del 9-n al 1-0

Cataluña 1 de octubre: de Mas a Puigdemont, cronología del 'procés' por la independencia

De consulta a consulta y de prohibición a prohibición, con un nuevo 'president' y con tres años de distancia. Así ha sido el camino que ha recorrido el 'procés'

Foto: Manifestación en Lleida (EFE)
Manifestación en Lleida (EFE)

Se acerca el momento. Cataluña se está preparando para la consulta popular en la que los catalanes decidirán acerca de su futuro político. El Parlament preparó y aprobó en pleno las leyes de desconexión en las que los independendistas han estado trabajando durante los últimos meses. El 'president', Carles Puigdemont, ya ha convocado la consulta y hoy, 11 de septiembre, Diada de Cataluña, arranca la campaña no oficial por la independencia, mientras que la oficial no lo hará hasta el 15 de septiembre.

Sin embargo, este ha sido un proceso lento, que se ha venido cocinando desde tiempo atrás. Ya Artur Mas, en su época como 'president' de la Generalitat, celebró la consulta del 9 de noviembre de 2014 —a pesar de que el Tribunal Constitucional la prohibió mediante una resolución cinco días antes— y por la que ahora la Justicia lo ha citado para que, junto a una decena de ex altos cargos del Govern, abonen una fianza de cerca de cinco millones de euros por los gastos realizados durante la votación. Este ha sido el largo proceso que ha tenido lugar desde la consulta de Mas hasta este momento.

  • 9 de noviembre de 2014: se celebra la consulta. Más de 2,2 millones de personas participan en la votación con estos resultados: 80,72% por el 'sí-sí', 4,55% por el 'no-no', 9,56% de votos en blanco; un 0.98% de votos 'sí'-en blanco y un 3,09% de otro tipo de respuestas. Artur Mas calificó la jornada de "éxito total" dadas las "condiciones" en las que se tuvo que celebrar. En una comparecencia sorpresa la misma noche de la elección, lanzó dos mensajes al Gobierno central: que los catalanes habían dejado claro que quieren gobernarse a sí mismos y que quieren decidir su futuro político pacífica, libre y democráticamente.
  • 12 de noviembre de 2014: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, replica a Mas que el proceso ha sido un fracaso y le avvierte de que no negociará "la liquidación de la soberanía nacional". Califica el 9-N de "propaganda política" e insiste en que el diálogo tiene que llevarse a cabo dentro de la ley.
  • 20 de noviembre de 2014: la Junta de Fiscales concluye que hay suficiente material para actuar contra el 'president' por celebrar la consulta del 9-N y, tras un debate de más de cuatro horas, entiende que ha habido una clara desobediencia al Tribunal Constitucional, que había acordado la suspensión de la consulta.
  • 21 de noviembre de 2014: la Fiscalía Superior de Cataluña presenta una querella contra el presidente de la Generalitat, contra su vicepresidenta, Joana Ortega, y contra su 'consellera' de Educación, Irene Rigau. Los delitos de los que se les acusa son prevaricación, desobediencia, malversación y usurpación de sus funciones.
  • 23 de noviembre de 2014: en paralelo, Mas prepara la voladura controlada de su partido, CDC, tocado por el 'caso Pujol' y con la sede embargada por el 'caso Palau'.
Manifestación por la independencia en Sant Feliu de Llobregat (Reuters)
Manifestación por la independencia en Sant Feliu de Llobregat (Reuters)

