"Hablé con Casado en privado de mi intención de presidir el PP de Madrid"
  1. España
  2. Madrid
ENTREVISTA A DÍAZ AYUSO

"Hablé con Casado en privado de mi intención de presidir el PP de Madrid"

La presidenta reivindica su derecho a liderar el partido como el resto de presidentes autonómicos. Reconoce que con Sánchez la relación ha ido a peor por el "acoso"

Foto: Foto: Daniel González.
Foto: Daniel González.

Nos recibe en la Puerta del Sol con el ruido de fondo de una de las muchas manifestaciones que hay a diario. La mayoría, comenta, son “contra el Gobierno”. Ayuso tiene claro que los ciudadanos no van a "aguantar" mucho más. Describe al presidente como el “más autoritario” desde la dictadura y reconoce que la relación entre ambos ha ido cada vez a peor. Cuando habla de los suyos, el PP, el tono cambia. Defiende que quiere presidir el partido en Madrid para contagiar la “ilusión del 4 de mayo”. No entiende la polémica con la dirección nacional y deja claro que no se enfrentará a nadie por este asunto. Con Almeida, menos.

Insiste en que su sitio está en Madrid y no se ve en un futurible “cara a cara” contra la vicepresidenta Yolanda Díaz para ser la primera presidenta de España. Su filosofía: eliminar impuestos para crear riqueza. Hoy anuncia una rebaja histórica del IRPF que ahorrará a los madrileños más de 300 millones de euros.

Foto: Foto: Daniel González.
"No puedo negociar nada con Vox que sepa que es perjudicial para Madrid"
Ignacio S. Calleja Pilar Gómez Fotografía: Daniel González Vídeo: Giulio Piantadosi Vídeo: Patricia Seijas

PREGUNTA. Su 'alter ego' es Pedro Sánchez, pero la actualidad me lleva a que empecemos por lo que está pasando en torno a la presidencia del PP de Madrid.

RESPUESTA. Lo único que he hecho en este asunto es trasladar mi intención de presentarme al congreso del PP de Madrid para liderar la organización. Me presento a las urnas por coherencia y responsabilidad con los electores, algo que además han hecho mis compañeros en el resto de comunidad autónomas.

P. ¿Lo ha hablado con Pablo Casado?

R. Hablo con el presidente con frecuencia y hablé con él en privado sobre mi intención de presentarme al congreso antes de anunciarlo públicamente.

P. ¿Su relación sigue siendo buena pese a la tensión con Génova por este asunto?

R. Sí. Es cierto que en torno al congreso siempre hay muchos rumores, porque, además, si no, no sería el PP de Madrid; pero nuestra relación es la misma desde los casi 17 años que llevamos juntos.

P. Habla de rumores. ¿Era también un rumor que pretendía disputar el liderazgo al presidente del PP?

R. Yo desconozco en qué momento empecé a leer en titulares algo similar. Jamás lo habrán oído en mi boca. Jamás se me ocurriría disputar el liderazgo a quien lo tiene, y estoy al servicio de España desde Madrid. Represento al Gobierno que España se está perdiendo y sé que es el Gobierno que tendrá Pablo Casado cuando llegue a la Moncloa: impuestos bajos, empresa, familia, unidad, diálogo, prosperidad… Esta es mi visión desde Madrid. Es cierto que el mensaje del presidente de una comunidad autónoma, y especialmente el de Madrid, tiene que ser nacional, pero es absolutamente incierto que yo haya perdido la perspectiva de cuál es mi sitio.

P. Entonces, ¿los problemas son con el secretario general, Teodoro García Egea?

R. Bueno, ahora estamos teniendo una serie de tiranteces por las gestoras, por los tiempos que se han establecido para el congreso… Pero yo creo que lo importante, como ocurre en las cosas de la familia, es el resultado final. Yo apelo a la unidad, a no movernos ni una coma del mensaje importante: somos la alternativa, somos el Gobierno que España se está perdiendo. Y eso es para lo que nos están ahora mismo señalando los ciudadanos, somos una alternativa de un Gobierno que es incapaz de garantizar el suministro energético, que es el más autoritario y que está deteriorando gravemente la imagen de España.

P. No hay que mirarse al ombligo, como dijo Casado…

R. Es tan importante el momento que estamos viviendo que solo podemos estar en eso y en nada más que eso.

Foto: Entrevista a Pablo Casado. (David Mudarra)
"Nadie ha apostado por Ayuso más que yo, pero no es momento de mirarnos el ombligo"
Pilar Gómez Vídeo: Patricia Seijas Vídeo: Giulio Piantadosi

P. ¿También contó al secretario general sus intenciones?

R. Por supuesto. La dirección nacional de mi partido conocía mi intención de presentarme al congreso, de hecho, el propio secretario general se manifestó en público al respecto de manera muy clara el pasado mes de junio en una entrevista de televisión.

P. Sus afines aseguran que la gestora que preside Pío García-Escudero en Madrid podría estar en una situación irregular. ¿Se ha llegado a plantear presentar una denuncia?

R. La actual dirección del PP de Madrid está haciendo su trabajo y yo lo único que he dicho es que tengo el legítimo derecho a presentarme a presidir el partido, lo cual es algo totalmente normal y natural.

P. ¿Por qué entonces siempre la sensación es de guerra?

R. Yo quiero trasladar la ilusión del 4 de mayo a toda la organización, quiero que suceda lo mismo en el resto de las comunidades y que estemos unidos en torno a un mensaje que removió a la afiliación y el votante por todo el país.

P. ¿Tiene alguna duda de que será la candidata por Madrid en 2023?

R. Eso lo tiene que decir el PP, por eso me someto a su democracia interna.

P. ¿De la mano del alcalde de Madrid, Martínez-Almeida?

R. Siempre tenemos que ir de la mano, somos un tique en Madrid que se tiene que cuidar por encima de todo. No entraré a ningún enfrentamiento por esta cuestión y menos con el alcalde de Madrid, con el que tengo una relación inmejorable. Hacemos un tándem ganador.

P. Ahora vamos con Pedro Sánchez. El Constitucional ha tumbado el estado de alarma, ¿se siente legitimada en su gestión de la pandemia?

R. Estamos ante el Gobierno más autoritario que hemos tenido en democracia, no habíamos vivido una situación semejante desde la dictadura. Este Gobierno lleva el Parlamento y todas las instituciones siempre al límite. Además de evitar comparecer constantemente, de no dar ruedas de prensa, de aplicar todo tipo de decretos (llevamos casi 100 en dos legislaturas), no ha puesto en marcha una ley de pandemias para unificar la estrategia nacional y ha abocado todas las instituciones a esta situación.

"El presidente ha arrinconado la Justicia"

El presidente ha arrinconado la Justicia. Lo hemos visto con el 'procés', con los indultos a políticos que han delinquido. Lo hace con todas las decisiones de los tribunales que no les son favorables, con todas las instituciones que les recuerdan dónde están los contrapesos de la democracia, con las propias comunidades autónomas que ideológicamente no les son afines. Es el resultado de un Gobierno absolutamente autoritario.

P. El PP se abstuvo y permitió que saliera adelante ese estado de alarma. ¿Usted lo hubiera hecho?

R. La primera vez, sí; la segunda vez, también, como hizo el PP. Poco a poco, hubiera perdido el crédito en el Gobierno, como le ocurrió a Pablo Casado. Al principio, nos veíamos en una situación inédita y lo único que queríamos es que todo funcionara con normalidad y sobre todo que el Gobierno tuviero respaldo. Lo que no puede ser es que al final se negara a legislar y solamente impusiera. Ahí tenemos el caso de Madrid cuando nos obligó a un cierre ilegal tras el varapalo que sufrió del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Un cierre además, quiero recordar, que en esta misma mesa me obligó a tener que decidir entre cerrar Madrid o prácticamente tener que irme a mi casa.

Tuve que decirle al presidente: dame una alternativa, dame tiempo para pensar, porque me estás arrinconando a punta de pistola para tener que decidir si cerrar Madrid. Mis informes me decían que no era necesario. Pero, claro, juega con el temor, con el miedo, igual que lo ha hecho con la sociedad, lo hizo con la infrecuente situación en que nos encontrábamos en ese momento los dirigentes. Nos llamaban de manera cursi 'cogobernantes' cuando no teníamos ningún instrumento para abordar esas situaciones anómalas.

Foto: Ayuso y almeida comparecen esta tarde por la situación epidemiológica

P. Habla como si casi el presidente la amenazase.

R. Lo que te venía a decir Sánchez es que eras una irresponsable si no optabas por la decisión que él te daba pese a que en el caso de Madrid nuestros informes sanitarios decían que la situación era buena. Nos podíamos mantener abiertos y seguir adelante para no arruinar a la gente. Con esa situación de alegalidad y de incomparecencia, nos ha llevado a todos al absurdo.

P. ¿Cómo es su relación desde aquella 'cumbre' en la que vino a la Puerta del Sol?

R. Siempre ha ido a peor. En ese momento pensé, cuando estábamos aquí en la Puerta del Sol, que compartíamos en cierto modo una preocupación. ¿Quién se arroga la superioridad de pensar que le importa más que al otro afrontar una pandemia? Pero al final vi que todo era una imposición y además también noté un cambio de criterio en muy pocos días, desde el momento en que decidió que quería mandar a su ministro de Sanidad como candidato a Cataluña. A partir de ahí, empezaron a decir datos falsos sobre la supuesta epidemia que había sobre Madrid y no sobre el resto de España. Cerraron Madrid sin criterio sanitario y se ha demostrado que todo era falso.

"Cerraron Madrid sin criterio sanitario y se ha demostrado que todo era falso"

Y, por supuesto, después de esto, las relaciones se han deteriorado por completo porque siempre ha señalado Madrid en los consejos interterritoriales de sanidad, en las distintas reuniones entre ministerios y durante la desescalada, donde nos dejó los últimos cuando teníamos informes favorables. Calculamos que se perjudicó a 16.000 empresas y cientos de puestos de trabajo por mantener las restricciones hasta el final.

P. En el pasado 12 de octubre, se percibió la frialdad entre ustedes. ¿Se saludaron?

R. En las distancias cortas, intentas guardar las apariencias, no trasladar ese malestar, pero en realidad hoy lo cierto es que tenemos dos administraciones que hablan poco ya. Cuando acudimos a las mesas sectoriales, a Madrid casi no se le traslada información. Apenas nos tiene nunca en cuenta, ni a la hora de destinar fondos ni a la hora de tomar decisiones, entonces, yo ahí evidentemente he de olvidarme de la cordialidad de pasillo. Lo importante es a quienes se está representando, y si creo que las personas a las que represento son siempre directamente perjudicadas, ahí no cabe pantomima alguna.

Foto: Pedro Sánchez y Miguel Ángel Revilla. (EFE)

P. ¿Se refiere por ejemplo a los últimos presupuestos del Estado?

R. No solo en los presupuestos, sino también en el señalamiento a Madrid con la pandemia, cuando hablan de la descapitalización, cuando hablan del 'dumping' fiscal, cuando hablan del federalismo asimétrico o la España policéntrica y todas esas barbaridades que se inventan constantemente para justificar que quieren contentar a sus socios.

P. ¿Bajar los impuestos es compatible con mantener el estado de bienestar?

R. Para empezar, el 88% de nuestro presupuesto para el año 2022 va destinado a gasto social. Nosotros consideramos que para recaudar más, lo que tenemos que hacer es bajar impuestos y que haya más personas cotizando. Esta regla nos ha colocado de la cuarta economía a la primera, y es por lo que recomendamos al resto de las autonomías socialistas, que ven cómo van perdiendo empleo y empresas porque no son capaces de atraer talento, proponer políticas liberales que hagan que las grandes compañías se asienten allí.

"Para recaudar más, hay que bajar impuestos y que haya más personas cotizando"

Un buen ejemplo es Andalucía, que sin tener que arremeter contra Madrid ha eliminado el impuesto de donaciones y sucesiones, lo han bonificado incluso más que la propia región de Madrid, y hoy lidera la creación de puestos de trabajo de autónomos. Es decir, que cuando una comunidad se aplica y se pone a trabajar para sus ciudadanos y para sus empresas con políticas liberales, se olvida del falso agravio y acaba por conquistar y por atraer prosperidad, que es de lo que se trata.

P. ¿Es realista eliminar todas las tasas propias a los madrileños en 2022?

R. Hoy vamos a aprobar en el Consejo de Gobierno la mayor bajada del IRPF que se ha realizado en Madrid, la mayor en la historia de la región. Se trata de medio punto en cada tramo de la renta, lo que supondrá un ahorro para los madrileños de más de 300 millones de euros. Esto se une a la eliminación de todos los impuestos propios de la región, que también entrará en vigor en 2022. Madrid es la comunidad con los impuestos más bajos y además donde las rentas bajas pagan menos impuestos de toda España. Gracias a estas políticas liberales, seremos los que tiraremos de la recuperación económica de España.

P. Y la plusvalía en la venta de una vivienda, ¿está a favor?

R. No estoy a favor de ningún impuesto en general y mucho menos de cambiar las reglas del juego a la mitad de partida, porque ahora deja a los ayuntamientos y a los propietarios de las viviendas en una situación de absoluta indefensión y desconcierto.

Mi política de vivienda es crear más vivienda a precios accesibles, sobre todo para los más jóvenes, que haya más oferta, más libertad, más suelo y, por tanto, precios más bajos. Todo lo que sigue en sentido contrario, lo único que hace es encarecerla, acabar con la oferta y disparar los precios.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

P. El presidente gallego, Núñez Feijóo, y el andaluz, Juanma Moreno, se reúnen para tratar la financiación. ¿Debería haber un frente común de presidentes del PP?

R. El sistema de financiación autonómica lo elaboró Rodríguez Zapatero beneficiando claramente a los nacionalistas y perjudicando especialmente a Madrid. Somos la comunidad más solidaria, el motor económico de España, pero tenemos que recibir lo que nos corresponde. No se trata de colores políticos ni de frentes, sino de establecer un sistema justo y no basado en criterios políticos para beneficiar a los socios que sustentan el Gobierno. Los problemas de financiación de Galicia y Andalucía no son los mismos que los de la Comunidad de Madrid, aunque seamos del mismo partido.

P. Usted ya adelantó unas elecciones. ¿Juanma Moreno debe hacer lo mismo si pierde el apoyo de Vox en los presupuestos?

R. Yo no puedo aconsejarle, porque cada comunidad autónoma tiene su momento. En mi caso, yo tenía un Gobierno con Ciudadanos en absoluta debilidad y lo vimos durante los estados de alarma y en otros momentos difíciles de la pandemia. Pero, sobre todo, porque íbamos directos a la presentación de mociones de censura que hoy hubieran dado un Gobierno de izquierdas a Madrid. Si esa situación no la tiene el presidente andaluz y considera que prolongando la legislatura le da más estabilidad y, por tanto, más beneficios a los ciudadanos, entiendo su postura.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

P. ¿Es partidaria de una moción de censura a Sánchez?

R. Es una decisión que no me compete a mí, pero es verdad que una moción se presenta para ganarla y si no hay opciones, pues entiendo que no se presente. De todas formas, a este Gobierno se le acaba el tiempo y a los españoles la paciencia. Cuánto tiempo más vamos a estar soportando subidas masivas de impuestos, del precio de la luz, del gas, la escasez de suministros... y una serie de medidas que vemos en el horizonte y que son realmente preocupantes.

P. ¿Se refiere a la derogación de la reforma laboral?

R. Derogar la reforma laboral significa ir contra una reforma que consiguió dos millones de empleos. Pero también hablo de ir contra la propiedad privada con la ley de vivienda, que va a disparar los precios. El horizonte no puede ser peor. Este Gobierno tiene los días contados.

P. ¿Se ve en una batalla con Yolanda Díaz en el futuro para ser la primera presidenta de España?

R. Mi sitio es Madrid y al servicio de España, siempre lo digo, pero desde aquí. Nunca voy a estar en un lugar como este, tan privilegiado.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

P. ¿Aguantará la coalición del PSOE con Podemos o no podrá agotarse la legislatura?

R. A este paso, es imposible agotarla. El presidente no tiene crédito internacional ni el respaldo de las instituciones. Tiene en pie de guerra a la Justicia, a los medios, al Parlamento, a las empresas…

P. ¿España está entonces en 'quiebra'?

R. No tengo ninguna duda de que España está en una situación mucho peor de la que nos está pintando Sánchez. No hay un organismo internacional independiente que no le desmienta. Hace unos presupuestos sobre una situación económica desconocida. Es incapaz de garantizar el suministro a las familias de las clases medias, que están realmente asfixiadas, y el IPC es la verdadera herramienta para igualar en la pobreza a todas las familias, de toda condición. Y en este escenario tenemos un Gobierno incapaz por completo.

