con el 83% de los votos escrutados

Vuelco electoral en Andalucía: Susana Díaz se hunde y el centro derecha suma

El PSOE podría perder Andalucía por primera vez en 36 años: pese a ganar las elecciones con 33 diputados, la suma de PP, Cs y VOX le quitaría el Gobierno

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Susana Díaz habría ganado las elecciones pero perdería el Gobierno de la Junta de Andalucía frente a una hipotética alianza de PP, CS y Vox, la gran sorpresa de estas elecciones. Según los resultados oficiales, con el 83% escrutado, el PSOE lograría 33 diputados, 14 menos que en 2015. El PP, que obtendría 26 escaños (7 menos que hace tres años), podría sin embargo llevarse la Junta en la figura de un cuestionado Juanma Moreno Bonilla, que ya ha perdido dos elecciones.

Para ello, necesitaría los 21 escaños de Ciudadanos -frente a los 9 que ovtuvo en 2015- y los 12 de Vox, triunfador en unos comicios a los que no pensaba ni concurrir y en los quese ha acabado beneficiando del voto del desencanto, del voto de castigo y de la desmovilización de los grandes partidos -la participación ha caído más de 5 puntos-. Adelante Andalucía se conformaría con 17 escaños pero sería irrelevante para darle el Gobierno a Susana Díaz.

La jornada electoral ha supuesto una montaña rusa de nervios: desde las filas del PSOE, la caída de la participación con respecto a las elecciones de 2015 se veía como un auténtico drama que les acercaba al precipio que suponía la frontera de los 40 escaños. El escrutinio oficial hundía aún más al PSOE y le llevaba hasta los 33 escaños. Pese a que en el PP, Juanma Moreno Bonilla confirmaba su incapacidad para frenar la sangría de votos que comenzara en las pasadas elecciones y la campaña de Pablo Casado, en la que se ha implicado de principio a fin, lo único que conseguía era evitar el sorpasso naranja o de Adelante Andalucía, su segunda posición le permitirá echar al PSOE. En Génova pasaban del desánimos a la posibilidad de que la suma de PP, CS y Vox impidiese al PSOE formar gobierno.

Para Adelante Andalucía -que prácticamente repetía con IU los resultados de 2015- el resultado ha supuesto una desilusión: todos los medios habían elogiado la campaña de Teresa Rodríguez para arrebatar la bandera del andalucismo al PSOE y a Susana Díaz y se podía esperar mejor resultado. Para Ciudadanos, que ha logrado la tercera posición, ahora llega la papeleta de tener que apoyar un Gobierno del PP con los votos de Vox. Eso le marcará de cara a lasmunicipales y autonómicas de mayo, pero lo mismo le marcará si rechaza apoyar ese Gobierno y permite al PSOE seguir gobernando.

[Las elecciones andaluzas, en directo]

¿Y Vox? La irrupción de la formación de Santiago Abascal comenzaba a tomar cuerpo a media tarde, cuando en Almería o Málaga se veía que la caída de la participación era menor -apenas dos puntos- que en feudos tradicionales del PSOE como Sevilla o Jaén, donde caía más de 5 puntos con respecto a 2015. Si se miraban los resultados de la abstención en algunas poblaciones se veía como en El Ejido -epicentro de la inmigración en Almería- la movilización era incluso superior que hace tres años, mientras que en municipios 'socialistas' como Alcalá de Guadaíra era de hasta 7 puntos menos.

Vox, el aviso para mayo... y las generales

Que un partido de derecha extrema que hasta unos días antes de que comenzara la campaña no tenía decidido presentarse a las elecciones -Abascal quería concurrir a las elecciones europeas con él como candidato, copiando la fórmula de Podemos y Pablo Iglesias en su momento- entre de golpe en el Parlamento y no de una manera testimonial, sino con capacidad de presionar y dar el Gobierno al PP supone, además de una sorpresa, una advertencia muy clara de lo que puede pasar a partir de ahora en las municipales y autonómicas de mayo y, sobre todo, en las europeas, donde el voto de castigo a los partidos tradicionales es mucho más evidente. De momento, la primera felicitación al partido de Abascal llegó en forma de tuit de Marine Le Pen.

Además, la entrada pujante de Vox en el Parlamento andaluz -arañando votos de la abstención tradicional, de los descontentos del PP pero también de Ciudadanos y del PSOE- será un nuevo factor a tener muy en cuenta a la hora de hacer los cáculos políticos electorales para un adelanto de las generales. Vox ha llegado y, como ha sucedido en Europa con movimientos similares, viene para quedarse.

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios