Los cambios en la cúpula de Canal Sur abren otra crisis de Vox con el Gobierno andaluz
  1. España
  2. Andalucía
DESTITUYEN A ZANCAJO

Los cambios en la cúpula de Canal Sur abren otra crisis de Vox con el Gobierno andaluz

La salida del jefe de Informativos lleva a Vox a advertir de "serias consecuencias políticas" mientras que PP y Cs marcan distancias con el cese y recuerdan que ya tienen Presupuestos

placeholder Foto: El portavoz del grupo parlamentario de Vox, Alejandro Hernández. (EFE)
El portavoz del grupo parlamentario de Vox, Alejandro Hernández. (EFE)

“Mamporrero”. Es el calificativo que dedicó el portavoz de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, al director general de Canal Sur y los sindicatos de la cadena pública. Vox fue el más duro en defensa de Álvaro Zancajo, director de Contenidos de Informativos y Transición Digital, destituido este lunes “por falta de confianza” de la dirección.

En Canal Sur, 140 millones de euros de presupuesto público y 1.400 trabajadores, se inicia una nueva etapa en mitad de un duro conflicto laboral, el peor en 30 años de historia. En paralelo, posiblemente en el Gobierno andaluz también estrena página política. La semana pasada, la plantilla llevó a negro la televisión como protesta. Una medida extrema que tenía el acuerdo presupuestario y los recortes cerrados con Vox como motor y que nunca se planteó frente al PSOE, en tres décadas, por un tiempo tan prolongado. Mientras, en el Parlamento andaluz quedaban aprobados los Presupuestos de 2021 y PP y Cs ya admitieron que planeaban soltar lastre con Vox. Ya no los necesitan porque las nuevas cuentas pueden servir para agotar la legislatura. Parecen dos hechos aislados, pero no lo son.

Foto: Imagen de 'Canal Sur Noticias'. (RTVA)

Si el partido de Santiago Abascal había convertido la Radio Televisión de Andalucía en un símbolo que derribar, la dirección de la cadena, con Juande Mellado al frente, envió este lunes un mensaje muy claro. Ni se van a dejar doblegar por los sindicatos, avisan fuentes de la RTVA, acusándolos de plantear "una huelga política" sin seguimiento "por la mayor parte de la plantilla", ni van a ceder a las amenazas de los socios de Vox. Efectivamente, son los dos frentes, a un extremo y otro, que con más ferocidad atacaron a Mellado por destituir a Zancajo. Unos porque querían mantenerlo y los sindicatos porque no les gustó la elección de su sustituta, la periodista Carmen Torres, que ocupaba la delegación de Canal Sur en Madrid. El periodista destituido respondió a su cese "de momento" con un artículo publicado en este periódico por Javier Caraballo: “Despelote sindical en Canal Sur”.

La amenaza de Vox al Gobierno de PP y Cs no tardó en llegar. La cuenta oficial del partido, en redes sociales, exigió al presidente Juanma Moreno que destituya al director general la RTVA. Señalaron que existe una maniobra “para proteger al PSOE”. El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, también se manifestó en esa línea y advirtió de “consecuencias políticas”. Lamentó que Mellado “con sus mamporreros sindicales y el aplauso del PSOE, le tuerce el brazo al Gobierno para que rompa el pacto presupuestario sobre la RTVA”. “Auguro serias consecuencias políticas”, dejó escrito. ¿Cómo de serias si acaban de dar su apoyo al Presupuesto?, se preguntaron desde el Ejecutivo andaluz con cierta ironía. El mensaje del Gobierno de Juanma Moreno es claro: “El presidente ni quita ni pone jefes de Informativos”. Defienden que es una prerrogativa del director general de la cadena y defienden su autonomía para tomar decisiones.

Vox encontró hace ya tiempo en Canal Sur un banderín de enganche para su discurso político en Andalucía. Su verdadera guerra cultural la libra aquí con el ente público. El partido que llegó pidiendo el cierre de la cadena autonómica y que luego moderó sus posiciones, hasta exigir una cuota y más presencia en antena, nunca ha dejado de tirar al ente público. Es el asunto que más visibilidad le da. Hasta el punto de que la cadena autonómica es motivo de muchas intervenciones en el Parlamento andaluz, moneda de cambio en las negociaciones con el Gobierno de PP y Cs y pilar de su último acuerdo presupuestario.

Foto: Sede de Canal Sur Radio y Televisión.

El último documento firmado por los partidos en coalición en la Junta y Vox para sacar adelante el Presupuesto andaluz de 2021 impone un recorte de 14 millones de euros en las transferencias corrientes al ente público y rubrica que no se sustituirán ni bajas ni jubilaciones, amortizando esos puestos de trabajo. Fue el último envite frente a Canal Sur. El pasado 16 de diciembre, durante la sesión de control a Moreno, sus socios de Vox llamaron a los trabajadores de Canal Sur "chantajistas" y "pesebristas" y advirtieron al presidente andaluz de las consecuencias de ceder al "chantaje". Aún quedaba una semana para que el Presupuesto viera la luz y Moreno fue tibio: "Los trabajadores son diversos y plurales y muchos quieren un cambio en Canal Sur".

"Algo ha cambiado", concedió en esa intervención Hernández (Vox), aunque aseguró que siguen dándose situaciones "vergonzantes" y pidió mejor trato en la cadena pública para su partido y su líder, Santiago Abascal. De todo lo cerrado en el último acuerdo presupuestario, Vox puso el foco, una vez más, en la televisión pública.

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)

Los descalificativos no son nuevos. El pasado enero, el portavoz parlamentario de la formación de extrema derecha llamó a los trabajadores de Canal Sur “perrillos que sirven de altavoz a quien fue el dueño del pesebre” y ya entonces lanzó una advertencia al Gobierno: “Hasta aquí hemos llegado”.

Las quejas de Vox

Se quejaban de que se les catalogara como partido de “extrema derecha” o “ultraderecha” y lanzaron su primer ataque directo al Gobierno con Canal Sur como argumento. Lo hacían cuando el grupo parlamentario se sumía en su primera crisis grave, tras la marcha de una diputada que denunció “acoso” y cuando ya se intuía la ruptura del partido con su candidato, Francisco Serrano, que terminó apartado por una querella de fraude. Apenas dos semanas después, Canal Sur anunciaba la destitución de su jefe de Informativos, un periodista de la casa al que acusaron de ser demasiado blando, y el fichaje ‘estrella’ de Álvaro Zancajo. Vox había pedido más espacio en la cadena y voces afines en el canal autonómico, y Zancajo les procuró ambas cosas.

Foto: El exlíder de Vox Francisco Serrano, en el Parlamento de Andalucía. (EFE)

La Asociación de la Prensa de Sevilla denunció una campaña de “censura, amenaza y miedo” de Vox frente a los profesionales de Canal Sur. El aterrizaje de Zancajo en la RTVA ya llegó acompañado de una primera amenaza de huelga que se consumaba sin que la dirección hubiera cumplido aún un año al mando y cuando el Gobierno de PP y Cs había cumplido su primer aniversario.

600 firmas en su contra

Durante los meses posteriores, los enfrentamientos de Zancajo con los trabajadores fueron a más. Un total de 600 trabajadores firmaron un decálogo en defensa de Canal Sur como servicio público, que advertía de las presiones de Vox, de las amenazas de recortes y de amortización de puestos de trabajo y dejaba clara cuál era la relación con el director de Informativos. Zancajo ya había tenido los mismos problemas a su paso por Antena 3 y TVE, donde fue colocado al frente del canal 24 Horas por el Gobierno del PP y posteriormente cesado por Rosa María Mateo. Ganó una demanda en los tribunales que declaró su despido nulo y fue reincorporado sin galones a la plantilla de Televisión Española hasta que Canal Sur lo fichó.

Foto: Álvaro Zancajo, en una imagen de archivo. (RTVE)

Aunque Zancajo informó, en todos los medios que quisieron difundir sus datos, que había disparado con su llegada los datos de audiencia de los informativos, los números no confirman esa versión. Los boletines de Canal Sur seguían teniendo una audiencia del 10% pese al cambio de imagen y la apuesta por dos rostros nuevos, con Ana Cristina Ramírez y la veterana Mariló Montero, que rápidamente formó parte del núcleo duro del director de Informativos. También, como pedía Vox, renovó a los tertulianos en los programas de producción propia, vetando algunos nombres y eligiendo a muchos colaboradores que venían desde Madrid y eran "afines a Vox o directamente amigos de Zancajo", denunciaron los sindicatos.

'Olvidos' en los informativos

Los enfrentamientos fueron constantes por las escaletas, los trabajadores denunciaron una “manipulación” a favor de Vox y la gota que colmó el vaso fue que en uno de los informativos se obvió la noticia de que el Supremo ratificaba la condena al PP por Gürtel, algo que se subsanó posteriormente, pero que llevó a Mellado a pedir disculpas públicas en el Parlamento por la mala praxis informativa.

Foto: Álvaro Zancajo, en su etapa en TVE. (EFE)

Desde verano, las tiranteces de la cúpula de la RTVA con Zancajo comenzaron a hacerse cada vez más evidentes. Nadie se podía explicar cómo desde San Telmo marcaban distancias con el jefe de Informativos, desde Génova aseguraban que no respondía a sus directrices, la directora adjunta de Informativos, Desirée García-Escribano, exjefa de prensa de Cs y con una larga trayectoria profesional en televisión, fue apartada por Zancajo de los informativos y el partido naranja lo aceptó sin más. La plantilla no sabía con claridad a qué órdenes respondía el director de Informativos, pero sí denunciaba "sus malos modos, sus imposiciones y sus órdenes a favor siempre de Vox, más que del PP", señalan trabajadores de la casa bajo su mando.

Este miércoles 30 de diciembre, el director general de Canal Sur informará al consejo de administración de la RTVA de todos los cambios en la cadena pública. En el organigrama entra Carmen Torres, delegada de Canal Sur en Madrid, en sustitución de Zancajo, Enrique Díaz ocupará la dirección de Recursos Humanos por jubilación de su antecesor y Raquel Sánchez sustituirá a Carmen Estero como directora corporativa.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Canal Sur Álvaro Zancajo Partido Popular (PP) Parlamento de Andalucía Juanma Moreno Vox
El redactor recomienda