Marco Asensio saca su voracidad en la goleada del Real Madrid de los niños (6-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
triunfo contundente ante el mallorca

Marco Asensio saca su voracidad en la goleada del Real Madrid de los niños (6-1)

El Real Madrid arrolla al Mallorca con seis goles. Tres de Marco Asensio y dos de Benzema. El último, de Isco. Un partido en el que destacó la velocidad que dan al juego los más jóvenes

Foto: Marco Asensio, tras marcar un gol en el partido contra el Mallorca. (EFE)
Marco Asensio, tras marcar un gol en el partido contra el Mallorca. (EFE)

El Real Madrid llegaba al partido contra el Mallorca sacando adelante los partidos con más épica que buen juego y Ancelotti valoró el espíritu indomable de sus jugadores. Remontadas contra el Celta y el Valencia en la Liga y victoria sufrida contra el Inter de Milán en la Champions. Habló de un equipo que tiene “pelotas”, que es lo mismo que decir que es competitivo por el orgullo y el amor propio para no rendirse hasta el final. Contra el Mallorca, el Real Madrid de los niños salió enchufado desde el primer minuto. Con la idea de solucionarlo por la vía rápida.

Ancelotti entendió que era un partido para hacer rotaciones y puso en el once a Miguel Gutiérrez, Camavinga, Fede Valverde, Rodrygo y Vinícius. Frescura y energía. Es el Madrid de los niños, al que unió Marco Asensio. Primera titularidad para el balear, que estaba mosqueado por los pocos minutos que tiene en este inicio de temporada. Ancelotti también dijo antes del partido que prefiere a los futbolistas que están enfadados porque no juegan. Asensio tuvo rebeldía, velocidad, verticalidad y gol. Fue voraz, que es lo que se le pide desde hace tiempo.

Foto: Kubo durante el partido entre el Mallorca y el Villarreal. (Efe)

El Real Madrid tiene pelotas, piernas y pegada. El inicio del encuentro resultó arrollador y a los 23’ ya iba por delante con un gol de Benzema y otro de Marco Asensio. El primero del francés llegó, en el 2’, tras un error de Josep Gayá. El central se resbaló y Benzema mordió. Ganó la pelota y batió de tiro cruzado a Manolo Reina. Se le ponía de cara el partido al equipo blanco contra un rival frágil y temeroso. Una llegada Kubo, en un duelo ganado a Miguel Gutiérrez, fue la respuesta. El tiro salió cruzado.

El poderío de Camavinga

Los niños tomaron el mando en el partido. Con Camavinga jugando de pivote, en el sitio de Casemiro, y desplegando todo su físico. El joven francés abarca mucho campo en lo ancho y en lo largo. Aparece por todos los sitios para robar y pasar. Tiene tanta confianza que abusa de la pisada de la pelota. La energía que le imprime a las acciones es contagiosa. Llegaba el Madrid con demasiada facilidad. Tenía profundidad y generaba mucho peligro. Apareció Asensio, animado por el vigor de los jóvenes, y aportó su toque de talento. En un lanzamiento de córner pudo marcar un gol olímpico. Lo evitó el portero Manolo Reina.

El Mallorca llegaba a cuenta gotas y lo hizo con otro aviso de Lago Junior en un pase de tacón de Kang-In Lee. En el control y dominio del Madrid había desajustes y el Mallorca quería aprovecharlos. Pero se sentía incómodo con tanta verticalidad y transiciones de los chavales del Madrid. Asensio hizo el segundo, en el 24’, tras una internada de Rodrygo. La pelota toca en Reina y la empuja el balear. No celebró el gol por respeto al Mallorca, su ex equipo. Tampoco lo haría en los otros dos tantos.

placeholder Benzema celebra un gol al Mallorca. (EFE)
Benzema celebra un gol al Mallorca. (EFE)

La reacción del Madrid fue relajarse y la del Mallorca aprovechar la calma. Al minuto del gol de Asensio llegó el de Kang-In Lee en un zurdazo ajustado abajo y al que no llegó el gigantón Courtois. El coreano encontró el hueco en la defensa. Camavinga, Militao y Alaba no cerraron los espacios. Este es el punto donde tiene que mejorar el sistema defensivo. Tiene grietas y Ancelotti pide equilibrio.

La alegría del Mallorca duró poco. Asensio estaba inspirado, motivado y agresivo. Como sus compañeros. Está en duda por su continuidad. En la primera parte se pareció al Asensio que hacía golazos saliendo desde el banquillo en finales y partidos importantes. Hizo el tercero del equipo, su doblete, en una asistencia de Benzema. Minutos después pudo hacer otro en un disparo que le sacó en la línea de gol Valjent.

El Real Madrid se fue al descanso dejando la sensación de que si se pone a correr es un equipo peligroso, pero que tiene que ajustar las líneas para ser más sólido. De momento, el equipo tiene alegría y ganas por atacar y eso es positivo porque parece olvidado el problemón de la falta de gol.

Tras el descanso salió con el mismo planteamiento. Presión arriba, verticalidad y agresividad. Vinícius, que fue de los más aplaudidos en el primer periodo por los aficionados del Bernabéu, falló una clara ocasión en la definición. Solo ante el portero la paró Reina. Siguió el Madrid en su cara más ambiciosa y Benzema marcó en una jugada por la banda con centro de Rodrygo. Lo anuló el árbitro, tras revisarlo en el monitor del VAR, por empujón del francés a Sastre.

Doblete de Benzema

Era la noche de las carreras de los jóvenes y la inspiración de Marco Asensio. Hizo el cuarto, su ‘hat-trick’, en un disparo desde fuera del área en el 55’. Un tanto de calidad y puntería. La puso donde quiso con la facilidad del Asensio de los buenos tiempos. El Real Madrid quería más y Benzema hizo el quinto, su segundo gol, en el 77', tras un pase largo de Alaba. En el control, con la espalda, tuvo fortuna. Giró y batió a Reina de tiro cruzado y desviando la pelota en Oliván y Vajent.

Para el Mallorca era complicado sujetar a un Real Madrid dinámico y veloz que convirtió el partido en un ida y vuelta e impuso una energía superior. Con Camavinga atrás cuerpeando con todos para frenar las acciones de contraataque. Se dio una paliza y Ancelotti le cambió, en el 60’, por otro joven canterano; Antonio Blanco. El Bernabéu ovacionó a Eduardo Camavinga. Ha entrado por la puerta grande.

El Real Madrid lleva 21 goles marcados (12 más que la temporada pasada a estas alturas) y 8 encajados en seis jornadas de Liga. Benzema lleva ocho goles y siete asistencias. El registro ofensivo es muy positivo para un equipo que necesitaba la confianza de tener un sistema y jugadores que fueran eficaces. Es el primer propósito de Carlo Ancelotti y lo está consiguiendo, pero sigue creyendo que hay que perfeccionar el sistema defensivo. Marco Asensio se fue del campo, en el 70’ y dando el relevo a Isco, ovacionado por el Bernabéu. Isco hizo el sexto en una noche donde el equipo tuvo colmillo.

Marco Asensio Carlo Ancelotti
El redactor recomienda