Sergio Busquets, el relevo generacional de la Selección y Qatar a la vuelta de la esquina
  1. Deportes
  2. Fútbol
Sigue siendo capital en la Roja

Sergio Busquets, el relevo generacional de la Selección y Qatar a la vuelta de la esquina

Su caso ejemplifica el proceso que afronta la España de Luis Enrique. A punto de cumplir 33 años, Busi no tiene claro si continuará en el equipo. Fue de los mejores en la Eurocopa

placeholder Foto: Sergio Busquets, durante la Eurocopa. (Efe)
Sergio Busquets, durante la Eurocopa. (Efe)

“Voy a esperar a Busquets. Es un jugador con ventaja y hay tiempo más que de sobras. Estará en la lista seguro”. Luis Enrique no pudo ser más contundente en el momento crítico de la concentración española previa a la Eurocopa, cuando su capitán se caía provisionalmente del grupo debido a una infección por coronavirus. El centrocampista blaugrana acabaría por ser el único integrante de la convocatoria afectado por el virus -después de confirmarse que el caso de Diego Llorente era el de un falso positivo-, pero su presencia en el torneo no era un debate para el equipo técnico. Si dependía del técnico asturiano, Sergio Busquets iba a formar parte de la expedición. El tiempo demostraría que la persistencia de Luis Enrique en el pivote no era algo simbólico.

Foto: Aymeric Laporte protesta en un partido de la Selección en la Eurocopa. (EFE)

España cayó eliminada de la Eurocopa en las semifinales frente a Italia, dominando futbolísticamente a una de las selecciones más completas de todo el torneo -quizás, la que más- y en penaltis. La imagen se había salvado. Luis Enrique no solo consiguió sacar un rédito deportivo importante a un grupo joven y sin grandes figuras (una convocatoria de autor cuyo posible fracaso habría recaído sobre sus hombros), sino que logró reenganchar a la afición española con el proyecto de la Selección. Pero los brotes verdes obligan a poner el listón alto para el futuro y la próxima parada es Qatar 2022. Ahí se vivirá un Mundial inusual (se celebrará del 21 de noviembre al 18 de diciembre) que pone el foco de atención en Busquets, un jugador todavía determinante para el juego español, con dudas respecto a su futuro en la Selección y sin recambio.

Con la pena en el cuerpo después de caer en penaltis, Sergio asumió su jerarquía de capitán para atender a los medios sin querer esclarecer si había vivido su último torneo con la Roja. “No lo sé. No es el momento de pensar en mí. Es el momento de estar triste y orgulloso del equipo. El futuro de la selección se encara con optimismo y da igual que esté yo o no”, aseguró el centrocampista de 32 años (que cumplirá 33 en unos días). La importancia de Busquets en el conjunto de Luis Enrique fue muy superior a la que se podía prever antes de la Eurocopa. El pivote se perdió los dos primeros partidos del torneo, descartado por su positivo en covid 19. Ya recuperado físicamente y con un nivel de forma óptimo para competir, Busi regresó al once en el trascendental encuentro con Eslovaquia. Festín goleador para España y premio a mejor jugador del partido para él. Repetiría frente a Croacia. La mejor versión del equipo llegó con él en el césped.

Sin relevo en la Selección… Ni en el Barça

Sergio Busquets entra ahora en una difícil tesitura. El coronavirus provocó el retraso de la Eurocopa del 2020 al 2021, por lo que el Mundial de Qatar se celebrará en 501 días. El escaso tiempo de espera entre torneo y torneo genera dudas en el veterano centrocampista. La situación del Fútbol Club Barcelona también suma una importante X a la ecuación. El vestuario blaugrana echa humo por la rebaja salarial que se intenta acometer desde los despachos con el fin de aliviar una situación económica límite. Busquets formó parte del grupo indispensable de jugadores que Ronald Koeman ha empleado durante la temporada, jugando 3.518 minutos repartidos en 50 partidos… Solo dos menos que Pedri, pero con casi 15 años más.

placeholder Sergio Busquets y Ronald Koeman, en una imagen de la temporada. (Efe)
Sergio Busquets y Ronald Koeman, en una imagen de la temporada. (Efe)

Actualmente, solo De Jong es el jugador capacitado para jugar como pivote en la plantilla culé. Además, la mejor versión del holandés llegó jugando próximo al área durante la temporada. El pasado mercado, Pjanic llegó a la ciudad condal como un recambio interesante para Busquets. Ahora se le busca cualquier tipo de salida tras no haber contado con apenas protagonismo bajo el mandato de Koeman. La delicada situación económica que atraviesa la institución pone en jaque la política de fichajes, acentuada por el fracaso que supuso la firma de Wijnaldum por el Paris Saint Germain, quien venía como agente libre para poblar el centro del campo. A la espera de la llegada de un jugador de refuerzo, Busi está solo ante el peligro. Solo él sabe si las piernas -y las ganas- le dan para un último baile con la Roja.

El caso es bastante diferente en la Selección. Con 1,91 metros de altura, porte de jugador clásico y una capacidad de salida de balón digna del propio Pep Guardiola, a Rodri tan solo le hizo falta un año en la élite del Atlético de Madrid para abandonar el club del que era canterano para firmar por el Manchester City. A sus 25 años, Rodri asoma como el relevo generacional más natural de Sergio Busquets en la Selección española (de hecho, su perfil gustaba mucho en el Barcelona, aunque el City puso los 70 millones de euros de la cláusula de rescisión que exigía el contrato rojiblanco), pero su rendimiento en la Eurocopa provoca serias dudas sobre el tránsito.

placeholder Rodri, el heredero del pivote. (Reuters)
Rodri, el heredero del pivote. (Reuters)

Rodri ha disputado 25 partidos con la absoluta, pero este ha sido su primer gran torneo. A pesar de que su año en el Manchester City se salda con la titularidad y buen rendimiento -fue, extrañamente, suplente en la final de la Champions que los de Guardiola perdieron frente al Chelsea- España ha evidenciado una serie de problemas en el pivote cuando ha tenido que sustituir a Busquets. Algo que también se vivió, y con más claridad, cuando Thiago Alcántara y su perfil ofensivo ocupó dicha demarcación. Luis Enrique ve en Rodri una pieza de futuro, pero esta Eurocopa deja claro que Busi sigue siendo una pieza esencial… Y que el relevo generacional será especialmente complicado. Decidirá el capitán.

Eurocopa Sergio Busquets Luis Enrique