CUANDO LLEGÓ AL MADRID DEBIÓ LLEVAR EL '10'

Por qué Benzema fue víctima del capricho de Cristiano (y el absurdo de Lass Diarra)

Cuando hace una década Benzema llegó al Real Madrid, Lass Diarra no le cedió el '10', y un año después, tras la marcha de Raúl, Cristiano cogió el '7' y a él le dieron el '9', su perdición

Foto: Karim Benzema, tras marcar el 2-0 al Espanyol en el Bernabéu. (EFE)
Karim Benzema, tras marcar el 2-0 al Espanyol en el Bernabéu. (EFE)

Cuando hace ya más de una década, concretamente el 9 de julio de 2009, Karim Benzema (Lyon, 19-12-1987) llegó al Real Madrid, Raúl aún llevaba el número '7' que ni los galácticos Figo y Beckham pudieron arrebatarle y Cristiano Ronaldo, cuyo fichaje se cerró una semana antes que el del francés, tuvo que conformarse con ser CR9. De este modo, lo más lógico hubiera sido que Benzema cogiera el '10' que había dejado libre el holandés Sneijder y que él mismo venía de lucir en el Olympique de Lyon.

Sin embargo, y por culpa de esa absurda concesión mercadotécnica que en España desvirtuó definitivamente el fútbol como juego colectivo en 1995, cuando LaLiga aprobó que los jugadores tuvieran un número fijo asignado para toda la temporada y su nombre futbolístico apareciera escrito en la camiseta, incomprensiblemente, el '10' del Real Madrid —el dorsal que no pudo llevar el mismísimo Zidane— fue a parar a la espalda de otro francés, Lass Diarra, por lo que Benzema heredó el 11 de Robben.

[Por qué el fútbol se fue al carajo a cuenta de vender camisetas]

Cabe recordar que en ese Real Madrid, dirigido solo esa temporada por Manuel Pellegrini, también estaba Higuaín. El argentino lucía el número '20', pues a su llegada el '9' lo tenía el canterano Soldado, quien lo había heredado nada menos que de Ronaldo. Ese sí que era un auténtico '9', posiblemente el más completo de la historia. Después lo cogió Saviola, pero el paso de este argentino fue tan efímero que no hubo ningún problema para que Cristiano dispusiera de él nada más ser fichado del Manchester United.

Claro que lo peor vino la temporada siguiente: con Mourinho en el banquillo del Estadio Santiago Bernabéu y Raúl marchándose de él por la puerta de atrás, el '7' quedó libre, por lo que Cristiano pudo volver a ser CR7, como en Old Trafford, y Benzema pasó a llevar el '9' por primera vez en su carrera, pues en el Olympique de Lyon sus tres dorsales fueron el '44', el '19' y el '10', este último el mismo que llevó con Francia desde que llegó al Real Madrid. Un año después, llegó Özil, quien primero tuvo que llevar el '23' y solo en su segunda temporada logró que Lass Diarra le cediera el '10', que más tarde sería para James Rodríguez y finalmente para Modric.

Desde entonces, y hablamos ya de 10 temporadas, el '9' del Madrid le ha pesado como una losa a Benzema, pues a ojos de todos esos aficionados que no entienden el juego, el '9' es el que tiene que marcar los goles, cuando sabido es que esta tarea la desempeñaba hasta hace dos campañas Cristiano Ronaldo, en la mayoría de los casos con la inestimable colaboración de un excepcional pero incomprendido Karim. Aun así, ahí le tienen, sexto máximo goleador de la historia del Real Madrid, con 237 goles, a tan solo cinco de Puskas y solo con Santillana (290), Di Stéfano (308), Raúl (323) y el mencionado Cristiano (451) por delante.

Benzema celebra el segundo gol del Real Madrid al Espanyol en el Bernabéu. (EFE)
Benzema celebra el segundo gol del Real Madrid al Espanyol en el Bernabéu. (EFE)

Mitad delantero, mitad mediapunta

Ya lo dijo Zidane, y algunos se ofendieron: "A quien le gusta el fútbol le tiene que gustar Benzema". "Karim es mitad delantero, mitad mediapunta. Muchos le critican por eso, y yo creo que es su mayor virtud", apuntó sobre el galo su excompañero Xabi Alonso. "No le puedes buscar en una sola jugada, sino en muchas y diferentes: en profundidad, en el área, en las bandas y a la espalda del pivote, que es donde se marca la diferencia", añadió el ahora también entrenador, quien insistió en la versatilidad de Benzema y todo lo que aporta a su equipo: "Si construyes el juego así, estás mejor posicionado. Más junto. Y si estás más junto, puedes presionar mejor".

Hasta Diego Armando Maradona, el mejor '10' de la historia del fútbol junto a Pelé y Messi, se deshizo en elogios hacia el madridista: "Siempre hubo jugadores como él. Jugadores que desgastan a los defensores. ¿Para qué? Para que los que realmente tienen que hacer gol, lo hagan. Yo soy un defensor absoluto de Benzema. ¡Absoluto! ¿Se beneficia Cristiano? ¡Por supuesto! Benzema lleva la pelota, se trastabilla, le cae a Ronaldo y, 'tac', gol".

Después de hartarme a escribir apologías de un futbolista mayúsculo, creo que ahora que Karim brilla como goleador —y por eso recibe tantos elogios— ha llegado el momento de restregarles a todos aquellos que tanto le criticaban que el problema no era del delantero francés, sino suyo. Para entender de fútbol, hay mirar más allá de los fríos números. Sobre todo si, como en el caso de Benzema, un futbolista 10 como él no lleva a la espalda el que debiera, algo que le ha lastrado injustamente por el absurdo de Lass Diarra y el caprichoso CR7.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios