Descifrando a Marco Asensio: "Necesita percibir la confianza, no tiene ese carácter"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Cuatro años después de su explosión

Descifrando a Marco Asensio: "Necesita percibir la confianza, no tiene ese carácter"

Señalado como el heredero de las estrellas en el Madrid, Asensio no ha logrado satisfacer las expectativas. Su grave lesión y la respuesta ante la presión, claves de la situación

Foto: Marco Asensio celebra su tanto frente al Eibar. (Efe)
Marco Asensio celebra su tanto frente al Eibar. (Efe)

Hubo un día en que Marco Asensio era señalado con cierta unanimidad como el joven español con mayor proyección del panorama futbolístico. Vertical, atrevido y con un golpeo de balón exquisito con su zurda que le permitía, entre otras muchas cualidades, marcar goles como aquel tanto frente al Fútbol Club Barcelona en la vuelta de la Supercopa de España de la temporada 2017/18. El balear recibió centrado a 30 metros de la portería rival, sin oposición, armó la pierna y su disparo se coló por la escuadra de Ter Stegen. El portero alemán, acostumbrado a no ver una parada como imposible, ni siquiera se lanzó a por la pelota. La afición enloquecía con Asensio, el jugador destinado a reinar en un Madrid que empezaba a vislumbrar un futuro sin Cristiano Ronaldo (el luso tenía 32 años, más tarde demostraría que la edad era solo un número para él). Los halagos llegaron a considerarle como un futurible Balón de Oro español. Cuatro años más tarde de su explosión, la situación es distinta.

Foto: Marco Asensio celebra el gol contra el Eibar

Ahora las buenas palabras llegan tras partidos donde Marco Asensio destaca más por su esfuerzo en la ayuda defensiva que por su talento para desatascar situaciones ofensivas. La vuelta de las semifinales de la Champions League es el mejor ejemplo. Alejado de la portería ante el envite del Liverpool sobre la portería de Thibout Courtois, el español se concentró en apoyar a Federico Valverde y su improvisado puesto de lateral derecho tras las numerosas bajas de los de Zinédine Zidane. El esfuerzo físico del balear no es discutible. Pero la afición madridista se pregunta dónde está la mejor versión de Asensio.

La lesión que le dejó un año de baja

“Es un jugador que si se siente cómodo y siente que confían en él, rinde más. Esto suena a una obviedad, todo el mundo juega mejor o ejerce mejor su profesión si está respaldado, pero Asensio, aún más. Él no tenía esa chispa, ese carácter que puede tener, por ejemplo, Sergio Ramos en el campo. Marco necesita percibir la confianza, más que otros”. Quien habla es Carlos Sureda, actual agente de futbol y exdirector de la cantera del Mallorca entre el 2006 y el 2017. Una de las figuras más relevantes en los inicios futbolísticos del actual jugador del Real Madrid.

placeholder Asensio celebra con rabia su último tanto con el Madrid. (Efe)
Asensio celebra con rabia su último tanto con el Madrid. (Efe)

Julio del 2019. El Real Madrid afronta una temporada con el regreso de Zidane a los banquillos tras un año muy complicado. Con el polémico fichaje de Julen Lopetegui y el adiós de Cristiano Ronaldo, todas las miradas van hacia a Marco Asensio. Era el escenario teóricamente perfecto para él, joven, carismático, talentoso… El Madrid se relamía los labios. Pero la apuesta sale rana: despido de Lopetegui, malos resultados, llegada de Santiago Solari, eliminación de la Champions, despido de Solari, Etc. Vuelta a empezar. Era un año malo y Asensio tenía la posibilidad de revertir la situación. Segundo partido de la pretemporada y el jugador oyó un “crak”. Rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda. 331 días de baja.

El Asensio que volvió tras la lesión -a pesar de regresar con gol incluido al Valencia- evidenció un cambio en su juego. El extremo evitó desde entonces encarar al oponente, optó por un juego más estático, menos vistoso y, a juzgar por lo visto en el campo, más previsible. “Ahora no se le ve tanta potencia en su físico, pero sigo creyendo que lo tiene. Él es un jugador que iba cogiendo velocidad, no tenía la finura de otros como Neymar, pero era potente. Ahora da la sensación de que está más cómodo jugando entre líneas y asociándose”, opina Sureda.

Foto: Courtois celebra con Casemiro el pase a las semifinales de la Champions. (EFE)

“Marco tiene condiciones para ser un jugador líder, al no serlo, le cuesta adaptarse a ese rol. Recuerdo a Cesc Fábregas en el Arsenal, aunque sean posiciones diferentes, donde él marcaba el timing de todo. Los balones calientes en las zonas complicadas, tiraba los penaltis, las faltas también pera para él… Hacía lo que él quería. Luego llegó al Barça y vio que ese rol lo tenían otros y se tuvo que adaptar”, relata el que fuera su primer entrenador en el Mallorca, “Asensio tiene características para ser una estrella en el Madrid, pero a día de hoy no tiene esa presencia en el juego. Por eso le está costando más brillar: juega pelotas fáciles y cuando disponga de las pocas ocasiones que tiene, le toca marcar diferencias”. A favor del futbolista están sus números de las últimas semanas, desde marzo ha anotado cuatro goles entre LaLiga y la Champions, el doble que en los primeros seis meses de competición. En este marcador hay que incluir su tanto en el partido de ida frente al Liverpool, cuando con un excelso gesto técnico levantó el balón por encima de Alisson Becker, para luego marcar a puerta vacía.

“Si él se va a un club algo menor, donde tanto él como el equipo sepa que es el líder, veríamos su mejor versión. ¿Qué pasa? A día de hoy en el Madrid no tiene esa confianza, para mí, sigue siendo un súper clase”, reflexiona Sureda.

La responsabilidad, el punto débil de Asensio

A veces las sensaciones del fútbol son solo eso, sensaciones. Pero los números respaldan la teoría de que el nivel de Asensio ha ido decayendo temporada a temporada, aún poniendo con asterisco en el calendario su grave lesión de rodilla. Su mejor curso fue el 2017/18 (11 goles y 6 asistencias, siendo decisivo en la eliminatoria frente al Bayern de Múnich de semifinales de la Champions). Para Sureda, no es casualidad que los mejores momentos de Asensio en el Madrid respondieran a sus inicios: “Cuando Marco empieza a jugar en el Madrid, él no tiene una responsabilidad clara, muchas veces sale desde el banquillo. La pega desde 50 metros, mete goles imposibles, se la pica al portero… Cuando se le señaló como una gran estrella, la presión no le vino bien. Ahora que la gente ha bajado un poco el listón, está respondiendo”.

placeholder Marco Asensio se lamenta tras una ocasión fallada. (Efe)
Marco Asensio se lamenta tras una ocasión fallada. (Efe)

A pesar de que no es un titular indiscutible para el entrenador del Real Madrid, el extremo acumula más presencias en el once que suplencias esta temporada. “A Asensio se le ven esas condiciones, Zidane le da confianza para ver si puede recuperarlo. Ya lo ha intentado con Isco. El entrenador a veces te da oportunidades no para que rindas de inmediato, sino como inversión a largo plazo, y Marco está respondiendo ahora”, insiste Sureda.

Según el agente, hay otro factor que influye en la imagen actual de Asensio, su falta de atrevimiento:“Es muy humilde en el juego, si tuviera… no falta de humildad, digamos, un rasgo de más caradura, de jugársela por su cuenta en ocasiones, brillaría más (…) Marco tiene las condiciones como para liderar un Madrid ganador de Champions, o una selección española de nivel, otra cosa es que él se lo crea”.

Un niño “muy merengue” obsesionado con el fútbol

La primera vez que Carlos Sureda conoció a Marco Asensio, el jugador del Real Madrid militaba en el modesto C.F. Platges de Calviá. “Era un jugador que destacaba una barbaridad, es el típico chico que no necesita descubridor, se descubría solo”, nos cuenta el responsable de la cantera del Mallorca en aquellos años: “Los chicos tenían 14 años y él tendría 12, dos años en esas edades es algo bestia”.

placeholder Marco Asensio, en un partido de pretemporada con el Mallorca.
Marco Asensio, en un partido de pretemporada con el Mallorca.

“El Mallorca y otros clubes trataron ficharlo, pero en ese momento el club supo tocar las teclas adecuadas. El equipo consiguió convencer a la familia de que era el mejor sitio para él. Su familia no era de aquí, pero sí hicieron su vida”, recuerda el actual agente de fútbol.

“Como persona era algo introvertido, pero un trozo de pan. Marco era un chico especial. Era un amante del fútbol, en el Platges de Calviá jugaba partidos con el Alevín, luego con otro equipo y más tarde en el parque. Las 24 horas quería jugar al fútbol… Y ya era muy merengue, siempre fue del Real Madrid”. Años más tarde, Asensio deslumbraría al mundo con actuaciones prodigiosas a muy corta edad. En un club necesitado de ídolos nacionales como otrora fueron Raúl González o Emilio Butragueño, las expectativas se dispararon y le colocaron en un altar donde la exigencia es máxima. Hay quien todavía le espera, solo él tiene la respuesta de cuál es su verdadero nivel.

Marco Asensio Zinédine Zidane Julen Lopetegui Sergio Ramos Cristiano Ronaldo Isco Raúl González Blanco