Sergio Ramos, de recelar de David Alaba a provocar los primeros celos en el PSG
  1. Deportes
  2. Fútbol
busca cerrar un acuerdo rápido

Sergio Ramos, de recelar de David Alaba a provocar los primeros celos en el PSG

La incorporación de Sergio Ramos al Paris Saint Germain provoca que no haya una aceptación en algunos futbolistas que llevan tiempo en el club

placeholder Foto: Sergio Ramos saca músculo en un entrenamiento. (Efe)
Sergio Ramos saca músculo en un entrenamiento. (Efe)

Sergio Ramos se negó a renovar con el Real Madrid porque no aceptaba un año de contrato con rebaja salarial, pero también cuando conoció que el club había llegado a un acuerdo para contratar a David Alaba. La operación del austriaco rompía los esquemas de Ramos. No entendía que la política del club fuera austera con él, con 16 años de lucha, entrega, títulos; y generosa con Alaba y el dinero para su contratación. El salario del austriaco es de 12 millones de euros y los Ramos (Sergio y su hermano y agente René) sumaban la prima de fichaje (unos 20 millones de euros) para el agente (Pini Zahavi) y padre de Alaba.

El recelo que tenía Sergio Ramos con la incorporación de Davi Alaba es el que surge en el Paris Saint Germain con las negociaciones por el sevillano. "Sergio Ramos divide al vestuario del equipo francés" es la información que apunta Radio Montecarlo, una emisora que maneja bien las interioridades del club y la plantilla gala. La incorporación de Ramos también provoca celos en algunos futbolistas que llevan tiempo y que ven amenazado su status en el campo y no comparten que tengan que ganar menos dinero.

Foto: Sergio Ramos en el partido que disputó el Real Madrid contra el Chelsea en Londres. (Efe)

Kimpembe sería el futbolista más reacio al fichaje de Sergio Ramos, según la información de Radio Montecarlo, que apunta al malestar del central francés e, incluso, a la creación de un grupo de WhatsApp para hacer campaña contra la operación de Sergio Ramos. Esto nos recuerda a los movimientos que sospechaban en el Real Madrid de Ramos cuando se negó a aceptar una segunda rebaja salarial y, según Onda Cero, intoxicó al resto de compañeros para que la rechazaran porque si no había dinero para ellos tampoco tendría que haberlo para otras incorporaciones con el coste de la operación Alaba.

El rechazo de Kimpembe

Los celos son habituales en los vestuarios de fútbol y entre los jugadores que, pese a tener sueldos millonarios, miran mal que llegue uno nuevo con privilegios y más salario. Kimpembe no es un jugador cualquiera en el Paris Saint Germain. Es un canterano del club, al que le ha costado mucho llegar a ser uno de los fijos en el once y que vería en Ramos más competencia y, sobre todo, no estaría nada de acuerdo en la diferencia salarial. Sergio Ramos llegaría al PSG cobrando los 12 millones de euros que tenía en el Real Madrid y Kimpembe, que renovó la temporada pasada hasta 2024, está en 7,5 millones de euros.

“Su sueldo amenaza al equilibrio del vestuario. Hay enfado en el vestuario con lo que va a cobrar Sergio Ramos”, es la información que ofrece ‘Le Parisien’, otro de los medios de comunicación galos que más información tiene del club que preside Nasser Al-Khelaifi.

placeholder Kimpembe, defensa central del Paris Saint Germain. (Efe)
Kimpembe, defensa central del Paris Saint Germain. (Efe)

Hay razones, por lo tanto, para pensar que el fichaje de Sergio Ramos no pone de acuerdo a todos los jugadores del Paris Saint Germain. Hay muchos y de peso que están encantados. El primero Neymar, que está como loco porque el sevillano alcance el acuerdo lo antes posible, y otros amigos y excompañeros como Keylor Navas y Di María. En la plantilla parisina también está el portero Sergio Rico, que tiene de representante a René Ramos. Sergio no llegaría al PSG como uno más. Tendría status, galones y la confianza de jugar en el once porque es una petición del entrenador Mauricio Pochettino.

Los privilegios

Presnel Kimpembe (25 años) es el central titular del PSG junto al brasileño Marquinhos, pero el francés es al que señalan como uno de los reacios a la llegada de Ramos. Cuando Kimpembe debutó en el primer equipo del PSG, Sergio Ramos ya había marcado el gol de la Décima en la final de la Champions en Lisboa. Era un 17 de octubre de 2014 cuando el joven canterano del PSG conseguiría llegar al primer equipo y empezar a llamar la atención de Laurent Blanc, el técnico que ocupaba el banquillo. Ramos llevaba ya ocho años en el Real Madrid, compitiendo en la élite y el gol de Lisboa le consagró como uno de los mejores centrales del mundo, en defensa y en ataque.

A Kimpembe, central franco-congoleño que jugó con la Sub-21 de la República Democrática del Congo y después cambió para jugar con Francia, le ha costado mucho esfuerzo hacerse con el puesto de titular en el PSG. Tenía por delante a otros centrales experimentados como David Luiz y Thiago Silva. Unai Emery fue el entrenador que mejor gestionó sus minutos para que creciera como central. En el club decidieron apostar por el canterano, convertirle en uno de los referentes y así fueron saliendo David Luiz y Thiago Silva. Pero Sergio Ramos es mucho Sergio Ramos. Es lo que debe preocuparle a Kimpembe. Los dos son campeones del mundo, aunque el francés solo jugó un partido con Deschamps en el Mundial de Rusia de 2018.

Foto: Neymar y Sergio Ramos en un partido entre el PSG y el Real Madrid. (Efe)

Al Paris Saint Germain, que ya tiene cerrados los fichajes del portero Donarumma, el lateral Achraf y el centrocampista Wijnaldum, el asunto de Sergio Ramos lo lleva con más calma de la que se esperaba. Entre otras cosas porque lo que tiene de los nervios al club es la negativa de Mbappé a la renovación. También quiere más certezas con un reconocimiento médico en el que compruebe que la rodilla del sevillano está en perfectas condiciones tras la operación que tuvo en el mes de febrero.

Los contactos entre Ramos y el PSG se iniciaron en el mes de enero y se intensificaron en el de abril. Faltan los flecos para cerrar el contrato, pero estos detalles no son pequeños, pese a que la voluntad de las dos partes es llegar a un acuerdo rápido. René Ramos estuvo el jueves en París y hay algo que es innegociable. Sergio pide dos años fijos y estaría dispuesto a jugar un tercero opcional. Ha rechazado otras ofertas de Inglaterra y queda por concretar la prima de fichaje. Tiene que decidirse el PSG, que se ha tomado un periodo de reflexión en la negociación. “Lo mío no era un problema de dinero. Quería tranquilidad para mí y para mi familia”, comentó el sevillano en su despedida. En el PSG sí ven a Sergio Ramos como una oportunidad, valoran su jerarquía, experiencia y liderazgo para darle ese plus competitivo a una entidad que persigue la Champions.

Sergio Ramos David Alaba René Ramos Kylian Mbappé Mauricio Pochettino Neymar
El redactor recomienda