El pulso que gana Sergio Ramos a Florentino con su fichaje por el Paris Saint-Germain
  1. Deportes
  2. Fútbol
más dinero y rival en la champions

El pulso que gana Sergio Ramos a Florentino con su fichaje por el Paris Saint-Germain

Sergio Ramos demuestra que también ha sabido jugar sus cartas y donde parecía que podía haber una derrota, lo que ha quedado claro es que tenía avanzado el terreno con el PSG

placeholder Foto: Sergio Ramos observa los trofeos de la Champions en su despedida.
Sergio Ramos observa los trofeos de la Champions en su despedida.

El ego de Sergio Ramos es muy grande, gigantesco, y su personalidad la van a conocer bien en París. El club francés incorpora a un futbolista extremadamente competitivo, trabajador, al que le hierve la sangre. Se marchó del Real Madrid guardando las apariencias de un bonito final. Llega a París con más orgullo y experiencia. Abandonó, el 17 de junio, la Ciudad Deportiva de Valdebebas con la insignia de oro y brillantes que le impuso Florentino en un acto más frío que entrañable. El sevillano no estropeó su final, cuidó los detalles en la despedida y puso por delante el valor de su figura sobre las discrepancias con el club.

Inmortalizó el legado que deja en el Real Madrid. Una etapa de 16 años con 22 trofeos ganados (cuatro Champions). Estuvo casi una hora en la puerta firmando autógrafos a los aficionados e hizo una promesa: demostrar a Florentino que se había equivocado no renovándole. En la larguísima estrategia negociadora que llevaron Florentino Pérez y Sergio Ramos, había dos pulsos. El primero lo ganó el presidente y el segundo es para el futbolista, que se sale con la suya.

Pasa a jugar en un rival directo por la Champions, con el contrato (dos temporadas fijas) y el sueldo (12 millones de euros netos) que pedía y decía que se merecía. No se fue como quería, porque no se sintió valorado y en la comparecencia con los medios de comunicación le acompañó el “ilustre Butragueño”, como le llamó el sevillano. Florentino no quiso dar explicaciones sobre los motivos por los que no se pudo llegar a un acuerdo en la renovación.

Un chollo para el PSG

Faltaba saber qué ofertas tenía Sergio Ramos, si realmente había un entrenador y otros dirigentes que creyeran que no está en declive por la edad (35 años), las lesiones en la pasada temporada y que aceptaran sus condiciones. Lo ha conseguido. Mauricio Pochettino es el entrenador que está convencido de que hay Ramos para rato y Nasser-Al Khelaifi, el presidente del PSG, y Leonardo, el director deportivo, lo ven como una oportunidad única para fortalecer el proyecto deportivo y la marca PSG. Porque Sergio Ramos es también uno de esos futbolistas que tienen retorno económico para el club con los patrocinadores.

Se dio por hecho que Florentino había ganado el pulso a Sergio Ramos. El presidente no se movió de su posición, estuvo inflexible y le dio el portazo con el argumento de la caducidad de la oferta de un año con rebaja salarial. Ramos abandonó el Madrid dejando la sensación de ser el perdedor en la larga negociación. Había calculado mal los tiempos, estaba mal asesorado y fue señalado como una influencia tóxica para sus compañeros porque se negaba a aceptar la segunda rebaja salarial. Florentino, una vez más, como sucedió con la venta de Cristiano Ronaldo, demostró que el Real Madrid está por encima de cualquier jugador y estrella. Se llame como se llame y aunque haya ganado los mejores títulos.

Sergio Ramos cambia el Real Madrid por el Paris Saint-Germain y, visto con perspectiva, hay que analizar si es a mejor o a peor. Lo que no se puede decir es que haya salido perdiendo, al menos en lo económico, y probablemente tampoco en lo deportivo, pese a que se diga que va a disputar una Liga menor como la francesa. En España, habrá más seguidores pendientes de los partidos del PSG por la presencia de Sergio Ramos. Llega a una plantilla con un proyecto deportivo ambicioso y va a jugar en el mismo equipo que Neymar y, de momento, que Mbappé. En el Madrid, sigue Bale.

Reforzar a un rival

A Florentino se le hará duro cada partido que Sergio Ramos juegue con el Paris Saint-Germain, pero en especial los de la Champions. Tenía que ser el PSG. No podía ser otro club menos peligroso para los intereses del presidente del Real Madrid. Florentino es el primero que conoce cómo funciona el club catarí y la necesidad que tiene de ganar la Champions. Con Ramos, aunque sea a corto plazo, tienen más posibilidades. Están más cerca del objetivo.

El pulso tendrá más capítulos porque, de ahora en adelante, está el morbo de que se crucen los caminos de Florentino y Ramos en la Champions

El pulso tendrá más capítulos porque, de ahora en adelante, está el morbo de que se crucen los caminos de Florentino y Ramos en la Champions y conocer a quién le va mejor. Algo parecido a lo que se vivió con Cristiano Ronaldo y que, pese a que en los tres años sin el portugués no se ha producido ningún enfrentamiento directo, sigue vigente. Ni el Real Madrid ha vuelto a ganar la Champions desde 2018 ni al portugués le ha ido mejor en la Juventus.

Florentino lo que sí ha hecho es reforzar a dos rivales europeos con sus decisiones de no retener ni a Ramos ni a Cristiano. ¿Podrían estar jugando todavía en el Real Madrid? Seguro que sí, pero en la gestión del presidente hay prioridades económicas que están por encima de las deportivas. Tardará en encontrar otro Ramos. Como otro Cristiano. Y si no llegan el ansiado Mbappé o Halaand, se volverá a cuestionar la planificación deportiva.

Foto: Mbappé durante el partido entre Francia y Suiza en la Eurocopa. (Efe)

Los dos, Ramos y Cristiano, le dieron muchas alegrías a Florentino y sin ellos el beneficio es el ahorro salarial. Todavía sigue habiendo fichas altas que hacer frente, como los 60 millones brutos que hay que pagar entre los salarios de Bale y Hazard al año. Pero no hay que olvidar que siguen ahí, en la élite, dos profesionales voraces, que se cuidan y son ganadores. Sin ellos, el Madrid es más débil. Al portugués, se le sigue echando de menos en la plantilla, faltan sus goles y a ver cómo lo resuelve Ancelotti. Lo mismo puede suceder con la jerarquía que tiene el sevillano.

Sergio Ramos demuestra que también ha sabido jugar sus cartas y donde parecía que podía haber una derrota, lo que ha quedado claro es que tenía avanzado el terreno con el Paris Saint-Germain. Se hizo valer apurando los plazos de Florentino y no ha tenido problemas para fichar por uno de los clubes más potentes y poderosos en lo económico y lo deportivo.

En la mañana de este jueves se ha hecho oficial el vídeo de presentación de Sergio Ramos como nuevo jugador del PSG. "El mejor lugar para seguir soñando, el mejor club para seguir ganando. Vamos a luchar con todo y por todo", es el mensaje del sevillano en sus redes sociales.

Sergio Ramos Florentino Pérez Real Madrid Mauricio Pochettino Kylian Mbappé Neymar
El redactor recomienda