  • 29 de noviembre de 2014: Mariano Rajoy visita Barcelona por primera vez desde la consulta. El presidente del Gobierno advierte a su homólogo catalán de que puede haber un diálogo pero le recuerda que existe una 'línea roja': "Escucharé a todos los que quieran hablar conmigo, pero no voy a permitir que se ponga en tela de juicio la unidad de España. Y no voy a permitir que se vulnere el derecho de todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país, porque ellos tienen la soberanía nacional. Y no voy a permitir que se pongan en tela de juicio sus derechos fundamentales".
  • 14 de enero de 2015: tras un acuerdo entre el 'president' y el líder de ERC, Oriol Junqueras, refrentado ante la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell, la de Òmnium Cultural, Muriel Casals, y el presidente de la ASociación de Municipios por la Independencia, Josep María Vila d'Abadal, la Generalitat convoca elecciones adelantadas para el 27 de septiembre, tercera convocatoria de comicios autonómicos.
  • 3 de agosto de 2015: Artur Mas convoca oficialmente elecciones al Parlamennto de Cataluña para el 27 de septiembre. Sin embargo, el 'president' puntualiza: aunque las elecciones serán típicas en su forma, en el fondo serán diferentes porque "Cataluña no vive en condiciones normales". Insiste en culpar al Gobierno central de querer "silenciar la voz de la sociedad catalana". "Somos una nación milenaria que tiene derecho a decidir su futuro".
  • 11 de septiembre de 2015: se celebra la Diada previa al 27-S. Según la organización, participan dos millones de personas, cifra que la Guardia Urbana reduce a cerca de 1,2 millones. La Delegación del Gobierno estima en algo más de medio millón la cifra de asistentes.

  • 27 de septiembre de 2015: llegan el día D: Junts Pel Sí obtiene 62 escaños, nueve menos de los que obtuvieron CiU y ERC en 2012. Artur Mas y Oriol Junqueras proclaman la victoria del independentismo, si bien junto con la CUP no llegan al 50% en votos. La participación fue superior al 77%. Aquí puedes ver los mapas que resumen las elecciones del 27-S.
  • 15 de diciembre de 2015: continúan las negociaciones, y el ala más dura de la CUP rechaza aceptar el pacto para investir a Artur Mas, aun a riesgo de que se tengan que convocar nuevas elecciones autonómicas, que serían las cuartas en cinco años.
  • 9 de enero de 2016: Tras alcanzar un acuerdo de última hora Juns Pel Sí y la CUP, Artur Mas anuncia públicamente su renuncia a optar a la reelección como 'president' de la Generalitat y cede el testigo al alcalde de Girona, Carles Puigdemont. Mas acuerda con la CUP que Puigdemont sea investigdo en primera votación. Puigdemont responde a Mas: "No tenía previsto ser 'president' pero no pude rechazarlo cuando me ofreció el cargo"
  • 10 de enero de 2016: Carles Puigdemont es investido como 130º 'president' de la Generalitat de Cataluña. "Mi programa político es hijo de esta cultura que se rebela contra la resignación": Puigdemont se reafirma en su 'hoja de ruta' y asume el plazo de 18 meses para construir la república catalana.
Puigdemont es investido 'president' de la Generalitat (Reuters)
Puigdemont es investido 'president' de la Generalitat (Reuters)

  • 11 de septiembre de 2016: se celebra la Diada, con el habitual baile de cifras: la organización cifra en un millón el número de asistentes, mientras que la Guardia Urbana lo sitúa en 800.000. La delegación del Gobierno catalán lo rebaja a 370.000 personas.
  • 13 de noviembre de 2016: miles de personas se concentran para mostrar apoyo a los cargos soberanistas que están siendo investigados por la Justicia, entre ellos, el propio Artur Mas. El ex 'president' asegura que no desobedeció, sino que obedeció al pueblo de Cataluña convocando la consulta del 9-N. Puigdemont, que no estuvo presente en el acto por incompatibilidad de agenda, defendió desde Amer (Girona) que Cataluña decidirá libremente y en las urnas su vínculo con España. "Espero que desde Madrid oigan, escuchen y atiendan esta voz".
  • 13 de marzo de 2017: Artur Mas es condenado por desobediencia a dos años de inhabilitación y al pago de una multa de 36.500 euros. Ortega y Rigau también han sido condenadas, por el mismo delito, a inhabilitaciones de un año y nueve meses y un año y seis meses, respectivamente. Además, la primera tendrá que pagar una multa de 30.000 euros, mientras que la segunda deberá hacerlo de 24.000 euros.
  • 22 de mayo de 2017: en una conferencia en Madrid, Puigdemont, acompañado del vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, y del 'conseller' de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, reiteró la voluntad de dialogar con el Gobierno central para pactar la pregunta, fecha y mayoría necesaria del referéndum. Y asegura que aunque tiende la mano a Mariano Rajoy para llegar a un acuerdo democrático el referéndum se va a celebrar sí o sí. Y si el diálogo no llega, añade, invitará al Gobierno central a contribuir a la transición de un nuevo Estado.
  • 24 de mayo de 2017: Puigdemont envía una carta a Rajoy en la que le expone que ha llegado el "momento imprescindible" de que los dos Gobiernos puedan sentarse en la mesa a dialogar. En su misiva señala que la Generalitat tiene la "máxima voluntad" de "buscar una solución pacífica pactada y acordada" pero que esta debe dar respuedsta a la "demanda de la ciudadanía de Cataluña de poder decidir su futuro".
  • 25 de mayo de 2017: Rajoy responde a la carta de Puigdemont y lo hace diciendo alto y claro que no. El presidente del Gobierno rechaza cualquier tipo de negociación encaminada a la celebración de la consulta y acusa al Govern de amenazar al Estado central reiterándole su invitación de cambiar la Constitución acudiendo al Congreso de los Diputados. "Lo que no cabe es prlantear una negociación a espaldas de los verdaderos cauces democráticos y de la ley".
  • 9 de junio de 2017: Puigdemont desvela la principal incógnita del 'procés' soberanista: el referéndum por la independencia de Cataluña se celebrará el domingo 1 de octubre y la pregunta, que fue adelantada por El Confidencial, será: "¿Está usted de acuerdo con un Estado independiente en forma de República?"
  • 6 de septiembre de 2017: el Parlamento catalán aprueba la ley del referéndum y el 'president' convoca la consulta para el 1 de octubre.
  • 7 de septiembre de 2017: la convocatoria de la consulta precipita una serie de respuestas de las instituciones del Estado español. El Constitucional prohibió el referéndum y apercibió a un millar de cargos políticos, la Fiscalía se querelló contra Puigdemont y el Govern y Rajoy anunció, después de reunirse con un Pedro Sánchez que le trasladó "todo su apoyo", que "no renunciará a nada" para frenar el golpe. Pero el Parlament dio luz verde a la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República y Puigdemont ratificó que el referéndum seguía en pie: "Seguiremos adelante pese al tsunami de querellas".
  • 8 de septiembre de 2017: el primer tropiezo para la ley de referéndum -aparte del "tsunami de querellas"- es la decisión de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de no ceder locales para el referéndum. Los municipios adheridos al referéndum suman el 42% del censo. Comienzan entonces los registros en busca de urnas y papeletas que ordenó la Fiscalía que durante el fin de semana dejaron la foto de la Guardia Civil registrando imprentas y la sede del semanario 'El Vallenc'.
  • 9 de septiembre de 2017: los registros marcan la agenda, así como las variopintas reacciones que despiertan, incluidas las de Varufakis y Julian Assange, así como la pelea de este último con el escritor Arturo Pérez-Reverte. Jordi Turull, conseller de Presidencia, invitó por su parte a imprimir el material oficial desde la web del Diario Oficial de la Generalitat (DOGC).
  • 10 de septiembre de 2017: la víspera de la Diada marca la pauta de lo que será la del 11 de septiembre: un matrimonio perfecto entre la gran manifestación y la reivindicación del referéndum. En su mensaje institucional, Puigdemont saca pecho: "Nadie puede inhabilitarnos". Guante que recogen tanto Artur Mas, que afirma que el Estado no "podrá parar" el referéndum, como Junqueras, que cree que la consulta será como cualquier otra fecha electoral, en las mismas ciudades, con las mismas urnas y en los mismos colegios.
Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios