Sergio Ramos, un problema de dinero y desobediencia para Florentino Pérez
  1. Deportes
  2. Fútbol
las tensiones con el capitán

Sergio Ramos, un problema de dinero y desobediencia para Florentino Pérez

El dinero y la desobediencia son el último episodio que tiene alejado a Florentino Pérez de Sergio Ramos. El club sospecha que el capitán 'contamina' a los compañeros para que no se bajen el sueldo

placeholder Foto: Sergio Ramos, durante un partido con el Real Madrid. (EFE)
Sergio Ramos, durante un partido con el Real Madrid. (EFE)

No está en el vídeo promocional de la nueva camiseta del Real Madrid y, aunque no sea una pista definitiva, sirve para alimentar las especulaciones. Cada día que pasa, Sergio Ramos está más lejos del Real Madrid. El nuevo problema ya no es que no aparezca como imagen de la marca deportiva que patrocina y viste al equipo, sino que es todavía más grave. En el club existe la sospecha de que el capitán tiene una permanente actitud de desobediencia y torpedea las negociaciones que mantienen los dirigentes con los jugadores para llegar a un acuerdo en la rebaja salarial.

Los dos motivos que distancian, cada vez más, a Florentino y Ramos tienen que ver con el dinero y con la rebeldía del sevillano. Venimos contando desde hace meses en El Confidencial que la relación es algo más que fría entre el presidente y el capitán, y que cada uno hace llegar la versión de cómo está el asunto de la renovación. En el club, alegan que tiene una oferta de una temporada más con la reducción del 10% del salario (es de 12 millones de euros) y el futbolista niega que tenga tal propuesta. Así es imposible entenderse.

Foto: Ancelotti y Florentino estrechan la mano tras la firma del contrato. (realmadrid)

Lo grave es la sospecha que tienen en el club sobre la forma de actuar del sevillano para hacer ver a sus compañeros que no es justa una rebaja salarial cuando sí hay dinero para el sueldo de David Alaba (el austríaco va a cobrar lo mismo que Ramos) y, sobre todo, para lo que puede ser la gran operación del verano: el fichaje de Mbappé. Esto significaría que el Madrid está guardando los millones para hacer frente a un pago de traspaso al Paris Saint-Germain y el sueldo del delantero francés se iría por encima de los 20 millones de euros. Esto forma parte de la ‘guerra fría’ entre Florentino y Ramos, que ahora también confirma una información de Onda Cero. “Algún jugador ha dicho al club que Ramos les está llamando para que no acepten bajadas de salarios porque eso es solo para fichar a Mbappé”, comenta el periodista José Ramón de la Morena.

Una negociación al límite

Este no es un capítulo más en el culebrón de la renovación. Puede ser el definitivo, el que haga que Florentino Pérez retire la propuesta de renovación alegando que Sergio Ramos actúa como un desobediente. Hay, por lo tanto, algo más que un problema de dinero. Las negociaciones han llegado a un punto límite en el que en el Real Madrid tampoco aceptan que el jugador no haya dado una respuesta para seguir o no. El club esperaba que este asunto estuviera resuelto con el final de la temporada y no hay ningún avance. Esto lo interpretan como el adiós de Sergio Ramos.

Foto: Sergio Ramos durante un partido con el Real Madrid. (Efe)

La versión que sale desde dentro del club es que Ramos no quiere seguir y ya tiene un acuerdo con otro equipo. La versión del jugador sigue siendo que su prioridad ha sido siempre seguir en el Real Madrid. Y la mantiene. Pero sí es cierto que el todavía capitán del Real Madrid esperaba otra manera de actuar de los dirigentes para que pusieran en valor su rendimiento y dedicación. Cada día que pasa sin que haya un acercamiento o una manifestación pública por alguna de las partes se interpreta como una ruptura. Luka Modric (35 años) sí ha aceptado la renovación de un año con rebaja salarial del 10%. Lo mismo ha sucedido con Lucas Vázquez, que llega a un acuerdo para ampliar el contrato tres temporadas más con la reducción en el primer año. La diferencia con el gallego es que finalmente ha conseguido subir el sueldo de tres a cinco millones de euros. Sigue muy por debajo de lo que cobran Sergio Ramos y Modric (nueve millones de euros).

En este asunto, poco tiene que decir el nuevo entrenador del Real Madrid. Carlo Ancelotti conoce perfectamente a Ramos, su carisma, liderazgo, experiencia y lo que puede dar. Pero no tiene poder de decisión sobre el asunto de la renovación, que es desde hace tiempo una cuestión personal entre Florentino Pérez y Sergio Ramos. No hay intermediarios de por medio. Lo que tengan que decidir se resolverá en un cara a cara y en el club cada vez están más convencidos de que la salida de Ramos va a ser polémica. Cuando llegue el momento del pronunciamiento, podremos encontrarnos unas explicaciones del sevillano del tipo de la carta de Zidane o más punzantes.

Carletto, sobre Ramos: ''Ni me imaginé un Madrid sin Ancelotti y pasó''

El dinero y la desobediencia son el último episodio que tiene alejado a Florentino Pérez de Sergio Ramos. Se conocen de sobra. Saben cómo puede actuar cada parte en esta situación, que no es nueva porque ha habido otros momentos de tensión en diferentes renovaciones. Pero este contexto es distinto desde el momento en que el presidente ha pedido colaboración a los jugadores para ajustar los salarios a la falta de ingresos que provoca la pandemia. La temporada pasada sí estuvo receptivo el sevillano, pero en esta se encuentra alejado y no hay comunicación. Cada uno defiende sus intereses. Florentino los de mantener un equilibrio salarial y Ramos los de que se valoren sus méritos y no haya agravios comparativos.

Foto: Ancelotti, en una imagen de cuando entrenaba al Everton. (Reuters)

Quedan 27 días para que finalice su contrato y Sergio Ramos se podría ir libre a otro equipo después de 16 temporadas. Se marcharía el primer fichaje español de Florentino Pérez. El jugador que vino con 19 años al Real Madrid y que empezó cobrando en su primer contrato un millón de euros. En todo este tiempo, ha ido progresando en lo deportivo y en lo económico y este es otro de los argumentos que esgrimen en el club para justificar que han valorado su rendimiento y sus méritos.

La temporada, en lo individual, ha sido mala para el sevillano. Solo ha podido disputar cinco partidos este año y ha tenido diferentes problemas con las lesiones que finalmente le han impedido ser convocado por Luis Enrique para la Eurocopa. En el club han podido comprobar que cuando han jugado Nacho y Militao, el bloque defensivo no se ha resentido en partidos importantes como el Barcelona y la eliminatoria de la Champions contra el Liverpool. Ramos sí jugó la vuelta de las semifinales contra el Chelsea y tuvo dificultades. Todos estos acontecimientos también influyen negativamente para que se produzca un entendimiento entre el club, que habla de cambios en la plantilla, y el jugador.

Sergio Ramos Real Madrid Florentino Pérez
El redactor recomienda