Vergonzosa derrota del Real Madrid: el Sheriff castiga el caos en la Champions (1-2)
  1. Deportes
  2. Fútbol
histórico triunfo de los moldavos

Vergonzosa derrota del Real Madrid: el Sheriff castiga el caos en la Champions (1-2)

El Real Madrid sufre una derrota humillante en el Bernabéu contra el Sheriff, un equipo moldavo que debuta en la Champions. Ancelotti no encontró soluciones y los jugadores estuvieron ansiosos

Foto: Benzema, de rodillas, en el partido contra el Sheriff. (EFE)
Benzema, de rodillas, en el partido contra el Sheriff. (EFE)

Un equipo novato en la Champions, con jugadores inexpertos, un sistema defensivo ordenado y un portero inspirado, se plantó en el Bernabéu e hizo del partido una agonía para el Real Madrid. Los de Carlo Ancelotti pasaron vergüenza. Una derrota bochornosa, la primera de la temporada, y en el momento más inesperado. El Real Madrid venía de empatar en Liga con el Villarreal en el Bernabéu, de sufrir y tener a Courtois como el más destacado, y ante el equipo moldavo sufre un accidente. Grave, por la imagen ofrecida y por la repercusión que tiene no ser capaces de encontrar soluciones tácticas.

El Sheriff sofocó al Real Madrid en el segundo encuentro de la fase de grupos de la Champions con un planteamiento sólido y un portero que fue un muro. Es una derrota que rebaja toda la euforia que había generado Ancelotti en este inicio de temporada.

Foto: Carlo Ancelotti le da el balón a Hazard en el partido contra el Valencia. (EFE)

Se esperaba una noche plácida, de goles y espectáculo en Chamartín, y salió una noche de perros. Ancelotti sufre su primer pinchazo serio en su segunda etapa en el banquillo blanco. El técnico fue un manojo de nervios, como todos los asistentes al estadio, y sus protestas en el penalti a Vinícius le costaron la tarjeta amarilla. El partido era para dar descansos e ir metiendo en la dinámica a jugadores como Hazard para que cogieran ritmo y confianza. Imposible. El plan salió torcido y Ancelotti, angustiado tras el empate de penalti marcado por Benzema, cambió a cuatro jugadores de una tacada. Quitó a Miguel Gutiérrez, Nacho, Hazard y Casemiro para meter en el campo a Kroos, Modric, Rodrygo y Jovic.

El portero del Sheriff, un muro

El Real Madrid jugó, desde el 66’, con un equipo ultraofensivo y jugadores fuera de su sitio natural. Fede Valverde y Camavinga, que empezaron el encuentro en el centro del campo, acabaron de laterales. El uruguayo en el derecho y el francés en el izquierdo. Un sistema improvisado y a la desesperada en un partido donde la ansiedad bloqueó al Madrid.

Entró mal al partido. El Real Madrid salió a dominar, le metió velocidad a la pelota, pero tuvo poca precisión en los metros finales y mala definición. El portero del Sheriff tiene el mérito de una noche histórica para el equipo moldavo. Athanasiadis lo paró todo. Fue un gigante en las fases de acoso del Real Madrid. En la primera parte se hizo fuerte a los disparos lejanos de Benzema, Hazard, Casemiro y Valverde. El Madrid no encontró la manera de desordenar la estructura del rival y cuando lo consiguió chocó con el portero griego.

Los fallos del Madrid costaron caro. En una acción por la banda derecha, llegó el gol del Sheriff. La zona que tenía que defender Nacho. El Madrid tiene un serio problema con los laterales y Ancelotti está hecho un lío con tantas pruebas. Un centro sin oposición que remató de cabeza el delantero uzbeko Yakhsiboev. Lo hizo sin oposición. Los fallos defensivos siguen ahí. El Real Madrid es frágil atrás. Con poquito le hacen daño. Pudo ser peor el resultado en la primera parte con un error de Courtois en un despeje con el pie y el disparo, otra vez, de Yakhsiboev. La pelota salió rozando el poste.

Al descanso se fue el partido con la sensación de que el Real Madrid tendría que acudir a la épica. No había otra manera, porque generando fútbol era imposible derribar el sistema defensivo del Sheriff y batir a un acertadísimo portero. Lo consiguió Vinícius con sus internadas. El brasileño, sin puntería en el remate, sí consiguió con su insistencia poner en aprietos a los defensas. Cayó en dos acciones y le pitaron la segunda. Hizo falta el VAR. Marcó Benzema, siguió el Madrid a la desesperada y el Sheriff asaltó el Bernabéu con el gol en el 89’. Un golazo de Thill en un disparo desde fuera del área, solo, tras un saque de banda mal defendido. Un mazazo. Un resultado de impacto mundial.

Ancelotti no tiene explicación

Carlo Ancelotti habla de la mala suerte para justificar la derrota contra el Sheriff: "Estoy un poco triste porque no lo hemos merecido. Se puede decir que hemos tenido mala suerte porque no hemos cuidado los detalles. Hemos chutado muchas veces a la portería. A ellos les ha salido todo bien y a nosotros todo mal. No hemos empezado con una intensidad fantástica, pero teníamos el partido controlado. La alarma es que hemos perdido tres puntos, que el grupo está abierto y tenemos que ganar el siguiente partido".

placeholder El Sheriff celebra el histórico triunfo en el Bernabéu. (EFE)
El Sheriff celebra el histórico triunfo en el Bernabéu. (EFE)

"Existen varias formas de perder un partido. Hoy hemos hecho un gran trabajo y su portero hizo muchas paradas", dijo Casemiro. Emilio Butragueño era la imagen de la frustración en el palco: "Es sorprendente que hayamos perdido, pero es la Liga de Campeones. Todos los detalles cuentan y los partidos entrañan su dificultad. Pudimos hacer bastantes goles y ellos fueron más efectivos. Ellos han acumulado mucha gente atrás y han salido a la contra y han marcado dos grandes goles. Creo que merecimos ganar, pero sabemos que esto puede pasar. No lo esperábamos. Habíamos ganado en Milán y queríamos afianzar nuestra posición en el grupo. Hay que felicitarlos y ahora tenemos dos partidos contra el Shathar que van a ser decisivos". El registro de disparos a portería, entre los tres palos, es de 12 para el Real Madrid y solo pudo hacer un gol. El Sheriff disparó en tres ocasiones y marcó dos tantos.

Eden Hazard Karim Benzema Carlo Ancelotti
El redactor recomienda