PARA RESPONDER A LA EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA

Sánchez y Ayuso crean un 'grupo covid' y aplazan más medidas contra la segunda ola

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, han escenificado este lunes una tregua política tras meses de reproches cruzados entre administraciones

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que han mantenido este lunes en la sede del Gobierno regional. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que han mantenido este lunes en la sede del Gobierno regional. (EFE)

Punto de inflexión en la relación entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid. De la batalla soterrada entre administraciones al acuerdo para cooperar. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, han escenificado este lunes una tregua política tras meses de reproches cruzados entre administraciones por la gestión de la pandemia, acordando crear un espacio de cooperación, el denominado Grupo Covid-19, "para mantener un contacto eficaz" entre las dos administraciones.

Se encargará del seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia, abordando los asuntos principales que afectan a la sociedad. Se reunirá con una periodicidad semanal y estará compuesto por el ministro de Sanidad, la ministra de Política Territorial y Función Pública, el vicepresidente y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid y el consejero de Sanidad madrileño.

Sus propuestas servirán de recomendaciones a las actuaciones propias que "seguirá ejecutando el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid en el ejercicio de sus competencias". Este grupo se apoyará en dos estructuras de las que recibirá propuestas y a las que encargará proyectos concretos para su desarrollo. Se trata de una unidad territorial y una unidad técnica.

La unidad territorial estará compuesta por el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, el alcalde de Madrid, la secretaria general de Coordinación Territorial y el presidente de la Federación Madrileña de Municipios. La unidad técnica la compondrán el consejero de Justicia e Interior, el consejero de Transportes, el delegado del Gobierno en Madrid, la secretaria general de Transportes del Gobierno de España, un representante de la UME, un representante de la Policía Nacional, un representante de la Guardia Civil, el director del Summa-112 y el director del Samur. Los dos equipos comenzarán los trabajos con reuniones este martes.

Sánchez ha recalcado que respetará el ámbito competencial de la comunidad, "estamos para apoyar, para ayudar, y no para tutelar ni suplantar", repitió. Con todo, volvió a ofrecer la aportación de medios de rastreo y policiales, logísticos, de desinfección, sanitarios, refuerzo de la atención hospitalaria, apoyo legal o recursos jurídicos si así fuese necesario.

Sin embargo, no hubo concreción de las medidas a la espera de que los grupos de trabajo tengan su primera reunión esta misma tarde. Ayuso, por su parte, pidió colaboración para realizar test a los pasajeros en el aeropuerto de Barajas (insistiendo en que los controles se producen en los países vecinos y en que para frenar al virus se necesitan controlar las entradas al país), así como redactar una ley orgánica para pandemias y reforzar las fuerzas de seguridad.

Como vienen defendiendo desde hace tiempo en Madrid, la presidenta puso el foco en que la comunidad no tiene policías autonómica ni puede establecer limitaciones en la región. “Es importante la ayuda de desinfección, pero necesitamos sobre todo agentes que nos ayuden a que las medidas se cumplan. Que el propietario del bar en Usera que tiene que cerrar no vea que el de Chamberí no cumple las normas”, dijo, igual que para el cumplimiento de las cuarentenas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Sobre la situación de la Atención Primaria, que Ayuso reconoció que hará falta reforzar mucho más, la presidenta advirtió que existe un problema estructural, no solo a corto plazo, por las masivas jubilaciones que se producirán en los próximos años. Por eso planteó la contratación de médicos con cierta urgencia, incluso buscándolos fuera de España. Y, por otra parte, un plan a 6-10 años para cubrir todas esas jubilaciones, “porque es un problema de toda España y no solo de Madrid”.

Cuando la segunda ola del coronavirus adquiere dimensiones críticas con epicentro en Madrid, lo que ha obligado al Ejecutivo regional a aplicar restricciones en 37 áreas de salud que afectan a un total de 850.000 personas, Sánchez y Díaz Ayuso han querido visualizar con ánimo constructivo y "positivo" su intención de coordinarse y colaborar. "El objetivo es trabajar unidos para doblegar la curva", trasladaban desde Moncloa, al mismo tiempo que anticipaban que su objetivo sobre este encuentro pasaba por "reforzar un espacio de cooperación para luchar con determinación y eficacia contra el covid-19". Con todo, de momento no se han producido acuerdos sobre medidas concretas para atajar la pandemia, más allá de crear estas mesas de coordinación mientras la segunda ola sigue evolucionando.

Casi dos horas de reunión

El encuentro celebrado en la sede de la Comunidad se ha prolongado durante cerca de dos horas y solo han participado Sánchez y Ayuso. Desde el pasado viernes, los jefes de gabinete de ambas presidencias, Iván Redondo y Miguel Ángel Rodríguez, han estado trabajando en la planificación del encuentro, aunque sin aterrizar en medidas concretas, según fuentes de Moncloa. Apenas una hora después de que se iniciase la reunión, se conocía que ambos habían alcanzado un acuerdo. Sánchez ya había trasladado su intención de facilitar el estado de alarma si así se lo pedía Ayuso. Asimismo, estaba sobre la mesa ofrecer más apoyo del Ejército, además de los rastreadores militares, material sanitario y respaldo político y legal.

No se han acordado medidas concretas para atajar la pandemia más allá de la mesa de coordinación semanal, mientras la segunda ola sigue creciendo

La presidenta regional, por su parte, reclamó al Gobierno "seguridad jurídica". "Además de todos los servicios públicos propios destinados a este fin, ya sean sanitarios, sociales o educativos, necesitamos seguridad jurídica, actuaciones en dependencias estatales y respaldo en materia legislativa y de seguridad ciudadana, competencias de las que carecemos, para que todas las demás medidas sean efectivas", argumentaba la presidenta en su respuesta a la carta enviada por Sánchez el pasado viernes.

Mientras Sánchez y Ayuso alcanzaban este acuerdo e intentaban rebajar tensiones con el fin de emprender una colaboración para atajar la pandemia, desde el PSOE-M y Unidas Podemos de la Comunidad Madrid, han alentado antes del encuentro nuevas movilizaciones en los próximos días para rechazar las restricciones anunciadas por el Gobierno regional y promover un "plan riguroso", basado en criterios científicos "para toda la región", incorporando medidas de carácter sanitario.

Junto a sindicatos y asociaciones de vecinos, ambas organizaciones han elaborado un manifiesto conjunto en el que se oponen a "unas medidas restrictivas que, para las organizaciones firmantes, son plenamente rechazables por inútiles y por su claro tinte segregador". El líder del PP, Pablo Casado, también se anticipaba a la reunión con un mensaje de desconfianza, al asegurar que Sánchez acudía este mediodía a la sede del Gobierno regional a “informarse de lo que le compete a él” y no tanto a ayudar, renegando de la imagen de “buen samaritano” que se habría intentado labrar el presidente en los últimos días cuando aseguró que acude “solo a ayudar”, pero no a tutelar ni a juzgar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
91 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios