'Objetivo 35%': el plan electoral de Moncloa con el referéndum sobre la Constitución
  1. España
ESTRATEGIA ELECTORAL

'Objetivo 35%': el plan electoral de Moncloa con el referéndum sobre la Constitución

La consulta sobre la reforma de la Carta Magna está recogida en un memorándum de 2020 que Bolaños ha rescatado. Los documentos contemplan con esta estrategia un crecimiento de seis puntos para el PSOE en las próximas generales

Foto: Pedro Sánchez clausura el 40º Congreso Federal del PSOE. (EFE)
Pedro Sánchez clausura el 40º Congreso Federal del PSOE. (EFE)

La reforma de la Constitución ha vuelto a colocarse en el centro del debate público, tras conocerse que en privado, en el Palacio de la Moncloa, se estuvo cocinando en junio de 2020 un documento sobre un referéndum para preguntar a los españoles la necesidad de llevar a cabo cambios en la Carta Magna, aprobada en 1978. El memorándum sobre esta consulta lleva como título 'Objetivo 35%. Artículo 92. Referéndum sobre la reforma de la Constitución', según fuentes de Moncloa, que señalan que estos trabajos estaban enmarcados en el diseño de una estrategia para las próximas elecciones generales diseñada por Iván Redondo, que ahora el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, habría recuperado.

Fue Redondo, el exasesor del presidente, el que lanzó la idea de la consulta popular en el programa 'Espejo Público' de Antena 3 y cuantificó el apoyo popular: siete de cada 10 españoles bendicen que se abra el melón constitucional, según los sondeos que manejaban.

Foto: Ejemplar de la Constitución española. (EFE) Opinión
Las reformas necesarias
Juan Díez Nicolás

Este no es el único cálculo que contienen los documentos que ahora circulan por el despacho del ministro Bolaños, encargado de ponerse al frente de la reforma constitucional tras la salida de Redondo. La cifra del 35%, que da nombre al plan, refleja el porcentaje de voto que podría alcanzar el PSOE con la propuesta de un referéndum sobre la modificación de la Constitución. En las últimas generales de 2019, los socialistas lograron un 28,25% de los sufragios, lo que supondría una mejora de más de seis puntos de cumplirse las previsiones.

El referéndum sobre la reforma del texto del 78 está englobado en una acción electoral encaminada a cambiar el debate político y sacarlo del marco económico en los próximos años. La recuperación siempre la ha capitalizado el PP y con esa premisa arrancó el intercambio de papeles en el gabinete de Sánchez hace unos meses de cara a la próxima cita con las urnas.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE) Opinión

El primer paso que se analizó es hacer coincidir el anuncio de un referéndum sobre la reforma de la Constitución con la convocatoria electoral en 2022 o 2023. En ese momento, se invocaría el artículo 92 de la Constitución, que habilita al Gobierno a consultar a los ciudadanos cualquier acción relevante. De esta forma, la campaña electoral estaría marcada por la posición de cada partido en torno al referéndum, es decir, “en clave España”, como reflejan en el dosier.

En este escenario, el PP se vería obligado a definir su posición ante si apoya que los españoles decidan sobre la necesaria o no actualización de la Carta Magna. El presidente de los populares, Pablo Casado, ya expresó en una entrevista con Carlos Alsina en Onda Cero que “abrir el texto constitucional, tal y como está la situación en Cataluña, sería un error”.

Este anuncio supondría para Sánchez, de confirmarse los datos demoscópicos analizados para elaborar el memorándum, una notable mejora de las expectativas electorales en un momento en que las encuestas le sitúan por detrás de Casado.

Legislatura constituyente

En este escenario de optimismo en que los socialistas ganarían con holgura los comicios, la primera medida del nuevo Ejecutivo sería convocar el citado referéndum, si bien en los trabajos realizados no se ha formulado la pregunta concreta. Los españoles votarían y el apoyo masivo a reformar la ley de leyes, tal y como esperan en Moncloa, serviría para presionar a Casado.

Entre los artículos sobre los que se plantean los cambios está el título I en la parte relativa a derechos individuales y libertades públicas, para actualizar conceptos y profundizar en los derechos de la mujer, y el título II sobre la sucesión en la Corona, para eliminar la preeminencia del varón y limitar la inviolabilidad del Rey.

Foto: Pedro Sánchez se ajusta la mascarilla durante el lanzamiento del plan para reformar el sistema de ciencia, este 9 de julio en la Moncloa. (EFE)

La hoja de ruta contempla que los trabajos para pactar una reforma se prolonguen durante tres años y de esta forma llevarlos al final de la legislatura (2026-2027), dado que cualquier modificación que tenga que pasar por el procedimiento agravado exige que se convoquen elecciones. El procedimiento supone la aprobación de la reforma por dos tercios de las Cortes, la disolución de las mismas, comicios, una segunda aprobación de Congreso y Senado y por último un referéndum sobre el nuevo texto constitucional.

Tras el anuncio del presidente, el pasado fin de semana, en el congreso del PSOE de retomar los trabajos de la oficina para la reforma de la Carta Magna, el memorándum 'Objetivo 35%. Artículo 92. Referéndum sobre la reforma de la Constitución' está otra vez sobre la mesa. ¿Es compatible abordar una reforma con el abrazo al González del 78?

Pablo Casado Félix Bolaños Constitución Pedro Sánchez
El redactor recomienda