Bale da sus razones para que el Real Madrid le respete el año de contrato
  1. Deportes
  2. Fútbol
la postura del galés para seguir

Bale da sus razones para que el Real Madrid le respete el año de contrato

Gareth Bale no tiene ofertas ni las quiere escuchar si llegan y esto es un tema de debate en el club, que sigue priorizando dar bajas, aligerar la plantilla y reducir la masa salarial

placeholder Foto: Gareth Bale, durante un partido con Gales en la Eurocopa. (Efe)
Gareth Bale, durante un partido con Gales en la Eurocopa. (Efe)

No se va a ir del Real Madrid por una razón futbolística. Eso dice el galés. No se considera peor que los jugadores que hay en la plantilla. Es lo que argumenta Gareth Bale para hacer valer la temporada de contrato que le queda por cumplir y centrarse en la pretemporada. Está motivado y sus ganas por volver a ser un jugador importante, ayudar al equipo y ser competitivo, las conoce Carlo Ancelotti. Bale se cierra las puertas, aunque queda verano para que su situación dé un giro porque en los despachos trabajan con la necesidad de reducir masa salarial y la ficha del galés sigue siendo la más alta de la plantilla (17 millones de euros netos).

Las razones que da Bale no son disparatadas. La primera de ella es que tiene ganas de demostrar que es un futbolista útil y que puede aportar gol. Algo que sabe que necesita el proyecto de Ancelotti porque, aunque estén Jovic, Mariano, Vinicius, Rodrygo y Hazard, el técnico italiano conoce la eficacia del galés. Bale está convencido de que puede hacer más goles que otros jugadores, que tiene la experiencia y está en buenas condiciones físicas. La pasada temporada en el Tottenham marcó 16 goles en 34 partidos. Lleva 105 goles en los 251 partidos oficiales disputados con el Real Madrid, además de 66 asistencias, y si los comparamos con los 15 goles de Vinicius en 118 partidos, por poner un ejemplo, no le falta razón.

Foto: Sergio Ramos durante un entrenamiento con el PSG

La realidad es que Gareth Bale no tiene ofertas y esto complica más la decisión de plantearse una salida en su último año de contrato. Lo quiere cumplir y considera que la temporada pasada ya cedió cuando se fue cedido al Tottenham. La experiencia no resultó como esperaba y valora que es mejor no moverse más. Influye, por supuesto, las ganas que tiene él y su familia para seguir viviendo en Madrid, ciudad a la que están perfectamente adaptados y les encanta. Son motivos más extradeportivos, pero los que expone el galés están relacionados con su valía como jugador y experiencia adquirida en el Real Madrid.

Motivado con Ancelotti

A Bale le beneficia la salida de Zidane. Con el entrenador francés perdió la sintonía, la titularidad y la motivación. No acabó nada bien la relación. Cuando el galés regresó al Tottenham no quiso ni despedirse de Zidane y, mediante su representante (Jonathan Barnett), le culpó y señaló por haberle ninguneado. “El Madrid debería besar por donde pisa Gareth por todo lo que ha logrado. Debería haber sido tratado mejor. Creo que el club no le ayudo”, fueron unas de las declaraciones explosivas de su agente.

Con Ancelotti tiene buena relación y el galés se agarra a las palabras que pronunció el entrenador el día de su presentación. “Gareth no ha jugado mucho en el Tottenham. No ha tenido muchos partidos, pero ha marcado muchos goles cuando ha tenido la posibilidad de jugar. Si tiene la motivación de jugar puede hacer una gran temporada. No tengo dudas” es lo que comentó el italiano. Este mensaje reforzó la postura de Bale, la de aprovechar el cambio de técnico y sentir que podía ser igual de decisivo que fue en la primera etapa de Ancelotti en el Real Madrid.

Foto: Marcelo en el primer partido de pretemporada contra el Rangers. (Efe)

Bale no tiene ofertas ni las quiere escuchar si llegan y esto es un tema de debate en el club, que sigue priorizando dar bajas, aligerar la plantilla y reducirla, si es posible, a 23 jugadores. Han salido Sergio Ramos, Raphael Varane y Brahim Díaz. Ahora mismo hay 27 futbolistas en la plantilla y se permiten 25 fichas. La situación es compleja para Ancelotti, que no tiene más fichajes que el de David Alaba, y está con la incertidumbre de si llegará un refuerzo en ataque. Con la opción de poder fichar a Mbappé no se puede contar hasta que el Paris Saint Germain se abra a una negociación y, de momento, sigue en una postura firme para intentar convencer al francés de la renovación.

Son muchas las razones por las que Gareth Bale se hace fuerte en su decisión de seguir en el Real Madrid y entre ellas, además de las mencionadas, está el hecho de comprobar que el club permite a Marcelo que cumpla el año de contrato que le queda. Él quiere hacer lo mismo. Jugar esta temporada, prepararse para los partidos de clasificación para el Mundial de Qatar 2022 y ser competitivo con Ancelotti. La experiencia que ha tenido en la Eurocopa es positiva. Fue el líder de la selección, no pudo marcar, pero demostró estar motivado, practicar un juego desequilibrante y tener esa alma o pasión en el juego que tanto se le reprocha en el Real Madrid.

Pide confianza

Cuando se marchó Cristiano Ronaldo a la Juventus se le pidió que cogiera más responsabilidad y tuviera un liderazgo. No salió bien. Entre las lesiones, una actitud apática y los roces con Solari, primero, y después con Zidane, empezó a desmotivarse. El escenario es distinto con el regreso de Carlo Ancelotti, un mercado en crisis en los que los clubes tienen dificultades económicas, nadie le asegura el sueldo que tiene en el Madrid, no llegan fichajes y tiene ganas de recuperar su buena imagen en el equipo madridista. Una imagen que quedó manchada por el episodio de la bandera ‘Gales.Golf.Madrid’ con un jugador que ha marcado goles en finales y dos de ellos, contra el Liverpool, resultaron determinantes para ganar la decimotercera Champions.

Bale pide confianza al club. No se puede descartar un giro si en el Real Madrid encuentran una salida al galés para ahorrarse su ficha, hay posibilidad de hacer otro fichaje (Mbappé o Haaland) y se le dice a Bale que corre el riesgo de quedarse sin ficha. Bale no quiere oír hablar de todo esto.

Gareth Bale Vinicius Junior Kylian Mbappé
El redactor recomienda