta el punto de que ni siquiera cogió el teléfono a Sánchez este sábado en la ronda de contactos con los líderes políticos para trasladar la decisión de prorrogar el confinamiento 15 días más. A pesar de la situación sin precedentes en la que se encuentra el país, Vox despachó su decisión con una carta en la que explicó "los 10 motivos" que le llevaron a no responder la llamada del presidente del Gobierno.

El partido de Abascal reprocha a Sánchez "haber cambiado las condiciones del estado de alarma de forma unilateral" para, a su juicio, "contentar a separatistas y a la extrema izquierda". Entre otras cosas, Vox considera que el Gobierno no puede seguir manteniendo en sus puestos a determinadas personas "que han demostrado una negligencia absoluta" en la gestión de la crisis (ya en los últimos plenos pidieron el cese de Carmen Calvo, Pablo Iglesias, y Fernando Simón), a los que hace "responsables" de los más de 11.700 muertos que acumula España desde este sábado. De hecho, según la carta publicada por el partido de ultraderecha, "la única comunicación que esperamos del Ejecutivo es su dimisión para dar paso a un Gobierno de emergencia nacional".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios