la restauración de una obra maldita

Cara a cara con la Piedad que Miguel Ángel quiso destruir

La esculpió ya anciano y no por encargo, si no para su propia tumba. Sin embargo, el resultado no le convenció y, a martillazos, Miguel Ángel arremetió contra la figura para destruirla

Por EFE
Cara a cara con la Piedad que Miguel Ángel quiso destruir