tras su adiós al Real Madrid

La ficha de Bale rompe el equilibrio salarial del Tottenham

Daniel Levy, presidente del club inglés, mantenía hasta ahora una estrategia de límite salarial que cambia con la llegada de la que fuera su estrella, quien cobrará más que Harry Kane

Foto: Bale, en una imagen de archivo. (Reuters)
Bale, en una imagen de archivo. (Reuters)

Gareth Bale deja el Real Madrid y vuelve a Reino Unido para vestir, de nuevo, la camiseta del Tottenham. Los Spurs recuperan al que fuera su jugador estrella hasta 2013. 7 años en los que el galés encontró la gloria en noches como la final de Champions de Lisboa (2014) o la de Kiev (2018), pero que han tenido un amargo final como madridista por culpa de polémicas extradeportivas, un bajón de rendimiento y una falta de adaptación más evidente a cada temporada.

El Tottenham apuesta por un jugador de 31 años, conocido por una afición que lo idolatra como el ídolo que fue, y que encaja en el modelo de fútbol que propone su entrenador, José Mourinho. Pero este ensamblaje deportivo choca con la estructura económica que ha caracterizado al club de Londres durante la última década. Las directrices son sencillas: vender caro, fichar barato y pagar poco.

Harry Kane, el goleador de los Spurs. (Reuters)
Harry Kane, el goleador de los Spurs. (Reuters)

Daniel Levy lleva desde el 2001 ejerciendo como presidente del Tottenham, ostentando el récord de directivo en la Premier League. De sobra es conocida su fama como negociador, capaz de llevar al Real Madrid al límite del cierre de mercado para confirmar el fichaje de Luka Modric en el 2012, e idéntica es su manera de gestionar el club a nivel interno. Solo un jugador de los Spurs se encuentra entre los 10 mejor pagados de toda la liga británica, y lo hace en el décimo puesto. Se trata de Harry Kane, principal goleador del equipo y capitán de la selección de Inglaterra, que cobra algo más de 12 millones de euros al año. El resto de la lista, publicada en este 2020 por el portal especializado en salarios deportivos ‘Sportrac’, se distribuye entre jugadores del Manchester United, Manchester City, Liverpool o Arsenal.

Las últimas informaciones señalan que la fórmula del acuerdo entre Real Madrid y Tottenham para la salida de Gareth Bale supondrá que cada equipo pagará la mitad del sueldo y será cedido un año. El galés es uno de los mejores pagados en el club de Madrid, con una cifra que hasta dividida en dos partes lo colocará por encima incluso de Harry Kane a nivel salarial. El ‘Daily Mail’ sitúa el sueldo de Gareth Bale en 500.000 libras semanales, casi 550.000 euros. Si los Spurs solo tienen que pagar la mitad de este sueldo, todavía estaría por encima de las 200.000 libras a la semana que recibe el delantero inglés, gran estrella del equipo en el último lustro.

La confirmación de un nuevo modelo

El presidente del Tottenham había comenzado a dar muestras de un cambio de estrategia en la última temporada. Hace tan solo dos años, en el verano del 2018, el equipo inglés dirigido por Mauricio Pochettino se convertía en una rara avis al no hacer ni un solo fichaje o venta en el mercado. El argentino pidió un esfuerzo al club para retener a Harry Kane, que firmó el contrato por 6 años que todavía tiene en vigor. Todo cambió el pasado verano, cuando los Spurs hicieron el mayor fichaje de su historia por 60 millones de euros, Tanguy Ndombele. El centrocampista francés de 22 años firmó con un salario cercano a los 11 millones de euros, justo por detrás de Kane. En el vestuario se interpretó como un esfuerzo económico de la directiva de cara a poder competir en la Premier League con gigantes como City, United o Liverpool, más que como un ataque a la estructura salarial.

Tanguy Ndombele, fichaje más caro del Tottenham. (Reuters)
Tanguy Ndombele, fichaje más caro del Tottenham. (Reuters)

Poco después llegaría la destitución de Pochettino, el fin de una era en los Spurs. Le sustituiría José Mourinho. En un caso similar al del Cholo Simeone en el Atlético, el entrenador es el mejor pagado de toda la plantilla, con un contrato de más de 17 millones de euros. Desde Inglaterra se insiste además de que, pese a ser de su gusto futbolístico, Mourinho no es el principal impulsor de la llegada de Gareth Bale. La firma del galés corresponde a un deseo de Daniel Levy, quien ve en su regreso el argumento perfecto para dar un golpe de autoridad.

El Tottenham, club más austero en salarios del ‘Big Six’

Kieran Maguire, experto financiero, publicó un estudio junto a la Universidad de Liverpool la pasada primavera en la que catalogaba al Tottenham como el club más valioso de la Premier League. Esta afirmación no se basa en los presupuestos, donde el equipo de Londres se encuentra alejado de los primeros puestos, sino en el porcentaje de ingresos que destinan los Spurs a pagar los salarios de su plantilla. “Pagar solo el 39% de los ingresos en términos salariales, además de su habilidad para mantenerlos bajos, es la envidia de los directivos de otros clubes. Gastaron 179 millones de libras en contratos, solo la mitad de los 323 millones que gastó el Manchester United en el mismo periodo de tiempo”, aseguró el académico.

Daniel Levy, en una imagen de archivo. (Reuters)
Daniel Levy, en una imagen de archivo. (Reuters)

Tras la pandemia del coronavirus, que golpeó al fútbol ante la imposibilidad de tener aficionados en los estadios, Daniel Levy quiso a toda costa realizar un ERTE (medida similar en Reino Unido) sobre los trabajadores del club. Las críticas no se hicieron esperar, y una vez analizado el coste que supondría el daño institucional a la marca del club, se acabó optando por dar marcha atrás. “Nuestra intención fue establecer medidas para proteger los trabajos mientras el club buscaba fórmulas para seguir siendo autosuficiente en estos tiempos de incertidumbre”, se justificó el presidente de los Spurs.

Un contexto para que Bale pueda volver a brillar

José Mourinho pidió el fichaje de aquel lateral izquierdo de larga zancada cuando todavía era entrenador del Real Madrid. El técnico luso nunca ocultó su predilección por Gareth Bale, que se transformó en extremo goleador a pierna cambiada. Años más tarde, por fin coincidirán en el mismo equipo, aunque ninguno sea el mismo de antes. El galés lleva dos años sin trascendencia habitual en el once titular, asiduo a sus problemas musculares. Pese a que su explosividad en carrera se ha visto mermada, no hay mejor contexto posible para que Bale vuelve a brillar que el Tottenham.

Bale, celebrando un gol con Gales esta temporada. (Reuters)
Bale, celebrando un gol con Gales esta temporada. (Reuters)

El jugador vuelve a la liga que más se adapta a su estilo de juego. Lejos del toque de la española, Bale podrá jugar con espacios. Los Spurs de Mourinho prefieren el contrataque al fútbol estático, aunque todavía les está costando encontrar su propia identidad.

Sobre el césped, la llegada de Gareth Bale restaría minutos a Lucas Moura o Steven Bergwijn. Mou tiene a Harry Kane y Heung-Min Son como indiscutibles en el once titular del Tottenham, dejando la banda derecha como el sitio, a priori, donde más fácil de colocar es el galés. Su capacidad goleadora y buen remate de cabeza también le convierten en una opción interesante para sustituir a Kane en la puna de ataque durante alguna de sus habituales lesiones.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios