El 'Increíble' Sergio Ramos: recibido en París como si hubieran fichado a Rafa Nadal
  1. Deportes
  2. Fútbol
El líder que les tiene que dar el éxito

El 'Increíble' Sergio Ramos: recibido en París como si hubieran fichado a Rafa Nadal

La aspiración de Sergio Ramos es convertirse en un dios en París. A partir de este momento, al sevillano se le va a exigir que sea infalible en un club que le considera sinónimo de éxito

placeholder Foto: Sergio Ramos posa con la camiseta del Paris Saint-Germain. (PSG)
Sergio Ramos posa con la camiseta del Paris Saint-Germain. (PSG)

El primer trofeo de Sergio Ramos, sin haber jugado todavía un partido con el Paris Saint-Germain, es posar con dos camisetas del club parisino. En la primera, muestra el dorsal ‘4’. No pierde su número talismán. En la segunda, exhibe la fecha de 2023, los años que ha firmado y que le negaba Florentino Pérez. Una vez conseguido esto, Sergio se dio un baño de multitudes en París y el recibimiento, por la expectación que genera su figura de leyenda, está a la altura de otro deportista admirado en Francia. No se trata de comparar a Ramos con Nadal, pero el futbolista tiene valores y cualidades del tenista que encajan en el país y en el club gobernado desde Qatar. La aspiración de Sergio es convertirse en un dios en París.

A partir de este momento, a Ramos se le va a exigir que sea infalible, como Rafa Nadal. Son dos deportistas de alto nivel, de la generación de 1986, que a sus 35 años comparten una misma cualidad. La mentalidad ganadora es superior. Les hace más competitivos y fuertes que a otros deportistas que, con mejores condiciones técnicas o más jóvenes, sucumben cuando el partido está en situaciones límite.

Foto: Sergio Ramos observa los trofeos de la Champions en su despedida.

Sergio Ramos pisa el territorio de Rafa Nadal y su primer día en París no defraudó. Llega como una estrella de Hollywood, con un numeroso despliegue de vídeos y fotografías que sirven para certificar que no es un futbolista cualquiera. Es un 'monumento' más de París. Es el calificativo más utilizado por los medios de comunicación y por los nuevos fans del sevillano, que se agolparon en las puertas del club para hacer el seguimiento y conseguir un autógrafo. Ramos estuvo cercano, entregado, ganándose a los seguidores. Hay imágenes de locura, excitación, de chavales tocando a Sergio, con gritos y caras de estupefacción.

Un monumento en París

Sergio Ramos se encarga de ser el nuevo Rafa Nadal de París con sus declaraciones en las redes sociales, también con vídeos en el trayecto en coche al pasar por la Torre Eiffel, pero sobre todo mostrándose como el deportista que llega para hacerles ganar. “El mejor lugar para seguir soñando, el mejor club para seguir ganando. Vamos a luchar con todo y por todo”, es el mensaje del nuevo dueño del dorsal ‘4’. El Paris Saint-Germain decide quitarle el número al alemán Thilo Kehrer, un joven defensa polivalente que fichó el club hace tres años pagando 35 millones de euros al Schalke, para dárselo a Sergio. Es la manera de reconocer que tiene galones. Es el primer triunfo de Ramos.

Con aires de estrella hollywoodiense y con un discurso en sintonía al que puede dar Rafa Nadal cuando enfrenta nuevos desafíos, se presenta Sergio Ramos. “Estoy muy feliz, es un cambio muy importante en mi vida y vengo con ganas de trabajar duro y ganar títulos. Quiero hacer las cosas con mucha humildad, con mucho trabajo, mucho esfuerzo y con mucho compromiso. Esto es lo que me define mejor”, insiste el sevillano en el adjetivo ‘mucho’.

placeholder Sergio Ramos posa con la camiseta del PSG.
Sergio Ramos posa con la camiseta del PSG.

Sergio Ramos llega a París para darlo todo y ganarlo todo. Para el proyecto del PSG, es como si se tratara del camino más corto para ganar, el seguro del éxito, el infalible. Lo hace cuatro años después de poner el dinero para que Neymar pagara una cláusula de 222 millones de euros, romper con el Barcelona y formar parte del ambicioso reto. Se unió también Mbappé (180 millones de euros). No se han cumplido los objetivos que tenían en Qatar: también buscaron un portero de éxito y consiguieron comprar a Keylor Navas, el guardameta de las tres Champions consecutivas del Real Madrid.

El invencible Ramos

Al PSG se le resiste en su palmarés la Champions con la mejor delantera del mundo y recurren a Sergio Ramos para ser más fuertes, ya que tiene cuatro y está convencido de que puede ganar más. Es, sin duda, el Rafa Nadal del fútbol o eso es lo que creen que fichan en París. Un ganador, un líder, carismático, incombustible, batallador, de los que no se rinden… Son los valores que los definen, pero, claro está, una cosa es el fútbol (deporte de equipo donde necesitas un colectivo) y otra el tenis.

La puesta en escena de Sergio Ramos en el equipo de los petrodólares y en la Ciudad de la Luz, con su mujer, Pilar Rubio, y los hijos vestidos con las camisetas del PSG, ha sido magnífica para subir su ego. Estaba bajo desde que discutió con Florentino a finales del año pasado y rompieron relaciones. Sergio tiene mucha autoestima, se siente poderoso, pero necesita recuperar la confianza tras unos meses muy malos con las lesiones, sin competir y quedándose fuera de los planes de Luis Enrique para la Eurocopa. En París, experimenta un subidón. Está pletórico y es lo que transmite a su nuevo entrenador, Mauricio Pochettino, al presidente, Nasser Al-Khelaifi, y al director deportivo, Leonardo.

Foto: Sergio Ramos saca músculo en un entrenamiento. (Efe)

Hay que echar un vistazo a la prensa francesa para comprobar que ha llegado una estrella a su país que va a dar alegrías. “Una leyenda en París. Sergio Ramos llega a las orillas del Sena. Campeón del mundo y de Europa con España, cuádruple de la Champions League con el Real Madrid. Un hombre. Un monumento”, es la descripción en 'Le Figaro' del sevillano. En la página oficial del club francés, le califican como el 'Increíble Ramos'. El PSG lo presenta como “un líder y competidor con sangre. Un atleta extraordinario, que tiene sacrifico y hambre. El único defensa que ha marcado en dos finales de la Champions. El héroe de la semifinal contra el Bayern de Múnich, en 2014, con dos goles de cabeza. El jugador que tiene el gol icónico, en el minuto 93, en la final de Lisboa”. Para que no se le suba el ego a Sergio Ramos.

Ser un dios

La espina que tiene clavada el camero, al margen de sentir que Florentino no le haya reconocido sus méritos tras 16 años y 22 títulos en el Real Madrid, es no jugar en el nuevo estadio Santiago Bernabéu. Era una de sus ilusiones. Ser el capitán del Madrid en el faraónico estadio blanco. Ya lo dijo su hermano, René, cuando le preguntaban por esta posibilidad hace un año y se hablaba de la renovación: “¿Sergio jugando en el nuevo Bernabéu? Intentaremos alargar el chicle”. No ha sido posible, aunque todavía lo puede hacer de azul y rojo, con el PSG.

placeholder Pochetttino, entrenador del PSG, habla con Sergio Ramos. (EFE)
Pochetttino, entrenador del PSG, habla con Sergio Ramos. (EFE)

De capitán general en el Real Madrid va a pasar a ser un jugador con peso en el club parisino, veterano y partícipe en la toma de decisiones. Pero de ahí a que tenga todo el poder, como sucedía cuando elegía tirar los penaltis, es algo que tendremos que ver con el transcurso de la temporada. Neymar tuvo momentos de tensiones con Cavani por querer ser el encargado de los penaltis. Sergio tendrá que ponerse de acuerdo o ceder ante el brasileño. No es un asunto importante en estos momentos, pero sí hay que tener en cuenta cuál es su naturaleza. Sergio Ramos quiere asumir responsabilidades y no es un defensa normal, sino un jugador extramotivado que también quiere ser leyenda en París.

placeholder Sergio Ramos, con la camiseta del PSG y el dorsal '4'.
Sergio Ramos, con la camiseta del PSG y el dorsal '4'.

'La leyenda de Sergio Ramos' es un documental sobre la vida y trayectoria profesional del sevillano que prometía ser interesante, tenía grandes aspiraciones y se quedó en poca cosa. Disminuida por la sequía de títulos del Real Madrid y la pandemia, que impidieron ofrecer la imagen profesional de un héroe. Derivó a un documental más íntimo y familiar, pero con su fichaje por el Paris Saint-Germain, el giro puede ser más cinematográfico. En París, Sergio quiere ser dios.

Sergio Ramos Florentino Pérez París Saint-Germain
El redactor recomienda