NO PONE EN DUDA LA COALICIÓN EN EUSKADI

Cs no cambia su hoja de ruta tras apoyar la prórroga: los pactos con el PP siguen intactos

No hay debate sobre la coalición en Euskadi o los pactos autonómicos. El partido no se plantea un giro político en ningún caso e insiste en que es un apoyo puntual a Sánchez

Foto: La portavoz de Cs, Inés Arrimadas, en el Congreso. (EFE)
La portavoz de Cs, Inés Arrimadas, en el Congreso. (EFE)
Adelantado en

El apoyo de Ciudadanos a la prórroga del estado de alarma no alterará la hoja de ruta emprendida tras las elecciones autonómicas y municipales de 2019. El voto favorable que defendió Inés Arrimadas en persona —garantizando una mayoría parlamentaria crucial para Pedro Sánchez— no implicará giros políticos de otra naturaleza en el corto y medio plazo. Dicho de otra manera: el partido no se plantea en ningún caso romper la coalición con el PP para las elecciones del País Vasco ni tampoco romper los gobiernos de coalición en las autonomías.

El debate de la cuarta prórroga del estado de alarma agitó el tablero político por los cambios de otras formaciones. Sobre todo, ante la duda de lo que haría el PP, que finalmente optó por la abstención y no se sumó al no de Vox. Y también por lo que hizo ERC, rompiendo el bloque de la investidura y dejando entrever que existen otras mayorías alternativas. La geometría variable. Sin embargo, el partido naranja tiene claro que esto ha sido “una votación circunstancial y puntal” que no influirá en el resto de acuerdos.

Cs no cambia su hoja de ruta tras apoyar la prórroga: los pactos con el PP siguen intactos

Por eso, después de no haber ido al hemiciclo desde que se declarara el estado de alarma por su embarazo, quiso ser la propia Arrimadas la que acudiera a explicar la postura. El voto es el mismo que el de las pasadas semanas. Pero ante las críticas levantadas en la oposición e incluso dentro de su partido —con bajas de notables exdirigentes como Juan Carlos Girauta—, la portavoz decidió asumir “la responsabilidad” de la decisión y recalcar que se trata de un “voto a conciencia”. Insistió en que lo que se votaba no era una investidura de Sánchez e Iglesias, ni tampoco votar en contra serviría “para tumbar al Gobierno”.

Se empeñó en dejar claro que lo que se votaba era impedir que el sábado decayera el estado de alarma, sosteniendo que España no está preparada todavía para renunciar al mando único y al control de la libre circulación de los ciudadanos. Pero más allá del acuerdo puntual con el Ejecutivo, fuentes de la cúpula naranja recalcan que no se trató de una “postura de partido” ni un cambio de estrategia. “Se votaba la prolongación del estado de alarma. Ni más ni menos. No es un nuevo debate dentro del partido”, insisten a este diario desde el entorno de Arrimadas.

La ventana al centro

Aun así, en la formación no niegan que haber dado utilidad a los 10 diputados consiguió dar relevancia y visibilidad a la postura del partido. Y en ese sentido reconocen que el objetivo de Ciudadanos será, por encima de ideologías y la disconformidad con el Gobierno de coalición que une al PSOE y a Unidas Podemos, pensar en el interés general de España. Consideran que la postura del PP, que dejó de apoyar a Sánchez para pasarse a la abstención, tuvo mucho que ver “con mirar de reojo a Vox” y capitalizar las críticas al presidente. “Nosotros creemos que eso no es así. No es incompatible criticar a Sánchez como el que más y, al mismo tiempo, votar lo que creemos que es mejor para el conjunto de España”, insisten.

La decisión, en todo caso, alejó del partido a dirigentes como Girauta (que criticó abiertamente que Ciudadanos sea un partido bisagra, capaz de pactar a derecha e izquierda) y recabó aplausos de los dirigentes críticos, más cercanos al ala socialdemócrata, como el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, o el eurodiputado Luis Garicano. Incluso otros exdirigentes como Toni Roldán abrazaron la postura.

En el entorno de Arrimadas insisten en quitar importancia a esta situación y recalcan que “un partido de centro siempre acumula críticas de un lado y otro”. Reconocen que la dificultad de su postura “siempre es explicar los matices” y en el partido cierran filas con el discurso de Arrimadas explicando el porqué del apoyo al Gobierno en esta ocasión. “Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Lo importante era que lo explicara bien y lo hizo, señalando que no se trataba de una investidura, sino de una votación puntual y necesaria en la que Ciudadanos tiene opinión propia”.

Las CCAA y el caso aparte de Madrid

No hay debate al respecto. Como no lo hay para la coalición electoral en Euskadi. Un pacto avalado y dirigido ya por Arrimadas, aunque todavía no fuera presidenta electa en ese momento. En el caso de los gobiernos autonómicos, el partido descarta cualquier consecuencia al respecto. No ve ninguna alteración, ni que la relación con el PP pueda deteriorarse.

El caso de la Comunidad de Madrid es un punto y aparte. La discusión entre Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado sobre si la región debía solicitar o no pasar a la fase 1 de la desescalada es un ejemplo más de los desencuentros que mantienen los socios de gobierno desde el primer momento y que han continuado en la gestión de la crisis del coronavirus. En la formación, hay dirigentes que dudan del final que tendrá el pacto madrileño, pero lo desvinculan por completo del partido y de su hoja de ruta general.

Con respecto al resto de autonomías, la dirección nacional considera que no hay ninguna novedad que pueda ponerlos en peligro. El andaluz que encabeza Juanma Moreno Bonilla y cuyo vicepresidente es Juan Marín, de Ciudadanos, terminó con 40 años de gobiernos socialistas en la Junta y se ha convertido en uno de los ejemplos más sonados dentro de la formación naranja.

Tampoco está en duda el de Castilla y León, a pesar de que en su día Igea manifestó la posibilidad de pactar con el PSOE en esa comunidad. “El Gobierno funciona y las cosas van bien”, recalcan. Y en Murcia, con Isabel Franco en la vicepresidencia, donde se planteó también la posibilidad de un pacto con los socialistas (que enseguida fue descartado para gobernar con el popular Fernando López Miras), descartan cualquier debate acerca de un cambio en el Gobierno.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios