Sánchez plantea sacar de Madrid organismos estatales como la CNMC o la AIReF
  1. España
Plan para la cohesión territorial

Sánchez plantea sacar de Madrid organismos estatales como la CNMC o la AIReF

El presidente defiende la "desconcentración" del poder público. La idea es trasladar equipos de ministerios, observatorios oficiales o centros adscritos a capitales de provincia que pierden población

Foto: Pedro Sánchez y Miguel Ángel Revilla. (EFE)
Pedro Sánchez y Miguel Ángel Revilla. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno está contemplando trasladar algunos organismos públicos de Madrid a otras capitales de provincia que pierden población. El plan que se encuentra sobre la mesa del presidente, según explican fuentes del Ejecutivo, pasa por que algunas sedes y trabajadores de la Administración General del Estado abandonen Madrid o Barcelona para instalarse en ciudades como Santander, León, Castellón, Ávila, Salamanca o Jaén, entre otras.

El proyecto se está fraguando en Moncloa, donde se encuadra la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, y tiene como base el documento 'España 2050' que Sánchez presentó en mayo. En él se puede leer que el Gobierno trabajará para “equilibrar la presencia de organismos públicos del Estado en el territorio, sin que ello suponga la generación de duplicidades”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d). (EFE)

Entre las instituciones de la Administración Central que el Gobierno está dispuesto a trasladar, se encuentran empresas públicas, departamentos concretos de ministerios —como centros dependientes de los mismos y observatorios— o reguladores, según explican las fuentes consultadas. Citan el caso de la AIReF, por ejemplo, que cuenta con unos 150 trabajadores, de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) o del Observatorio Geográfico Nacional, dependiente del Ministerio de Transportes, entre otros casos de deslocalizaciones a estudiar.

“Es complicado trasladar un ministerio completo, pero sí se pueden deslocalizar determinados departamentos en algunas provincias”, indica un alto cargo del Gobierno. El proyecto pasa tanto por trasladar la sede de esa institución pública, lo que implicará que los funcionarios deberán adaptarse a criterios de movilidad geográfica, así como permitir que los empleados puedan ejercer su labor profesional a distancia. “Ahora no son necesarias reuniones en un edificio de Madrid o Barcelona, sino que se pueden realizar videoconferencias”, añaden desde el Ejecutivo.

El plan, por tanto, no contempla una mudanza de sedes de organismos públicos de Madrid a Barcelona, como se hizo en el pasado. El Gobierno de Sánchez se desmarca del proyecto que impulsó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que, en 2008, acordó trasladar la sede de la antigua Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) a la Ciudad Condal como guiño a la Generalitat de Cataluña. “No es eso —indican las fuentes consultadas—, es llevar estos organismos públicos a otros puntos del territorio que están sufriendo la despoblación”. Desde el Gobierno, miran a capitales como León, donde el propio Zapatero levantó el Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas, dependiente de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Foto: La responsable de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. (EFE)

Otro ejemplo en el que se fija el Gobierno de Sánchez es el del Centro Común de Investigación (JRC, Joint Research Centre) de la Comisión Europea. Está situado a 2.000 kilómetros de Bruselas y opera como institución puntera. Ese es el modelo en el que se inspira el plan de descentralización de instituciones que, según Moncloa, aún se encuentra en una “fase muy inicial”.

El mero anuncio del proyecto, realizado por Sánchez este lunes en Santander, ya ha provocado una nueva crisis con Isabel Díaz Ayuso. La presidenta de la Comunidad de Madrid respondió a los planes del Gobierno central afirmando que, pese a todo, “Madrid seguirá siendo la capital de España”. La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, replicó a Ayuso este martes pidiéndole "tranquilidad" y enmarcando la propuesta en la premisa de que en todos los territorios "haya oportunidades para desarrollar proyectos vitales". "Que familias jóvenes que quieran vivir en medios con menor población puedan tener oportunidades para desarrollarse también, de manera plena, en el ámbito profesional, y dedicándose también al desempeño de la función pública en el ámbito de la Administración General del Estado", añadió Rodríguez.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, del PP, y el de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. (EFE)

El Gobierno central no comparte "ni la preocupación ni, quizás, el alarmismo de la presidenta de la Comunidad de Madrid" con estas futuras deslocalizaciones. "Todo el mundo tranquilo, la capital de España sigue siendo Madrid, así está contemplado en nuestro esquema institucional y desde luego no es voluntad del Gobierno ningún agravio con la comunidad autónoma, ni con la ciudad de Madrid", recalcó la portavoz. En su opinión, lo que trata de hacer el Ejecutivo de Sánchez es "todo lo contrario", es decir, tener un país "mucho más cohesionado" desde el punto de vista territorial, "de ahí la voluntad del Gobierno que está en el objetivo de desarrollo sostenible".

Isabel Rodríguez puso otro ejemplo de empresa pública que ya ha dado un primer paso para deslocalizar departamentos. Citó a Renfe y su plan para llevar "a territorios con especial afección o con problemas de despoblación nuevos recursos para dar oportunidades de empleo en estas zonas". En mayo, la operadora ferroviaria anunció la puesta en marcha de nuevos centros de competencias digitales que la compañía está abriendo en distintas localidades españolas para descentralizar sus servicios tecnológicos e incentivar la economía de los entornos rurales. Permitirán crear 400 nuevos puestos de trabajo hasta 2024 en varios municipios de baja densidad demográfica como Miranda de Ebro, Mérida, Linares y Teruel. Todo ello, dijo la portavoz del Gobierno, “no es un agravio, ni un atentado contra ningún territorio, sino todo lo contrario, conformar una cohesión territorial en nuestro país”.

El Gobierno está contemplando trasladar algunos organismos públicos de Madrid a otras capitales de provincia que pierden población. El plan que se encuentra sobre la mesa del presidente, según explican fuentes del Ejecutivo, pasa por que algunas sedes y trabajadores de la Administración General del Estado abandonen Madrid o Barcelona para instalarse en ciudades como Santander, León, Castellón, Ávila, Salamanca o Jaén, entre otras.

Moncloa Isabel Díaz Ayuso Administraciones Públicas
El redactor recomienda