Olvidarse de Bale le costará otros 15 millones de euros al Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
el galés quiere ajustar las cuentas

Olvidarse de Bale le costará otros 15 millones de euros al Real Madrid

Las palabras de Bale se las esperaban en el Real Madrid. Ahora queda por resolver qué hacer con el galés la próxima temporada porque pide cobrar lo que le queda de contrato

placeholder Foto: Gareth Bale durante el partido entre el Tottenham y el Dinamo de Zagreb. (Efe)
Gareth Bale durante el partido entre el Tottenham y el Dinamo de Zagreb. (Efe)

Su tiempo ya ha pasado en la capital de España. El único plan que tiene Gareth Bale, junto a su representante (Jonathan Barnett), es presionar al Real Madrid para que le pague hasta el último céntimo de su contrato. Es la mejor manera de ajustar cuentas con el club que le dejó salir la pasada temporada y del que se fue sin sentirse reconocido por Zidane. Bale cedió porque necesitaba jugar partidos para llegar rodado a la Eurocopa y en el Madrid, de haberse quedado, no los iba a tener porque todos sabemos que la relación con Zidane estaba rota y Florentino, tras ganar la Liga del confinamiento sin el protagonismo del galés y con la política de rebajas salariales y contención del gasto, necesitaba aligerar masa salarial.

Al Real Madrid y Bale les interesaba separarse, aunque fuera de manera provisional. El club ahorraba la mitad de su ficha y le quitaba un problema a Zidane. Bale, además, quería probar si Mourinho le devolvía al estrellato. Pero ahora, en este parón de Selecciones, reaparece el futbolista con unas declaraciones que suenan a amenaza. Dice el galés que le queda un año de contrato y que tiene que volver al Madrid a cumplirlo. Una maniobra calculada por su agente para presionar a Florentino Pérez y hacerle ver que los contratos están para cumplirse.

Foto: Álvaro Morata, con gesto de frustración, durante un partido con la Juventus. (Efe)

Lo que está claro es que Bale no va a perdonar un solo euro porque el coste del sueldo (15 millones de euros netos) de esta temporada lo asumen entre el Tottenham y el Real Madrid. Esto se lo imaginaban en el Real Madrid. De ahora en adelante, lo que queda por resolver es qué hacer con Bale la próxima temporada. Lo que pide Bale es que se cumpla lo acordado y esto pasa porque se le pague todo el dinero con cualquier tipo de fórmula y, además, si tiene que salir que sea a coste cero. Estaríamos ante una situación similar a la que se dio entre el Barcelona y Luis Suárez. Al uruguayo le quedaba un año de contrato, fichó por el Atleti a coste cero y el Barça asume la mitad de su salario. La única ganancia está en poner cantidades variables por objetivos individuales y colectivos.

Mourinho y las cicatrices psicológicas

Bale podría quedarse para jugar en el Madrid, como otra de las posibilidades si decide tensar su postura y agarrase al contrato. Pero esto no sería sencillo con Zidane en el banquillo porque, aunque el entrenador no tenga otro jugador diferente con el que reforzar la plantilla, ya ha demostrado que no confia en el galés. Hay otros jugadores que pueden jugar en su posición, como es el caso de Marco Asensio, Rodrygo y Fede Valverde. De este modo, Bale sigue sin entrar en los planes del entrenador francés.

Desprenderse de Bale no es sencillo porque el galés no pone de su parte ni tampoco se está revalorizando en el Tottenham. Su rendimiento va por rachas, es irregular y entre las lesiones y los enfados de Mourinho no se puede decir que estemos viendo la mejor versión del galés. Empezó jugando poco por unos problemas en la rodilla, otros musculares y consiguió hacer seis goles en seis partidos, en su mejor momento de la temporada. Mourinho aprovechó la ocasión para decir que el problema de Bale no eran las lesiones sino la falta de confianza y paciencia que tuvieron en el Madrid.

El técnico portugués dijo que el galés sufría "cicatrices psicológicas" y que, por fin, las había curado con buenos partidos en el Tottenham. Pero no duraron mucho los elogios de Mourinho, que con su gestión del palo y la zanahoria a los jugadores, ha señalado a Bale como uno de los culpables de la reciente eliminación en la Europa League contra el Dinamo de Zagreb. Un ridículo tras perder en el partido de vuelta (3-0) y desaprovechar el 2-0 que tenían de ventaja en la ida. Mourinho, en el siguiente partido contra el Aston Villa, dijo que necesitaba jugadores con otro espíritu, gente humilde, honesta y sencilla. A Bale le quitó el puesto en la delantera para meter al brasileño Carlos Vinicius.

placeholder Mourinho y Bale durante un partido del Tottenham. (Efe)
Mourinho y Bale durante un partido del Tottenham. (Efe)

El futuro de Bale, como el de Mourinho, es una incógnita porque el entrenador portugués se ha llevado un batacazo en la Europa League y su puesto en el banquillo depende de si clasifica al equipo para la próxima Champions. No lo tiene fácil. Ahora mismo, el Tottenham ocupa la sexta posición en la clasificación de la Premier League y está a tres puntos del cuarto, el Chelsea. Quedarse fuera de la Champions también afectaría a Bale y las posibilidades económicas que tendría el club para asumir su salario la siguiente temporada.

No se despidió de Zidane

El asunto está así de enredado. Es el propio Bale el que sabe que el Real Madrid no cuenta con él, pero tampoco quiere renunciar al año de contrato que le queda y presiona con volver. El jugador echa en cara al club blanco que no le hayan valorado como se merece después de todos los títulos que ha ganado y los goles decisivos que ha marcado en diferentes finales. Pero Florentino ya está a otra cosa, que es resolver primero el futuro de Sergio Ramos y qué posibilidades hay para hacer un fichaje potente en la delantera. Haaland es uno de los que ilusiona.

El regreso de Gareth Bale que, por cierto no se despidió de Zidane cuando se marchó a Londres, sería un problema. En el Real Madrid todavía esperan que el Tottenham haga el esfuerzo de apostar por él y siga en Inglaterra porque, entre otra cosas, las relaciones entre el propietario del club londinense, Daniel Levy, y Florentino son buenas y el Madrid facilitó el traspaso de Sergio Reguilón al club inglés.

Luis Suárez José Mourinho Zinédine Zidane Florentino Pérez Sergio Ramos Gareth Bale
El redactor recomienda