Vinícius Júnior se gradúa con una media hora extraordinaria para salvar al Madrid (3-3)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Al rescate de Ancelotti

Vinícius Júnior se gradúa con una media hora extraordinaria para salvar al Madrid (3-3)

El delantero brasileño entró desde el banquillo para cambiar el destino del encuentro con un doblete y dejar la remontada del Levante en un espejismo

Foto: Vinícius Júnior pide paso. (Reuters)
Vinícius Júnior pide paso. (Reuters)

El Real Madrid evitó sumar la primera derrota del curso en una segunda parte no apta para cardíacos donde el Levante protagonizó una remontada espectacular y pasó del 0-1 al 3-2 en apenas media hora. A pesar de dominar la primera parte, el conjunto de Carlo Ancelotti perdonó al Levante y lo pagó en un segundo tiempo lleno de imprecisiones defensivas, giros de guion y alternativas. La espalda de Lucas Vázquez, principal objetivo local, fue el punto débil a explotar por el cuadro valenciano hasta colocarse por encima del marcador y dejar el gol de Gareth Bale en anécdota con los tantos de Roger Martí y José Campaña. Entonces, el técnico italiano reaccionó, para realizar un cuádruple cambio, sacar a Lucas Vázquez del terreno de juego e introducir al gran protagonista del partido, Vinícius Júnior. El brasileño se sacó de la manga dos goles de preciosa factura y forzó la expulsión del portero local, Aitor Fernández, con una carrera al espacio, pero el Madrid se quedó sin tiempo material para anotar el 3-4.

placeholder Vinícius Júnior cambió el partido. (Reuters)
Vinícius Júnior cambió el partido. (Reuters)

El conjunto de Carlo Ancelotti saltó al Ciutat de Valencia con el hambre y la ambición necesaria para contrarrestar a uno de los equipos más ofensivos de LaLiga, el Levante de Paco López. En una primera parte en la que fue de menos a más, el Madrid se encontró con el tempranero gol de Gareth Bale - y asistencia de Karim Benzema incluida- tras un gran pase de primeras por parte de David Alaba. El defensor austriaco, determinante en la salida de balón, fue una de las grandes noticias positivas blancas junto a Eder Militao, Karim Benzema e Isco Alarcón. Veloz al corte, intenso en los duelos directos y de físico imponente, Alaba se propone tapar la ausencia de Sergio Ramos y Raphaël Varane.

Con el gol a favor desde el minuto cuatro, el Levante buscó responder al instante. José Luis Morales atacaba la espalda de Lucas Vázquez, pero Militao aparecía para apagar el fuego. Esta acción se repetiría a lo largo de la primera mitad, con el central brasileño compensando las carencias defensivas del lateral español y minimizando los errores del mismo. En ataque, a correr al espacio y buscar el 0-2 al contragolpe. Primero Benzema con un control de fantasía en una baldosa y luego Gareth Bale mediante un remate con la planta del pie que no llegó a conectar bien. Se le escapaba el segundo al conjunto blanco y entonces, Isco apareció para adormecer el encuentro.

placeholder Isco realizó una gran primera parte. (Reuters)
Isco realizó una gran primera parte. (Reuters)

El centrocampista, más fino físicamente y sin la presencia de Toni Kroos ni de Luka Modric en la gestión de la pelota, empezó a multiplicarse en la base del juego, a juntarse con Alaba, Benzema y Hazard y a llevar el peso del encuentro. Caracoleaba, movía al rival de lado a lado y presentaba candidatura para esta temporada después de estar bajo la tutela de Pintus en la pretemporada. Hasta acarició el gol con una vaselina que no convenció a Carlo Ancelotti y provocó la ira del tranquilo preparador italiano. Al filo del descanso, Bale y Benzema gozaron cada uno de una nueva ocasión, pero el marcador ya no se movería.

El partido se volvió loco

A la vuelta del descanso, el partido enloqueció. De un mal control de Hazard nació la jugada del 1-1, cuando el Levante detectó el punto débil de la defensa blanca, la espalda de Lucas Vázquez, para martillearla y encontrar a Roger Martí con un pase interior. El 'Pistolero' disparó a quemarropa contra Thibaut Courtois y el Madrid se llevaba un golpetazo mental nada más salir del vestuario. Espoleado por el gol, el Levante intensificó sus ataques. Siempre por la banda derecha. Pocos minutos después, el Levante repetía la fórmula con un balón cruzado al que Lucas Vázquez, que tenía dos jugadores para marcar tras cerrar su posición, no pudo llegar y Bale se miró de lejos cómo Campaña anotaba el gol de la jornada con una volea extraordinaria.

placeholder Campaña y Lucas Vázquez en acción. (Reuters)
Campaña y Lucas Vázquez en acción. (Reuters)

Ancelotti agitó la coctelera con un cuádruple cambio. Hazard, Isco, Bale y Lucas Vázquez enfiliaron el túnel de vestuarios y Rodrygo Goes, Vinícius Júnior, Marco Asensio y Daniel Carvajal ocuparon su lugar. Los extremos brasileños añadieron colmillo, agresividad y verticalidad en ataque y Carvajal cerró la autopista por la que el Madrid se estaba desangrando. Con el Levante esperando en su área y esperando el gol al contragolpe, el Madrid se plantó en la frontal de la misma. Ahí tocaba y tocaba en busca de una solución que llegaría a campo abierto por paradójico que suene. Casemiro frotó la lámpara, Vinícius partió de su campo para atacar el espacio, conducir la pelota 30 metros y definir a la perfección ante Aitor Hernández con un disparo cruzado.

A falta de 15 minutos, la pausa para la hidratación hizo de toque de corneta. Esto no se había acabado. Enis Bardhi, recién entrado, puso una falta medida al corazón del área que impactó en el rostro de un despistado Alaba para llegar a los pies de Róber Pier y colocar el 3-2 a placer. El Madrid se fue al ataque y se olvidó de la defensa. Ahí Cantero pudo poner el 4-2, pero el palo escupió la definición del canterano levantinista. Vinícius, no satisfecho aún con su actuación, decidió volar al espacio, forzar la salida de Aitor Fernández y obligar al portero local a ver la roja para evitar el mano a mano. Con ocho minutos por delante y un jugador de campo en la portería, Rubén Vezo, el Madrid persiguió la victoria con un tiro de Jovic y otro de Asensio, pero se marchó sin enviar ningún disparo entre los tres palos para respiro de Vezo.

Real Madrid Vinicius Junior Carlo Ancelotti