Valverde es la verdadera ganga en la revolución generacional del Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
el uruguayo es intocable en el club

Valverde es la verdadera ganga en la revolución generacional del Real Madrid

El uruguayo es el único centrocampista que ha jugado todos los partidos en este inicio de temporada. Fede Valverde es clave para Ancelotti y para el club, que le hizo el contrato más largo de la plantilla

Foto: Fede Valverde tras un entrenamiento con la Selección de Uruguay
Fede Valverde tras un entrenamiento con la Selección de Uruguay

Fede Valverde se consolida en este inicio de temporada como el centrocampista fijo en el once de Carlo Ancelotti. Ha jugado los siete partidos (seis de Liga y el de la Champions contra el Inter de Milán). Es el futbolista que más minutos acumula con 608. Más que Casemiro (517) y el doble que Modric (314). En el partido contra el Mallorca se produjo un hecho llamativo. Ancelotti decidió poner en el once un centro del campo con Camavinga, Fede Valverde y Marco Asensio. Por primera vez en mucho tiempo no estaban de inicio ninguno de los tres intocables: Casemiro, Kroos y Modric. El último partido sin el brasileño, el alemán y el croata se remonta al 31 de marzo de 2019.

El uruguayo tiene la plena confianza del entrenador italiano. Para Carlo Ancelotti este futbolista alcanza un punto de madurez, con solo 23 años, que tienen pocos para soportar la presión y la exigencia de competir en el Real Madrid. En los últimos partidos llama la atención el desparpajo de Eduardo Camavinga, con solo 18 años, y la personalidad con la que juega el recién llegado. Con Fede Valverde hay la certeza de que su rendimiento tiene continuidad y es fiable.

Foto: Marco Asensio finaliza la jugada en gol en el partido contra el Mallorca. (@realmadrid)

El entrenador del Real Madrid busca el equilibrio para perfeccionar el sistema defensivo en un equipo que hace goles, pero sufre con las transiciones del rival. Fede Valverde es su todocampista, el jugador que más físico tiene para aguantar los partidos con juego de ida y vuelta. Ancelotti está trabajando con el uruguayo los automatismos para hacer más sólida la estructura del bloque y darle, al mismo tiempo, ese vigor en el despliegue ofensivo que se necesita para presionar arriba y ser verticales en las acciones. Es un jugador clave en este inicio de temporada.

Fede Valverde lucha, es intenso, destaca por su compromiso y sacrificio colectivo. Tiene la agresividad que pide Ancelotti para mejorar el aspecto defensivo. Es el prototipo de futbolista que hace un trabajo que requiere un enorme desgaste y el entrenador lo está reconociendo. El uruguayo es, en estos momentos, imprescindible en un equipo que tiene que ajustar las líneas para ser más compacto, como así pide y trabaja el cuerpo técnico en los entrenamientos.

Un fichaje que es un éxito

El ‘Pajarito’ da un paso definitivo en un largo proceso de formación y un plan que empezó en 2015 cuando solo tenía 15 años. Los ojeadores del Real Madrid encontraron hace seis años a un joven futbolista uruguayo que empezaba a destacar en las categorías inferiores de Peñarol de Montevideo. Fue, además, una de las revelaciones del torneo Sudamericano sub-15 disputado en Paraguay.

El niño era Federico Valverde y se le conocía como el ‘Pajarito’. Muy pronto subió al primer equipo de Peñarol, con 16 años, y en el Madrid se lanzaron a por el fichaje. Firmaron un preacuerdo para no perder al talento precoz (lo querían más clubes de Europa) y el documento estuvo guardado durante un año en un cajón porque no se podía hacer oficial hasta que fuera mayor de edad. El traspaso se produjo con 18 años y el coste de la operación fue de 5 millones de euros a Peñarol. Después han ido llegando las contrataciones a golpe de talonario: Vinicius (61 millones), Rodrygo y Reinier (45 millones), Jovic (60 millones), Camavinga (40 millones)…

placeholder Fede Valverde despeja un balón en el partido de Liga contra el Mallorca. (Efe)
Fede Valverde despeja un balón en el partido de Liga contra el Mallorca. (Efe)

Fede Valverde ha ido quemando etapas en todos estos años, pasando por el Castilla, cedido al Deportivo de la Coruña una temporada y así hasta quedarse en la primera plantilla del Real Madrid. Fue en 2018 con Julen Lopetegui, tras verlo en la pretemporada, el que decidió que podía ser útil para entrar en las rotaciones. El técnico que se creyó el potencial del jugador fue Solari y le dio su primera titularidad el 6 de diciembre de 2018 contra el Melilla en un partido de Copa del Rey. El ‘Pajarito’ era pundonor, fuerza, juego vertical y frescura.

Llegó Zidane, en su segunda etapa, y destacó su capacidad para ser un ‘box to box’, ir de área a área, y la polivalencia. Zidane lo llegó a poner de lateral derecho en un partido de la Champions en Anfield. El compromiso del uruguayo, su casta, tiene un alto valor. Hasta el punto de que fue clave con la entrada por detrás que hizo a Álvaro Morata en la final de la Supercopa de España que sirvió para evitar una clara ocasión de gol y llevar el partido a la prórroga. Acabó ganando el Madrid.

Foto: James Rodríguez durante un partido con el Everton. (Efe)

Los 5 millones de euros que pagó el Real Madrid se pueden calificar como un chollo con un jugador que tiene los mejores años de su carrera por delante y se consolida en su equipo y en la Selección de Uruguay. Su valor de mercado actual, según la página especializada ‘Transfermarkt’, es de 65 millones de euros. El Bayern de Múnich se interesó este año por su contratación y el Real Madrid no quiso abrir una negociación. Lo considera como uno de los jugadores más importantes en los planes de presente y futuro y, en agosto, el club abordó una renovación.

El contrato acababa en 2025 y hubo un acuerdo para ampliarlo hasta 2027. El más largo de la plantilla. Florentino Pérez se negó a dejar salir al uruguayo y después se abrió la puerta al noruego Martin Odegaard. Durante el verano se hicieron diferentes renovaciones (Luka Modric, Lucas Vázquez, Nacho, Courtois, Benzema y Casemiro), pero la del uruguayo era calificada como una prioridad en el club. Fede Valverde tenía uno de los sueldos más bajos (2,2 millones de euros) y ha sido mejorado. La ganga, como le llaman en el club, es un futbolista cotizado y admirado por todos los entrenadores que ha tenido.

Fede Valverde Carlo Ancelotti
El redactor recomienda