apelan al "no pasarán"

Iglesias y Garzón llaman a crear un bloque antifascista para frenar el auge de Vox

El tándem formado por Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo en Adelante Andalucía ha perdido un tercio de los votos que sumaron Podemos e IU por separado en las elecciones de 2015

Foto: Teresa Rodríguez, tras conocer los datos del escrutinio. (EFE)
Teresa Rodríguez, tras conocer los datos del escrutinio. (EFE)

Adelante Andalucía se ha quedado tres escaños por debajo de la suma de Podemos e IU, por separado, en 2015 (20 frente a 17) y cosechando casi 300.000 sufragios menos. Ni la concentración del voto de las izquierdas ni el enfoque de la campaña —centrada en atraer el voto del "verdadero socialismo" desde una marcada identidad andalucista— han servido para acercarse al objetivo de mantenerse en los mismos resultados que sumaron las izquierdas hace tres años, conscientes de la recesión en la encuestas a nivel estatal de Unidos Podemos. El tándem formado por Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo no ha funcionado en las urnas como se esperaba y el modelo de la "confluencia por abajo" se queda lejos de sus objetivos. Ambas formaciones caen cinco puntos y medio sin lograr beneficiarse del desplome de los socialistas. Se impone ahora la "reflexión", según Teresa Rodríguez.

Iglesias y Garzón llaman a crear un bloque antifascista para frenar el auge de Vox

Los malos resultados de la confluencia se han sumado a un revés que tanto Adelante Andalucía como Unidos Podemos están centrando en sus análisis: el auge de Vox. La irrupción de la formación liderada por Santiago Abascal ha llevado a las direcciones de Podemos e IU a nivel estatal a trazar una urgente hoja de ruta que pasa por la creación de un bloque antifascista. Se importa el modelo galo de la France Insoumise de Jean-Luc Mélenchon que confronta contra el Frente Nacional de Le Pen. "Frente a la extrema derecha, igualdad, libertad y fraternidad", ha concluido Pablo Iglesias durante una intervención, que no estaba prevista, junto al líder de IU, Alberto Garzón, en la sede de Podemos.

El secretario general de Unidos Podemos ha lanzado una "alerta antifascista" a todas las fuerzas políticas y sociales progresistas, así como a sindicatos, estudiantes o al movimiento feminista, apelando a la necesidad de impulsar un "antifascismo militante". La unidad de la izquierda pasa ahora por formar un bloque que combata tanto en las calles como en las instituciones a la extrema derecha. "Las fuerzas políticas antifascistas que impulsamos la moción de censura deben saber que nos estamos jugando las libertades y la democracia", ha concluido, apelando a formar un "dique de contención".

Las fuerzas políticas antifascistas que impulsamos la moción de censura deben saber que nos estamos jugando las libertades y la democracia

En el cuartel general de Adelante Andalucía, en la sevillana Sala Cartuja de la Isla de la Cartuja, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo ya fueron recibidos al grito de "no pasarán", lo que ya hacía presagiar el giro de esta formación hacia posiciones de autodefensa frente a la extrema derecha, no solo en las instituciones sino también en las calles. "Nos van a tener delante", enfatizó Rodríguez, apelando a recuperar el espíritu del 15-M para combatir a la extrema derecha. Vox se ha quedado a menos de 200.000 votos de Adelante Andalucía y a cinco escaños.

La dirección estatal ya había puesto el foco en la irrupción de Vox tras el cierre de las urnas, una de las grandes sorpresas de la noche electoral. La coportavoz de Podemos, Noelia Vera, lo calificaba como una "mala noticia" y se apresuraba en responsabilizar a Susana Díaz de haberle "hecho la campaña" durante la recta final. "Lo ha nombrado tantas veces que al final el monstruo se va a convertir en una realidad", se ha lamentado Vera. Iglesias distribuía también las culpas a PP y Ciudadanos, quienes habrían abierto la vía al crecimiento de la extrema derecha "con su discurso ultranacionalista".

Consulte los resultados, municipio a municipio

El fantasma del adelanto electoral de las elecciones generales, un escenario para el que Podemos ya se está preparando, se aleja. La dirección estatal consideraba que una victoria del PSOE y una caída considerable del PP, como vaticinaban las encuestas, llevaría a Moncloa a aprovechar este escenario para convocar elecciones, previsiblemente en marzo. Una hipótesis que se disipa. Con todo, algunas voces dejan una ventana abierta a esta posibilidad si lo que primase ahora "es cortar el ciclo electoral a Vox".

El fantasma que se mantiene es el de un viraje del Gobierno socialista para mirar más hacia Ciudadanos que a Unidos Podemos, como hasta ahora. Un cambio de dirección que sería el único salvavidas para Susana Díaz y sobre el que ya alertó Pablo Iglesias durante el último Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano de decisión del partido entre asambleas. "En política, todo puede cambiar", alertó, tras explicar que Pedro Sánchez no contemplaba esta operación, pero los poderes económicos "empujarán al PSOE a que se entienda con Ciudadanos". Los resultados de las elecciones andaluzas han aumentado estos temores en Princesa 2, por lo que Iglesias mostraba su deseo de que este resultado "sirva a PSOE y a Pedro Sánchez para entender quiénes somos sus verdaderos aliados".

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda