Es noticia
Menú
Lo mejor y lo peor | Sin Modric, el centro del campo del Real Madrid hace agua
  1. Deportes
  2. Fútbol
un partido espeso y plomizo

Lo mejor y lo peor | Sin Modric, el centro del campo del Real Madrid hace agua

La creatividad y la profundidad en el juego del Real Madrid se resiente cuando no está Luka Modric. Contra Osasuna fue un ejemplo más de la dependencia que tiene el equipo del croata

Foto: Tchouaméni, Rodrygo y Benzema en el partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)
Tchouaméni, Rodrygo y Benzema en el partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)

Osasuna corta la racha de victorias del Real Madrid en este inicio de la temporada, se queda en nueve triunfos consecutivos y la Liga empieza de nuevo. Ya han pinchado los dos favoritos. El tropiezo del Barcelona se produjo en la primera jornada del campeonato contra el Rayo Vallecano en el Camp Nou. Xavi ajusta un equipo más competitivo. El nuevo líder es el Barça, pero tampoco hizo un partido brillante en Mallorca. Lo sacó adelante con la pegada en las dos áreas. Ter Stegen y Lewandowski producen el impacto que tienen Courtois y Benzema en el Real Madrid. El pinchazo de los blancos llega en el Bernabéu. En un partido en el que está ausente el portero belga, por unas molestias ciáticas, y un mal día en la oficina del delantero francés. Este tipo de partidos, atascados y jugando mal, los solía ganar el Madrid en las áreas. Ahora también lo hace el Barcelona.

Si no está Courtois y a Benzema le falla la puntería, el Real Madrid se resiente. Del portero y el delantero se decía, tras la consecución de la Champions, que eran los artífices en las remontadas. Sin ellos, hay dos grietas. El equipo pierde eficacia en el gol y solidez en la defensa. La tercera grieta más profunda del Real Madrid es la ausencia de Luka Modric. Contra Osasuna no jugó, por una lesión en la cadera, y el juego fue plomizo, sin ritmo ni claridad.

Foto: Amancio Amaro saluda a aficionados del Real Madrid. (EFE/Mariscal)

La ausencia de Modric (37 años) daña la estructura del equipo. No hay otro como él. Ceballos no pudo darle energía ni profundidad al juego. El croata ha sido suplente en dos partidos esta temporada, y Ancelotti ha tenido que recurrir a él para sacar el juego de la espesura. En la primera jornada, contra el Almería, el partido se complicó y tiró de Modric en el descanso para la reacción. Lo mismo sucedió contra el Mallorca en el Bernabéu. Un partido atascado y Modric al campo como solución para crear juego y darle soluciones a los atacantes. Contra un trabajadísimo Osasuna, el centro del campo del Real Madrid se cayó. Hizo agua.

Lo mejor | El resultado contra un buen Osasuna

Osasuna fue lo mejor que se vio en el empate del Bernabéu. Jagoba Arrasate tiene un equipo muy bien trabajado que supo cómo contrarrestar las individualidades del Real Madrid. El conjunto navarro es sexto en la Liga por méritos propios. Juega como equipo, sólido, intenso y dañino cuando se lanza a la portería. Pudo irse derrotado si Benzema acierta con el penalti, pero hasta en esta acción ganó el duelo Sergio Herrera. En la batalla psicológica del lanzamiento, el portero se impuso al delantero. Al francés se le vio dudar y desaprovechó su oportunidad. Lo mejor para el Real Madrid, en un partido plano, es el empate. Ancelotti dice que es "un accidente". La pasada temporada utilizó este mismo término para calificar los problemas de juego y eficacia contra el Sheriff en el Bernabéu y el resultado fue peor: una derrota. De los empates-tropiezos también se aprenden lecciones. El Real Madrid tiene que igualar, al menos, la intensidad y las ganas ante rivales modestos. No se gana solo con la calidad individual.

placeholder Vinícius durante el partido contra Osasuna.
Vinícius durante el partido contra Osasuna.

Lo bueno | Vinícius saca petróleo

Vinícius ya marca hasta cuando no quiere. Esto es lo bueno que tiene un futbolista que ha encontrado el gol. El brasileño puso un centro al área y sorprendió a Sergio Hererra. El gol es discutible, pero legal. La distancia de Rüdiger, en fuera de juego, con el portero de Osasuna y su intento por tocar la pelota no parecen influir en la jugada. Hay que quedarse con la racha de Vinícius, que venía de un partido complicado en el derbi. No marcó en el Metropolitano, pero tuvo un balón al poste. En lo que va de temporada, lleva seis goles en los 10 partidos y en todos va ganando peso en el ataque del equipo. El juego del Real Madrid se simplifica en dársela a Vinícius y que se la juegue. Con espacios es un demoledor. Contra Osasuna, no los tuvo. El trabajo defensivo del equipo de Arraste fue impecable. Un sistema consistente, bien cerrado y con ayudas para frenarle minimizó al brasileño. Lo relevante es que de un centro sacó petróleo.

Lo normal | El parón, descoloca

El primer partido después del parón de Selecciones descoloca a los equipos que tienen más internacionales. Osasuna aprovechó un Real Madrid impreciso, despistado, con bajas por lesión y sin chispa. Lo normal es que se pueda producir un pinchazo. Las dos semanas en las que Ancelotti pierde a los internacionales repercuten en frenar la dinámica positiva. Al parón se fue el Madrid ganando el derbi, sin Benzema, y regresa con un empate y con un fallo en el penalti del francés. Normal también puede ser que el delantero acuse la inactividad de un mes sin competir por la lesión. Su calidad y liderazgo tendrán que fluir con el paso de los siguientes partidos. El Clásico está cerca (16 de octubre) y el Madrid necesita al mejor Benzema.

placeholder Ceballos mira la pelota ante el golpeo de Juan Cruz.
Ceballos mira la pelota ante el golpeo de Juan Cruz.

Lo malo | Ceballos no aprovecha su oportunidad

Dani Ceballos se hartó de pedirle a Ancelotti que le diera más oportunidades. Quería minutos desde el inicio, demostrar que no es solo un futbolista para segundas partes, y la primera que tiene decepciona. Ancelotti quitó a Ceballos, en el primer doble cambio, para meter a Camavinga y Fede Valverde. También se fue Tchouaméni. El partido del francés fue gris. Las expectativas están puestas en lo que puede aportar Ceballos y, en el día que entra por el lesionado Modric, no es capaz de generar fútbol para darle ritmo y profundidad al juego. Los minutos y la confianza del entrenador también se ganan aprovechando estas oportunidades, y en el caso de Ceballos era un día para no fallar. Estaba fresco, no tuvo partido internacional, y el rendimiento que dio fue plomizo.

Lo peor | Ancelotti pierde la confianza en Hazard

El Real Madrid utilizó a todos los delanteros posibles, incluido Mariano, para buscar la manera de hacerle el segundo gol al Osasuna. El único que se quedó sin minutos es Eden Hazard. El belga vuelve a perder la confianza del entrenador. Le dura poco. Cuando se lesionó Benzema en el partido contra el Celtic en Glasgow, fue el recambio. Hizo un gol y dio una asistencia. Se vieron brotes verdes. En el siguiente encuentro es titular, contra el Mallorca, y Ancelotti le quita a la hora del partido. Ya no se ha visto más del belga. Le ha superado Rodrygo, después Marco Asensio y lo que le faltaba es que también lo haga Mariano, que va en el último vagón de los cambios. Con Hazard se agota la paciencia y la confianza. Ancelotti le tiene que ver mal para no darle ni un minuto contra el Osasuna.

Osasuna corta la racha de victorias del Real Madrid en este inicio de la temporada, se queda en nueve triunfos consecutivos y la Liga empieza de nuevo. Ya han pinchado los dos favoritos. El tropiezo del Barcelona se produjo en la primera jornada del campeonato contra el Rayo Vallecano en el Camp Nou. Xavi ajusta un equipo más competitivo. El nuevo líder es el Barça, pero tampoco hizo un partido brillante en Mallorca. Lo sacó adelante con la pegada en las dos áreas. Ter Stegen y Lewandowski producen el impacto que tienen Courtois y Benzema en el Real Madrid. El pinchazo de los blancos llega en el Bernabéu. En un partido en el que está ausente el portero belga, por unas molestias ciáticas, y un mal día en la oficina del delantero francés. Este tipo de partidos, atascados y jugando mal, los solía ganar el Madrid en las áreas. Ahora también lo hace el Barcelona.

Luka Modric
El redactor recomienda