Benzema, el padre adoptivo de Vinícius tras acusarle de "jugar contra nosotros"
  1. Deportes
  2. Fútbol
UNAS CRÍTICAS QUE FUERON CONSTRUCTIVAS

Benzema, el padre adoptivo de Vinícius tras acusarle de "jugar contra nosotros"

Tal y como señala el profesor Jesús Cuadrado, Karim es el mejor ejemplo para el brasileño, aunque "también necesita un técnico que le enseñe a elegir bien a través del entrenamiento"

Foto: Vinícius se abraza a Benzema en la visita del Real Madrid al Levante. (Reuters)
Vinícius se abraza a Benzema en la visita del Real Madrid al Levante. (Reuters)

La hemeroteca no prescribe. En algunos casos, persigue a perpetuidad y permanece latente. He aquí un ejemplo inapelable: "Hace lo que quiere. Hermano, no juegues con él... ¡Madre mía, juega contra nosotros!". Esta fue la conversación captada por las cámaras de Telefoot en el descanso del partido que el Real Madrid disputó en octubre del año pasado en el campo del Borussia Mönchengladbach. En ella, Karim Benzema (33 años) criticaba a Vinícius Júnior (21) y pedía a su compatriota Mendy que evitara pasarle el balón al brasileño. "No hace nada con sentido. Cuando se arruga, pierde su esencia", se le escuchó responder al lateral en otras imágenes de ese mismo momento (con 2-0 en el marcador) emitidas por GOL.

Con buen criterio, desde el entorno de Vini enseguida se le quiso quitar hierro al asunto, argumentando que este tipo de conversaciones son habituales en el fútbol. Además, lejos de tomárselo como algo personal, se aprovechó para destacar que Benzema ha sido "como un padre" para el ex jugador del Flamengo desde su llegada al Real Madrid, hasta el punto de corregirle en los entrenamientos y también durante los partidos. De hecho, en alguna ocasión se le ha escuchado gritarle para que levante la cabeza y mire a sus compañeros antes de echarse a correr hacia la portería rival.

Foto: Leo Messi llora en su despedida del FC Barcelona. (REUTERS)

Después de 90 partidos a las órdenes de Zidane, 31 con Solari y tan solo dos con Lopetegui, Vinícius acaba de empezar su cuarta temporada en el Real Madrid y en los siete encuentros que lleva con Ancelotti en el banquillo del Bernabéu ha marcado cinco goles. Tres menos precisamente que su compañero Benzema, Pichichi de LaLiga. El delantero galo no se cansa de demostrar que es el mejor fichaje de los muchos y millonarios que ha hecho Florentino Pérez durante los 18 años que acumula como presidente, aunque no son pocos para quienes Karim siempre ha estado bajo sospecha. ¿Lo recuerdan? Que si no era un '9', que si no marcaba goles...

Pues bien, Benzema es ya el quinto máximo realizador de la historia del Real Madrid, con 286 goles, a tres de Santillana y tan solo por detrás de tres mitos del equipo blanco como Cristiano Ronaldo (451), Raúl González (323) y Alfredo di Stéfano (308). La misma posición ocupa en la tabla de máximos goleadores de la Champions, con 71 (59 con el Madrid y 12 con el Lyon), empatado con Raúl, y en este caso por detrás de Cristiano (134 entre Manchester United, Real Madrid y Juventus), Messi (118 con el FC Barcelona) y Lewandowski (72 entre Borussia Dortmund y Bayern de Múnich).

Sin embargo, por muy goleador que sea, que lo es, lo que Benzema le aporta al Real Madrid no tiene precio en lo que a la construcción de jugadas de ataque, más que de juego, se refiere. Xabi Alonso no le pudo definir mejor: "Karim es mitad delantero, mitad mediapunta. Muchos le critican por eso y yo creo que es su mayor virtud. No le puedes buscar en una sola jugada, sino en muchas y diferentes: en profundidad, en el área, en las bandas y a la espalda del pivote, que es donde se marca la diferencia".

Del mismo modo que Cristiano tuvo en él a su mejor socio para marcar esos 451 goles, ahora es Vinícius quien está comprobando la enorme fortuna que supone tener al lado a un futbolista como Benzema, por mucho que se le escuchara decir lo que dijo de él. "Un buen padre vale por cien maestros", sentenció el filósofo francés Jacques Rousseau. Y esto es lo que Karim está siendo para Vini, un padre adoptivo desde el punto de vista futbolístico, para un jugador que llegó al Real Madrid muy joven y con la presión de haber costado 61 millones de euros.

placeholder Benzema habla con Vinícius antes de un partido del Real Madrid. (EFE)
Benzema habla con Vinícius antes de un partido del Real Madrid. (EFE)

La falta de pausa, su gran carencia

"Las principales virtudes de Vinícius son físicas y técnicas. La velocidad y la conducción, respectivamente", explica Jesús Cuadrado, entrenador nacional y UEFA PRO, sobre el brasileño. "Sin embargo, su problema es que le falta pausa. No sabe frenar en el momento oportuno y solo frena cuando no tiene más remedio. Si frenara antes, se encontraría con más opciones entre las que decidir", añade el también director de la revista Training Fútbol y CESFÚTBOL, una institución pionera de enseñanzas en todo el ámbito de este deporte.

Según Cuadrado, "Benzema le puede enseñar a nivel técnico o de acciones del juego, pero lo que Vinícius nunca va a poder aprender de él ni de cualquier otro compañero es a tomar las decisiones correctas. Esto le corresponde enseñárselo a su entrenador, con tareas de entrenamiento en las que le obligue a tomar decisiones sin que él se las diga, sino que sea el propio futbolista el que descubra las soluciones que tiene para cada situación del juego". Algo para lo que Rousseau también pontificó en su día: "Ser adulto es estar solo", y el fútbol no iba a ser menos en aplicarse tal filosofía. Lo exige el guion.

Además de la experiencia, Benzema siempre ha demostrado entender el fútbol, algo que todavía parece costarle a Vinícius. "Efectivamente, el delantero francés tiene esa pausa y ese saber elegir lo que hay que hacer en cada momento", comenta Cuadrado. "Se gira cuando hay que girar, apoya cuando hay que apoyar, se desmarca en profundidad para rematar... Esta toma de decisiones no la tiene Vinícius. Él se va por fuerza, pero no por técnica. Debe aprender a amagar, a cambiar de dirección...".

En este sentido, este entrenador de entrenadores considera que el brasileño "puede repetir lo que ve, pero lo importante es que sepa cuándo lo debe repetir. No es lo mismo aprender por repetición que por comprensión. Yo creo que solo puede aprender con la práctica de tareas concretas de entrenamiento", insiste. Lo que en cambio sí tiene claro Cuadrado es que ambos jugadores "son complementarios, precisamente porque Benzema tiene la pausa que le falta a Vinícius. Aunque, eso sí, para que lo sean necesitan estar cerca. Si el brasileño hace una conducción larga, la puede hacer mal si no tiene cerca al francés".

Foto: Karim Benzema, tras marcar el 2-0 al Espanyol en el Bernabéu. (EFE)

Tras la victoria del Real Madrid en Mestalla, a Vinícius le preguntaron con qué se quedaba más contento, si con su gol o con su asistencia a Benzema, a lo que respondió: "Con la victoria del Real Madrid". Hasta en esto es un buen ejemplo Karim, un delantero que siempre piensa, juega y marca goles para su equipo, no para él. De ahí quizás que nunca vaya a ganar el Balón de Oro. Ni falta que le hace...

Vinicius Junior Karim Benzema Cristiano Ronaldo Raúl González Blanco Alfredo di Stéfano Robert Lewandowski