Es noticia
Menú
"El PP teme a Vox porque sabe que el tiempo de defraudar a los andaluces ha terminado"
  1. España
Entrevista a Macarena Olona

"El PP teme a Vox porque sabe que el tiempo de defraudar a los andaluces ha terminado"

La secretaria general de Vox en el Congreso y candidata a la Junta de Andalucía acusa a Juanma Moreno de haberse "limitado a gestionar el cortijo socialista" y frustrar el cambio político tras casi 40 años de socialismo

Foto: La candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona. (Sergio Beleña)
La candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona. (Sergio Beleña)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Macarena Olona, 'Macarena de Graná', concede a El Confidencial su primera entrevista como candidata de Vox en Andalucía. La cita es en Casa Salvador, un restaurante de honda tradición taurina en el corazón del barrio de Chueca de Madrid. Sonriente, asume que su presencia ha revolucionado el patio político andaluz. El suyo, asegura, es un viaje de no retorno. Dejará su acta de diputada del Congreso el próximo día 2 y optará a la presidencia de la Junta por la provincia de Granada. La izquierda agita el miedo a Vox, pero asegura que en realidad es el PP el que más teme. No citará jamás a Juanma Moreno por su nombre. Su desprecio por Ciudadanos es absoluto. “El denominado Gobierno del cambio ha sido un fraude”, asegura. Repele todas las preguntas sobre si apoyará un Ejecutivo del PP y bajo qué condiciones. Al contrario, cree que Moreno y Juan Espadas estarán tentados de que PP y PSOE pacten por primera vez para cortarles el paso.

PREGUNTA. ¿Qué tiene Macarena Olona que ofrecer a Andalucía? Se lo pregunto porque hace un año se descartó porque había "candidatos mucho mejores". ¿Se arrepiente de aquello?

RESPUESTA. Ofrezco el mejor programa. Programa, programa, programa, como decía Julio Anguita. Y en el caso de Vox, quien sea el candidato es algo circunstancial. Somos el único partido que tiene una misma voz allí donde se encuentra. A diferencia de otros partidos, y hemos visto especial virulencia en los últimos meses con los estragos de las baronías territoriales, en Vox no hay una voz distinta según estamos en Cataluña y en el País Vasco, en Madrid o en Andalucía, tenemos una sola voz y es el único partido que ofrece además un proyecto nacional. Porque consideramos verdaderamente que la deriva a la que nos han llevado el Estado de las autonomías y el bipartidismo tradicional entre el Partido Popular y el Partido Socialista ha puesto en riesgo a España. Vox ofrece un proyecto sólido, nacional, que pone al ciudadano en el centro de atención.

A nivel personal, lo que te puedo asegurar es que afronto esta candidatura con una enorme ilusión, porque estoy convencida de que podemos hacer que Andalucía, en primer lugar, que no es un paso intermedio, que es el objetivo, salga del vagón de cola en que se encuentra actualmente, no ya de España, sino de toda Europa, y se convierta en luz de esperanza para toda España. Porque en Andalucía, por primera vez, tenemos la posibilidad de poner en marcha políticas públicas que hagan verdaderamente al ciudadano el centro de atención.

P. Se le ha criticado porque usted no es oriunda de Andalucía. ¿Es eso un hándicap?

R. Yo soy diputada andaluza. Es un debate artificial que están fomentando los medios de comunicación muy al servicio del régimen de derecha y de izquierda. Tengo clarísimo que Andalucía es generosidad. Y tengo clarísimo también que no voy a insultar a los andaluces tirando de pedigrí, porque sería tanto como incluirlo en el racismo que he tenido que sufrir por parte del 'partido extorsionador vasco' [en alusión al PNV], por no hablar de ETA y de sus satélites políticos, cuando he servido en el norte y he tenido que escuchar a altos cargos del Partido Nacionalista Vasco decirme que era una profesional brillante, una abogada brillante, pero que no se me debería permitir trabajar en el País Vasco por no conocer el euskera. Y precisamente solo Vox defiende y solo Vox combate las fronteras artificiales que han creado el actual Estado de las autonomías, conforme a las cuales un andaluz no puede trabajar para la Administración pública vasca o catalana, y mucha atención también a la gallega, si no conoce el idioma cooficial. La pregunta que usted me formula sería impensable que se la hiciese al diputado negro de la Asamblea de Madrid del PSOE [es de Podemos], Mbayé, creo que se llama, a quien no conozco pero sé por las intervenciones que he visto que ni siquiera sabe hablar español. ¿Sabe cómo se pondría todo el consenso progre? Le llamarían racista. Es impensable que cuestionen mi derecho a presentarme siendo diputada andaluza. Lo que yo le puedo asegurar es que tengo a Andalucía en el corazón. Y he decidido entregarme por completo, en cuerpo y alma. A mí Granada me acogió como una hija hace tres años. A mí los andaluces ya me han votado. Dos veces, en abril y en noviembre de 2019. Ahora vuelvo a pedir esa confianza, a Granada y a toda Andalucía, para que me lleven a San Telmo. Porque salgo a ganar.

P. Hipótesis: Moreno Bonilla está tan fuerte en las encuestas que Vox no podía permitirse llevar a Andalucía a un candidato desconocido y por eso salta usted al ruedo.

R. El candidato del Partido Popular, sin lugar a dudas, ha estado muy temeroso porque sabe que el tiempo de defraudar a los andaluces se le ha acabado. El candidato del Partido Popular, que ha sido presidente de Andalucía gracias a Vox. De hecho, hay que tener memoria, ni él se creía que fuera a ser presidente, lo fue por carambola, con los peores resultados obtenidos por el PP en unas andaluzas. Y gracias a Vox posibilitamos lo que tanto les ha gustado denominar el Gobierno del cambio, que ha sido un absoluto fraude. El cambio real está a punto de llegar a Andalucía. Y Andalucía será luz de esperanza para toda España.

Foto: Macarena Olona, este miércoles, en el pleno del Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

P. Dice usted que el PP la teme. Pero en realidad su candidatura ha levantado esperanzas en la izquierda porque Olona movilizará a sus abstencionistas.

R. A derecha e izquierda, a través de sus satélites periodísticos, han ido difundiendo a lo largo de estos meses, y con mayor intensidad en estas últimas semanas, un mensaje coincidente: miedo a Vox, miedo a Macarena Olona. A mí lo que me produce es tristeza. Lo digo con sinceridad. Qué poca consistencia en sus proyectos políticos respectivos han de tener PP, PSOE y la extrema izquierda para tener que apelar a ese mensaje del miedo y no poder hablar de sus propios y respectivos programas y proyectos políticos. Esa alerta antifascista de Pablo Iglesias que ya vimos cuando a finales de 2018 Vox irrumpe por primera vez en el Parlamento andaluz. Y acto seguido, desórdenes públicos, quema de contenedores y, por supuesto, las agresiones a cargos públicos de mi partido. Ya no les cree nadie. Los ciudadanos constatan cada vez con mayor fuerza, al escucharnos de manera directa, que no hay ningún atisbo de extremismo en nuestras palabras. Es que es la voz del sentido común que sale del conocimiento profundo de las necesidades de los españoles.

A partir de ahí, yo no diría, y no quiero que se malinterprete, que el candidato del PP me teme. Yo estoy convencida de que teme a Vox, porque sabe que con Vox fuerte en la presidencia de San Telmo, los andaluces van a tener muy claro que estos cuatro años se han perdido por completo. Y van a exigir responsabilidades tanto al candidato del Partido Popular como a los restos que puedan quedar de Ciudadanos en el Parlamento andaluz.

P. Si el PP lograse sumar más que la izquierda, como apuntan algunas encuestas, ¿respetarán la lista más votada?

R. El candidato del Partido Popular no contesta a una pregunta que ya se le ha formulado desde distintos ámbitos de manera pública. ¿Va a ser mi vicepresidente si Vox obtiene una mayoría suficiente? Porque no hay que engañar al electorado. Tienen que informar a los andaluces de si ese abrazo afectuoso y cariñoso que hemos visto entre el candidato del Partido Popular y el señor Juan Espadas se va a materializar después de las elecciones del 19 de junio en una coalición en San Telmo que permita gobernar con menos mayoría de la que obtenga Vox. Con el apoyo o por la abstención del Partido Socialista. Será a cambio de mantenerse. Porque el candidato del Partido Popular se ha limitado, junto con el señor Juan Marín, a gestionar el cortijo socialista sin llevar a cabo las reformas que Andalucía merecía para salir de esa cola en la que nos encontramos. No ya solo en España, sino en toda Europa. Si hablamos singularmente de la tasa del desempleo, es desesperante. El desempleo es la muerte de la tierra. Tenemos a nuestras provincias andaluzas, a las que yo quiero erigir en una primera posición, acabando además con las desigualdades territoriales que se han creado internamente en Andalucía desde San Telmo.

placeholder Macarena Olona. (Sergio Beleña)
Macarena Olona. (Sergio Beleña)

P. No quisiera convertir esta entrevista en una partida de frontón, pero le insisto, ¿qué exigirá al PP para gobernar? Concederá que el PP, que preside la Junta, parte con ventaja.

R. Coincido con usted en que el candidato del Partido Popular tiene una ventaja competitiva. Es evidente que está utilizando todos los recursos públicos de todos los andaluces a disposición de su candidatura, de la candidatura del Partido Popular. Y muy singularmente es una indignidad la utilización partidista y política que se está haciendo de Canal Sur, donde es casi un milagro ver cualquier imagen mía como candidata. Reitero, ¿aceptará el candidato del Partido Popular?

P. Apunta a una negociación inflexible como en Castilla y León. ¿Cómo planteará el reparto de consejerías?

R. Lo que yo quiero saber como andaluza, lo que los andaluces merecen saber es si el candidato del Partido Popular se plantea mantenerse en el abrazo al señor Juan Espadas, del Partido Socialista, especialmente durante los últimos meses. Porque quiero recordar en este punto que Vox presentó una enmienda a la totalidad de los presupuestos de la Junta para 2022 y que la respuesta del señor candidato del Partido Popular fue: "Estos son los presupuestos que cualquier socialista votaría". Es que quiero recordar que el Partido Popular ha dejado pasar el plazo de impugnación de los recursos de casación interpuestos por los expresidentes de la Junta en el proceso penal en que han resultado condenados por el caso de los ERE. Es que quiero recordar que el candidato del Partido Popular ha permitido la subsistencia de unos sindicatos de clase que han demostrado que son los mayores enemigos del pueblo, permitiéndoles que no se les exija por parte de la Administración andaluza la deuda que mantienen de 40 millones de euros. En unas condiciones mucho más beneficiosas de las que se conceden a cualquier otra persona o entidad.

Foto: Macarena Olona, este jueves en el Congreso. (EFE/J.J. Guillén) Opinión

P. Entonces, ¿plantea usted un Gobierno liderado por Vox o una coalición de PP-PSOE?

R. No. Lo que quiero saber es cuáles son las opciones del candidato del Partido Popular. Porque lo que ha demostrado de un tiempo a esta parte es que el abrazo en el que se ha sentido cómodo porque aplica las mismas políticas es con Juan Espadas y con el Partido Socialista. Y algo quiero dejar muy claro como candidata a la presidencia de Andalucía. Por favor, le pido que no nos vote ningún andaluz que pretenda que demos nuestra fuerza política de manera gratis al candidato del Partido Popular. Porque no lo haremos.

P. Arranca la precampaña con un alegato en defensa de la mujer, pero Vox tiene un problema serio con el voto femenino. El 65% de su apoyo es masculino, según las encuestas. ¿Cómo lo explica?

R. Yo no aceptaría el supuesto de partida. Es como cuando se dice que el voto obrero no puede estar en Vox. Mi realidad es la calle y los mítines. Yo le invitaría, si no ha estado nunca, a cualquier mitin que demos en Andalucía para que pueda ver la diversidad de asistentes...

placeholder Macarena Olona. (Sergio Beleña)
Macarena Olona. (Sergio Beleña)

P. Por supuesto que hay mujeres que votan a Vox. Pero el CIS y el común de los estudios sociológicos limitan sus apoyos femeninos. Recuerdo unas declaraciones de su compañera, Monasterio, en que ella misma señalaba que tenían el 70% de voto masculino en 2018.

R. Lo desconozco. Somos una formación de reciente creación si nos comparamos con el bipartidismo tradicional. Es evidente que nosotros hemos sufrido una evolución que no está motivada por un cambio de principios, sino por cómo hemos atravesado con enorme dificultad las barreras que nos ha impuesto el terrorismo informativo hoy en día en España. Y que aplica toda su virulencia sobre Vox, con unas manipulaciones que se traducen en que yo tenga que vivir desde hace 23 meses escoltada por las amenazas de muerte de la extrema izquierda. Porque cuando a mí los medios de comunicación, manipulando mi mensaje, cortando discursos que yo he pronunciado, me ponen ante la opinión pública como una persona homófoba, por ejemplo, lo siguiente que recibo son amenazas de muerte. La intención es clara: acallar nuestra voz porque saben que hemos venido para reventar el auténtico estado de bienestar de los políticos en que se ha traducido el actual Estado de las autonomías, que es el pesebre, es el terrorismo informativo.

Pondremos fin al cortijo socialista gestionado por el candidato del PP, que ha repartido las migajas que caen de su mesa como señorito

P. Por alusiones. Las estadísticas lo repiten y me consta que Vox tiene una estrategia clara para llegar al voto femenino, su gran hándicap hasta ahora. Su mensaje no ha terminado de calar. ¿A qué cree que se debe?

R. No creo que deba usted sentirse aludida por las manifestaciones que acabo de hacer sobre el terrorismo informativo. Creo que deben sentirse directamente identificados todos y cada uno de los activistas políticos que denigran la necesaria profesión periodística poniéndose al servicio del régimen político, manipulando la opinión como estamos viendo, por cierto, estos días con las encuestas de opinión.

Pero le voy a hacer una confesión. Cuando yo digo ‘sí, quiero’ en marzo de 2019 y doy un paso al frente en Vox, una de las razones fue precisamente ser mujer y sentirme plenamente identificada con el único proyecto en todo el panorama político que yo consideré que me iba a permitir romper con las cadenas. Salir de la esclavitud donde a las mujeres nos ha metido de lleno un feminismo radical que, por supuesto, no me representa a mí. Irene Montero, como mujer, no me representa.

Me niego a permanecer en ese reducido marco mental donde nos han encasillado PP, PSOE, Cs y la extrema izquierda, a las mujeres y a las personas homosexuales. Me niego a tragar una ideología de género que va a suponer mi borrado como mujer. Mi extirpación de mi identidad femenina impuesta por legislación. Y la primera fue en Andalucía en el año 2014, la ley trans, que por primera vez regula la autodeterminación de género con el apoyo expreso del Partido Popular, que tiene unas consecuencias devastadoras, legales y prácticas, que es el germen de esa ley andaluza que ha mantenido ese mal denominado Gobierno del cambio durante esta legislatura, teniendo la mayoría suficiente para poder derogarla. El candidato popular ha incumplido los acuerdos que ha asumido con Vox.

placeholder Macarena Olona. (Sergio Beleña)
Macarena Olona. (Sergio Beleña)

P. Le pido cierta concreción. ¿Qué van a hacer por la mujer, por la familia?

R. Pondremos la familia en el centro de todas las políticas públicas. Medidas muy concretas a través de ayudas públicas. Que no son, en el mejor de los casos, las que ya se están aplicando a algunas comunidades autónomas como es Madrid, que está ampliando las ayudas para poder acceder las mujeres a las técnicas de reproducción asistida. Nosotros queremos poner las familias y la natalidad en el centro de las políticas públicas. Para que la mujer, como ocurre en la actualidad, ya no se vea socialmente obligada a luchar contra su reloj biológico. Porque lo que no se puede permitir es que, como sucede en la actualidad y ha sucedido con gobiernos de uno y otro signo político, haya más ayudas públicas para abortar que para poder formar una familia.

(...) No puedo concluir ahí. Y disculpe la extensión, pero es que me hace preguntas sobre cuestiones de mucho calado que no se pueden responder de manera breve. No se puede responder de manera breve porque estamos dando la batalla de las ideas, y es muy importante contextualizar para saber adónde queremos llegar y no caer en la caricaturización que se está haciendo de nosotros, según la cual Vox es el partido que quiere devolver a las mujeres a las cocinas. Nosotros lo que queremos es dar a las mujeres algo que yo no he tenido, el derecho a elegir. A mí me ha estafado el feminismo cuando me ha dicho que yo voy a ser una mujer de éxito y debo ser una mujer feliz alcanzando las metas profesionales. Y se lo dice alguien que es una privilegiada porque la inmensa mayoría de las mujeres, la inmensa mayoría de las mujeres no puede alcanzar ese éxito profesional o lo alcanza de manera precaria. Con lo cual, lo que ve al final del camino, el que marca el reloj biológico, es que está sola en el sofá, sin éxito profesional y sin posibilidad de formar una familia.

P. Pero el origen de todos los males no estará en el feminismo. Habrá que procurar las condiciones económicas, laborales, asistenciales para que las mujeres y los hombres puedan ser padres. ¿Qué más hará Vox?

R. Hay que entender bien que el feminismo actual es una completa traición a la lucha histórica por los derechos de las mujeres. Usted me pregunta por políticas concretas y le he respondido con algunos ejemplos. Pero me quedaría corta si le dijese que yo, como presidenta de Andalucía, pretendo bonificar con ayudas el fomento de la natalidad. Yo quiero que para una empresa sea una lotería tener una trabajadora que se quede embarazada. Una lotería. Fíjese el cambio de perspectiva entre conceder una ayuda de 100 euros o que para una empresa sea una auténtica lotería premiada que una trabajadora se quede embarazada. Ese cambio de perspectiva social no pueden hacerlo las empresas por sí solas. Corresponde a los poderes públicos poner todas sus políticas a disposición, acompañando a los empresarios que crean empleo, que levantan España cada día con su esfuerzo, mediante líneas específicas de ayuda.

Foto: La diputada de Vox Macarena Olona, durante un pleno en el Congreso. (EFE/Mariscal)

P. ¿Eliminará la Consejería de Igualdad?

R.No se justifica un Ministerio de Igualdad de 522 millones de euros, ni muchísimo menos una Consejería de Igualdad en Andalucía. Es un auténtico despilfarro. Eliminaremos el gasto superfluo. Radicalmente. En Andalucía, como pretendemos hacerlo en toda España, eliminaremos todas aquellas partidas que no tienen un impacto directo en el beneficio de la ciudadanía. Y pondremos fin al cortijo socialista gestionado por el candidato del Partido Popular durante esta legislatura, que lo que ha hecho es pretender tener a los andaluces dependientes de subvenciones y repartir a los andaluces las migajas que caen de su mesa como señorito.

P. ¿Qué solución concreta tienen que ofrecer al campo? Y hablando de subvenciones, ¿eliminaría el PER?

R. El campo, como hemos demostrado de manera firme y permanente, está en el ADN de Vox y, desde luego, Andalucía también va a ser foco de esperanza para toda España, porque nosotros vamos a hacer frente a toda esta legislación absolutamente sectaria que demoniza nuestro campo, como demoniza nuestro sector primario, que convierte en presuntos explotadores esclavistas a nuestros agricultores, que les somete a una desventaja competitiva respecto de productos de terceros países, como está ocurriendo en la actualidad. Los cultivos de Huelva están siendo sustituidos por cultivos al norte de Marruecos como consecuencia de unos acuerdos comerciales que se están cerrando con España de rodillas por parte de este Gobierno.

P. Por favor, se nos agota el tiempo y no ha concretado ninguna medida para aliviar la situación del campo.

R. Usted quiere una respuesta corta: soberanía alimentaria de España, nuestros productos, lo nuestro, lo primero.

P. ¿Cerrar el producto al exterior?

R. No estamos diciendo eso. Usted de lo que habla es de autarquía. Nosotros defendemos la soberanía alimentaria y energética de España, porque, desde luego, los trabajadores lo que necesitan es patria para tener un futuro.

Macarena Olona, 'Macarena de Graná', concede a El Confidencial su primera entrevista como candidata de Vox en Andalucía. La cita es en Casa Salvador, un restaurante de honda tradición taurina en el corazón del barrio de Chueca de Madrid. Sonriente, asume que su presencia ha revolucionado el patio político andaluz. El suyo, asegura, es un viaje de no retorno. Dejará su acta de diputada del Congreso el próximo día 2 y optará a la presidencia de la Junta por la provincia de Granada. La izquierda agita el miedo a Vox, pero asegura que en realidad es el PP el que más teme. No citará jamás a Juanma Moreno por su nombre. Su desprecio por Ciudadanos es absoluto. “El denominado Gobierno del cambio ha sido un fraude”, asegura. Repele todas las preguntas sobre si apoyará un Ejecutivo del PP y bajo qué condiciones. Al contrario, cree que Moreno y Juan Espadas estarán tentados de que PP y PSOE pacten por primera vez para cortarles el paso.

Elecciones Andalucía Vox
El redactor recomienda