Es noticia
Menú
Vox exigirá incluir en Castilla y León la perspectiva de familia en todas las leyes regionales
  1. España
Elecciones del 13-F

Vox exigirá incluir en Castilla y León la perspectiva de familia en todas las leyes regionales

El partido de Abascal, que también propone transformar la actual Consejería de Familias, busca confrontar su programa de natalidad con el del PP, a quien acusa de abandonar la región durante 35 años

Foto: Santiago Abascal, durante un mitin en Ávila. (EFE/Raúl Sanchidrián)
Santiago Abascal, durante un mitin en Ávila. (EFE/Raúl Sanchidrián)

Vox ha hecho del fomento de la natalidad su principal bandera en la campaña de Castilla y León. La formación liderada por Santiago Abascal ha encontrado en el problema de la despoblación la excusa perfecta para exhibir su repertorio y confrontar con el PP y sus políticas, a quien acusa de abandonar la región durante 35 años y seguir las imposiciones de la bautizada como 'agenda progre'. El objetivo del partido es implantar una nueva estrategia en este territorio, que pasa por transformar la actual Consejería de Familias, Infancia y Atención a la Diversidad e incluir la perspectiva de familia en todas las leyes autonómicas. Estas serán dos de sus exigencias ante Alfonso Fernández Mañueco si, como apuntan las encuestas, necesita su apoyo para la investidura.

Castilla y León es la primera oportunidad para que el partido desarrolle sus medidas estrella en un Gobierno. Fuentes de la dirección señalan que la perspectiva de familia es uno de los planteamientos de la Agenda España y, si se da el caso, pelearán por su imposición. El plan es exigir que cada norma de rango regional incluya un estudio pormenorizado sobre el impacto que la ley en cuestión tendrá en la vida de las familias, de modo que todo se oriente a su "llegada, desarrollo y bienestar" en la región. Es decir, la alternativa de Vox a los análisis con óptica de género que ya se piden para muchos proyectos y actuaciones y que ellos mismos rechazan.

Foto: Abascal, García-Gallardo y Ortega Smith, en un acto en Valladolid. (EFE/Nacho Gallego)

Esta medida, señalan, irá de la mano de una transformación de la actual Consejería de Familias, en manos del PP durante el último Gobierno de coalición con Ciudadanos. La línea a seguir no dista demasiado de los planteamientos de la formación en otras regiones como la Comunidad de Madrid, donde han exigido (sin éxito hasta ahora) la supresión de lo que ellos llaman "chiringuitos ideológicos" o la derogación de las leyes LGTBI.

Reorientar gastos

En el caso concreto de Castilla y León, el equipo de Juan García-Gallardo habla de "reorientar" los gastos de algunas direcciones generales que consideran superfluas o con tintes ideológicos. Fuentes del partido indican varios ejemplos a El Confidencial. Un ente a eliminar sería el Consejo de Juventud, "que se suprimiría por gasto ineficiente", pero también otras áreas más allá de esta consejería. Es el caso de la Oficina de Cooperación para el Desarrollo, que estiman que no es necesaria porque es una competencia estatal. "Cuesta más de cuatro millones de euros al año, ese dinero se puede reinvertir en ayudas o prestaciones para las familias", apuntan.

Vox propone combinar las ayudas según el número de hijos con subsidios o descuentos para los pequeños más allá del nacimiento

El modelo para la región, como informó El Confidencial, es el de Hungría y Polonia, dos de sus principales aliados en Europa y ubicados en el grupo de los gobiernos ultraconservadores del continente. Si bien el programa que Vox ha presentado para Castilla y León se limita a un documento de 10 puntos sin entrar en detalles, desde la formación aseguran que internamente se trabaja en una batería de medidas en todos los ámbitos, con el fomento de la natalidad como uno de los más destacados. Así, la candidatura de García-Gallardo propone un programa de ayudas directas, progresivas en función del número de hijos, combinado con una estrategia global a medio y largo plazo, de modo que los subsidios por nacimiento se completen con descuentos o subvenciones para gastos familiares y relacionados con los primeros años de los pequeños, como actividades extraescolares o el acceso a deportes en diferentes etapas de su vida. "Tiene que ser un todo", insisten.

Esta reflexión, precisamente, les sirve para criticar medidas presentadas por el PP, su principal rival en el bloque de la derecha el 13-F. En Vox, consideran que anuncios como el cheque bebé no son más que un parche, con la necesidad de abordar un plan a nivel general. "En sí no es algo malo, pero es algo aislado que no soluciona nada. Después de 35 años, no tienen credibilidad para proponer nada sobre la familia", aseveran los de Abascal. Los populares, no obstante, han previsto un plan de ayudas que van de 1.500 a 2.500 euros por hijo, mientras que Vox trabaja en lo mismo pero sin dar una cifra exacta.

Foto: Mañueco, en la presentación de su programa. (EFE/Almudena Álvarez)

Pero el pulso con Fernández Mañueco sobre la defensa de la familia va más allá de los números y en Vox se afanan en que sea una cuestión ideológica. La formación acusa al PP de ir en contra de los valores tradicionales por haber asumido los discursos de género o identidad sexual de la izquierda. Un extremo que conecta con la crítica constante a la Agenda 2030 y la idea rocambolesca de que, en el fondo, Génova defiende lo mismo que el PSOE y Pedro Sánchez.

Pese a todo, a tenor de las últimas encuestas, los dos partidos están condenados a entenderse y la victoria de la derecha pasa por un acuerdo entre ambos. Según el sondeo de IMOP-Insights para El Confidencial, Alfonso Fernández Mañueco necesitará, al menos, la abstención de Vox para ser presidente de nuevo, con 35 procuradores frente a los 10 de García-Gallardo. El PP, sin embargo, insiste en evitar esta coalición a toda costa.

Vox ha hecho del fomento de la natalidad su principal bandera en la campaña de Castilla y León. La formación liderada por Santiago Abascal ha encontrado en el problema de la despoblación la excusa perfecta para exhibir su repertorio y confrontar con el PP y sus políticas, a quien acusa de abandonar la región durante 35 años y seguir las imposiciones de la bautizada como 'agenda progre'. El objetivo del partido es implantar una nueva estrategia en este territorio, que pasa por transformar la actual Consejería de Familias, Infancia y Atención a la Diversidad e incluir la perspectiva de familia en todas las leyes autonómicas. Estas serán dos de sus exigencias ante Alfonso Fernández Mañueco si, como apuntan las encuestas, necesita su apoyo para la investidura.

Vox Partido Popular (PP) Elecciones Castilla y León
El redactor recomienda