"En cuestiones como la independencia judicial, no se negocia absolutamente nada"

P. Pese a no tener crédito, el PP acaba de cerrar un pacto para renovar órganos institucionales con el PSOE.

R. Ahí me coge lejos. También es verdad que se escapa de mis competencias. Es cierto que los dos grandes partidos tienen que buscar siempre consensos para dar estabilidad a las instituciones. Pero yo, desde luego, soy partidaria de que en cuestiones como la independencia judicial, no se negocia absolutamente nada y que desde luego sean los propios jueces los que eligen a los mismos. La clave es que no prime en estas negociaciones el interés personal, que los ciudadanos no lo vean como un cambalache de devolución de favores. Creo que no es el caso. Necesitamos a los mejores y los mejores jueces, sin ninguna duda, son aquellos que son independientes.

P. ¿Hay una campaña contra la monarquía? Usted acusó al Ejecutivo de Sánchez de 'utilizar' a Felipe VI para sus intereses y le instó a no firmar los indultos.

R. El Gobierno de Sánchez es de los de nadar y guardar la ropa. Es lo que hace con la monarquía. Permite que poco a poco se la vaya poniendo en tela de juicio, pero él aparentemente por fuera no la cuestiona. Nosotros tenemos una monarquía parlamentaria y la monarquía está por encima de los partidos políticos, así lo decidieron los españoles en las urnas cuando votaron el referéndum de la Constitución. Este Gobierno no está respondiendo a ese mandato que nos dieron los españoles, que es el de la unidad, el del respeto a los símbolos del Estado y también al de la monarquía parlamentaria.

Foto: La presidenta madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso (i). (EFE)

P. Sobre los referéndums… Sánchez sopesa plantear uno sobre la reforma de la Constitución.

R. En un país, solo hay que plantear un referéndum cuando prácticamente una decisión está clara, si no para eso está la política, para saber gobernar y no dividir al pueblo, como ha pasado, por ejemplo, con el Brexit en Reino Unido. Ahora mismo, es insensato abrir un referéndum y mucho menos abrir la Constitución. El gran éxito de la Constitución es que si es perfecta es porque es imperfecta para todos, todo el mundo cedió en ella. Pretender que una parte se imponga sobre la otra sería atentar contra el espíritu de la misma. Es la Constitución de todos, porque es la de nadie, como Madrid es capital de todos, porque fue de nadie y es la única manera que tenemos en un país tan complejo y tan plural de permanecer unidos.

P. Gabilondo, su rival como candidato, ha sido nombrado defensor del pueblo con apoyo de su partido.

R. Le deseo todos los éxitos y celebro que el PSOE se acuerde de él ahora.

"El PP no tiene que estar buscando la aprobación de la izquierda o de la derecha"

P. ¿El PP tiene que mirar a Vox o ir más al centro con los socialistas?

R. El PP tiene que mirar al PP y luego todo se coloca. Lo dije en la convención de Valencia y lo repito: las águilas vuelan solas y los cuervos en manada. Es decir, muchas veces te quedas solo, otras veces tendrás el apoyo popular, pero si sabes que estás haciendo lo correcto, tienes que seguir tu camino y en algunas ocasiones tendremos dificultades y sentiremos el frío de estar solos, pero pensando que tienes la razón. Tienes que ser capaz de convencer a los demás en torno a tu proyecto, no tienes que estar buscando la aprobación de la izquierda o de la derecha. No te puedes convertir en un proyecto desdibujado.

P. ¿Gobiernos con Vox?

R. Ahora no nos tenemos que preocupar de eso. Hay unas prioridades evidentes y una es que no cambien España por la puerta de atrás, como está ocurriendo, y seguir defendiendo un país como el nuestro para volver a la prosperidad. Eso hay que hacerlo tengamos compañeros o no.

P. ¿Es consciente del 'fenómeno Ayuso'?

R. Por un lado, es muy divertido. Me siento muy reconfortada, porque al final es el movimiento de muchos ciudadanos que han peleado por su libertad y por salir adelante en los momentos más difíciles, y ese sentimiento, que va de izquierda a derecha, me parece que es maravilloso porque siempre he dicho que el mensaje en torno a la libertad es mucho más fuerte que cualquier otro. Pero también soy consciente de que hay que cuidar lo que hay y gestionarlo con cabeza para, sobre todo, no decepcionar a personas que nos han dado tantos votos. No quieres decepcionar y te cargas de responsabilidad. La verdad, lo disfruto a ratos.

PP de Madrid Madrid
El redactor recomienda