ADVIERTE de QUE NO CONVALIDARÁ LOS DECRETOS

Casado se planta y exige cambios para seguir apoyando al Gobierno: "Esto no es un trágala"

El PP se desmarca de la última decisión del Gobierno sobre el cierre de toda actividad no esencial y el permiso retribuido recuperable. Si no hay cambios, no apoyará la convalidación en el Congreso

Foto: Fotografía facilitada por el PP de su presidente, Pablo Casado, durante la rueda de prensa telemática. (EFE)
Fotografía facilitada por el PP de su presidente, Pablo Casado, durante la rueda de prensa telemática. (EFE)

“Así no”. El presidente del PP, Pablo Casado, compareció este lunes en la sede de su formación y avanzó que si no se modifican los reales decretos más recientes del Gobierno —que paralizan la economía y toman decisiones drásticas sobre despidos y empresas—, sus diputados no apoyarán la convalidación de los mismos en el Congreso.

El líder de la oposición insistió en que la lealtad del PP seguirá siendo la misma en las medidas sanitarias, “si hay un confinamiento elevado para acotar los contagios, estaremos a favor”, pero dejó claro que la interlocución con la oposición es indispensable para continuar dando respaldo al Ejecutivo. “Ya hemos visto que sus socios no lo apoyan”, dijo en referencia a las formaciones nacionalistas, que no dieron el sí en el último pleno y de las que Pedro Sánchez dependerá si el apoyo del PP no está garantizado.

Casado no vaciló en sus declaraciones y dejó clara la posición del PP. No están de acuerdo con las últimas decisiones tomadas por el Gobierno de cerrar por completo la actividad económica no esencial —“hay que ver autonomía a autonomía, y sector productivo a sector productivo”, explicó— y, sobre todo, dijo el líder popular, “no estamos de acuerdo con quiénes pagan la medida, es decir, las empresas y los trabajadores”, zanjó. Casado reiteró que el 90% de las empresas en España son pymes, y una gran mayoría de estas, micropymes.

En ese sentido, dejó claro que muchas tienen “pocos trabajadores” y que el Gobierno lo que les ha dicho es: “Usted paga ese sueldo y ya recuperará la actividad en un plazo, además, demasiado corto'. Algo que nos parece tremendamente injusto e inasumible para muchas de ellas”, advirtiendo de que una inmensa mayoría de empresas pueden verse abocadas al cierre.

Casado aseguró que los reales decretos están llegando “como un trágala”, asegurando que el PP “no puede seguir remando si lo que vemos al fondo es una cascada”. Por eso, insistió, todavía hay 15 días para modificar estas cuestiones y “no llevarnos por delante todo el sistema productivo del país”.

La otra gran crítica del jefe de la oposición se basó en “la falta de transparencia y lealtad” que el Gobierno está demostrando con aquellos partidos que lo apoyan y especialmente con los presidentes de las comunidades autónomas. Reprochó que todos ellos se enteraran el fin de semana de decisiones tan trascendentes en vez de haber sido informados previamente e incluso haber consensuado con las distintas autonomías las medidas a tomar y los sectores que se verían afectados.

Y no solo eso. Casado acusó al Gobierno de “no estar siendo leal” y aseguró que la información que hasta el momento ha recibido —tanto en conversaciones directas con el presidente como la que recibieron todos los grupos en el Congreso— “no ha sido cierta”. El líder del PP aseguró que no es posible continuar al lado del Ejecutivo “con mentiras encima de la mesa”, recordando que justo hace una semana era el Gobierno el que pedía al resto de formaciones no condicionar su apoyo a la prórroga del estado de alarma pidiendo el cierre total de la actividad no esencial u otras cuestiones. “Llevamos 20 días enterándonos de todo por la prensa. No podemos remar en la misma dirección si vamos al precipicio”.

Arrimadas exige una reunión de partidos

Las críticas de la oposición empezaron en la mañana de este lunes también de la mano de Ciudadanos. Inés Arrimadas reprochó al presidente del Gobierno que “medidas tan importantes” como las anunciadas ayer se tomen “con improvisación en vez de con consenso” y exigió, una vez más, que Sánchez se reúna con los líderes de los distintos partidos políticos.

Como Casado, la presidenta de Ciudadanos insistió en la necesidad de tener “unidad y consenso”, especialmente en lo respectivo a medidas que después tienen que ser convalidadas por los distintos grupos en el Congreso. “Nosotros vamos a continuar con una actitud de muchísima lealtad, pero la preocupación y la inseguridad jurídica están creciendo. Y todas las medidas tienen que ser consensuadas previamente y medir el impacto real en la economía”, zanjó.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
67 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios