Hazard, en el punto de mira de un Ancelotti que se lleva su primera decepción
  1. Deportes
  2. Fútbol
el técnico exige más al belga

Hazard, en el punto de mira de un Ancelotti que se lleva su primera decepción

¿Hasta cuando le va a esperar Ancelotti? La paciencia del italiano con el belga no va a durar mucho si no da soluciones y tiene a gente como Vinicius dispuestos a morder para ganar minutos

Foto: Eden Hazard durante el partido entre el Levante y el Real Madrid. (Efe)
Eden Hazard durante el partido entre el Levante y el Real Madrid. (Efe)

Decepcionado con la falta de compromiso defensivo e inquieto con la escasa aportación ofensiva de Eden Hazard en el ataque. Ha empezado la competición y Carlo Ancelotti afronta los primeros problemas, donde tiene en el punto de mira al belga. Es una de las estrellas del equipo, al menos eso indica su status deportivo y económico, pero no se puede permitir desaprovechar más oportunidades en su tercera temporada en el Real Madrid. El entrenador se queja, en público, de los errores defensivos que provocaron tres goles en contra en el segundo partido de Liga. En privado, también hay caso Hazard.

No es nuevo porque del belga se esperaba que explotara en la Eurocopa y no lo hizo. Durante la pretemporada ha dejado detalles de su calidad, mejores sensaciones por llegar fino en lo físico y con actitud para recuperar el terreno perdido. Pero en el club quieren más y de todos los encargos que tiene Ancelotti está que la estrella belga consiga tener continuidad e impacto en el juego. Es pronto para hacer valoraciones, pero el técnico manda al banquillo a Hazard en encuentros, como contra el Levante, en el que da síntomas de estar agotado físicamente.

Foto: Payet, jugador del Marsella, abandona el campo del Niza

Carlo Ancelotti tiene fama de ser un entrenador paciente y cercano a los jugadores. Pero el italiano es un técnico exigente, que pide rendimiento inmediato y necesita que los más veteranos se lo den en su segunda etapa en el banquillo del Madrid. Hazard está en un examen permanente. Debe y tiene que hacer más para mantenerse en el once de Ancelotti y demostrar que es un jugador determinante que ha superado el miedo a las lesiones, está en buena forma física y asume responsabilidades. Si no lo hace pronto es carne de banquillo. Si entra en una dinámica de irregularidad, tendrá una tercera temporada complicada y en el club volverán a llevarse otra decepción. Es un jugador de alto coste y por el que los dirigentes plantearon una salida este verano. Pero no han llegado ofertas, el belga dice tener una espina clavada y quiere demostrar su categoría.

La paciencia de Carlo

Las primeras decisiones de Carlo Ancelotti han sido apostar por los nombres de más peso y construir un ataque con Hazard, Bale y Benzema. Son tres jugadores experimentados, con calidad y gol para potenciar el ataque. Pero el traspié contra el Levante provoca el primer enfado del entrenador italiano. Y no solo es por los regalos defensivos. La delantera está en obras y si Hazard no tiene la contundencia que se le pide volverá a ser un problema.

¿Hasta cuando le va a esperar Ancelotti? La paciencia del italiano con el belga no va a durar mucho si no da soluciones y tiene a gente como Vinicius dispuestos a morder para ganar minutos. El brasileño, con tres goles en dos partidos (dos contra el Levante que valieron para evitar la derrota), está siendo más resolutivo. “En estos dos partidos ha definido muy bien. Espero que siga así”, es lo que comentó Ancelotti, visiblemente enfadado, tras el empate en el Ciutat de Valencia.

placeholder Vinicius celebra un gol con Benzema en el partido contra el Levante. (Efe)
Vinicius celebra un gol con Benzema en el partido contra el Levante. (Efe)

Vinicius ha sorprendido en los dos partidos que se llevan disputados en la Liga por haber mejorado la definición y por seguir siendo ese futbolista que le da una velocidad superior a las acciones ofensivas. Un gol de cabeza contra el Alavés y dos acciones magistrales contra el Levante meten presión al entrenador y hacen subir la competencia. ¿Ha mejorado la definición? También es pronto para afirmar esto de un futbolista que está señalado por su ineficacia y que la temporada pasada marcó los mismos goles que lleva ahora en 35 partidos de Liga.

“Está trabajando bien y tengo confianza en él”, recalca Ancelotti, que entre sus deberes también tiene el encargo de hacer de Vinicius un goleador. El primer consejo que le dio funciona. “Para definir hay que dar menos toques dentro del área”, es la instrucción. Si el césped es el juez, como dice Carlo, Vinicius tiene que ser titular en el próximo partido.

Carlo no pide fichajes

Ancelotti trabaja con lo que tiene, no pone pegas a la planificación deportiva y sorprende que diga esto cuando le preguntan por la posibilidad de fichar a Mbappé: "No sé si va a llegar. No me importa lo que va a pasar". El fichaje de Hazard hay que apuntárselo a Zidane. El belga fue una petición del francés a Florentino desde que se enamoró de su juego vertical, desequilibrante y dinámico en la época del Lille. Luego fichó por el Chelsea y en Inglaterra se consagró como uno de los mejores del mundo con el paso de los años. Fuerte físicamente, con personalidad y talento para intimidar y ganar los partidos de envergadura.

El mejor Hazard se vio en la Premier League. El que llegó a España, a la Liga, no tiene nada que ver con el futbolista de fantasía por el que el Real Madrid pagó más de 115 millones de euros fijos cuando solo le quedaba una temporada de contrato. Una barbaridad de dinero por un futbolista que, como se vio en el partido contra el Levante en la segunda jornada de Liga, no despega y puede ser un tapón para chicos jóvenes como Vinicius y Rodrygo.

Eden Hazard Vinicius Junior Carlo Ancelotti Real Madrid
El redactor recomienda