Es noticia
Menú
El sufrimiento que le queda a Dani Ceballos: ¿tiene que confiar en el perdón de Ancelotti?
  1. Deportes
  2. Fútbol
el técnico cuenta con el utrerano

El sufrimiento que le queda a Dani Ceballos: ¿tiene que confiar en el perdón de Ancelotti?

Dani Ceballos tiene superado el calvario físico y psicológico que padeció con una grave lesión de tobillo y mira la siguiente temporada con la esperanza de que pueda sentirse futbolista

Foto: Carlo Ancelotti y Dani Ceballos, tras la final de la Champions. (Reuters/Molly Darlington)
Carlo Ancelotti y Dani Ceballos, tras la final de la Champions. (Reuters/Molly Darlington)

Dani Ceballos es el futbolista que más ha sufrido en la última temporada del Real Madrid. Ha pasado por todo tipo de problemas físicos y después anímicos hasta conseguir volver a calzarse las botas y poder competir. Una grave lesión en los Juegos de Tokio, un mal diagnóstico, meses duros de recuperación con viajes a una clínica en Barcelona, el temor de que no pudiera recuperar completamente la zona afectada, el miedo a una retirada... El tesón y mucho apoyo médico y psicológico hicieron posible que volviera a estar sano a principios de año. Luego apareció la paciencia, porque no conseguía entrar en la dinámica de partidos. Acabó la temporada jugando y con más dudas.

Una de las imágenes que han quedado grabadas del último partido del Real Madrid, el de la final de la Champions en París contra el Liverpool, es la de Ancelotti y Ceballos sentados, solos, con la medalla de campeones. El entrenador despidió al utrerano dándole las gracias por su profesionalidad y pidiéndole perdón por no haberle dado más minutos. Ancelotti le comentó, antes de irse de vacaciones, que contaba con él para la nueva temporada.

placeholder Dani Ceballos estira los gemelos en un partido. (EFE/Luis Díaz)
Dani Ceballos estira los gemelos en un partido. (EFE/Luis Díaz)

El gesto le honra al técnico, pero Ceballos está cansado de sufrir y lo que quiere es sentirse futbolista, disfrutar, competir, conseguir sus objetivos. Es ambicioso y agradece el detalle del entrenador. Consiguió participar en los últimos cinco partidos en la Champions. Tuvo minutos en los cuatro partidos contra el Chelsea y el Manchester City. También en la final contra el Liverpool. Jugó, incluso, todo el partido contra el Espanyol en el Bernabéu en el que el Real Madrid se proclamó campeón de Liga. El esfuerzo a tanto sufrimiento acabó teniendo la recompensa.

Competencia en el centro

Lo que no quiere es volver a sufrir porque no juega con continuidad y tiene pendiente, a la vuelta de las vacaciones, otra conversación más profunda con Carlo Ancelotti. Desde la última en el césped de París, el club ha fichado a Tchouaméni y ha renovado a Luka Modric. Es más competencia para Ceballos. Hay siete centrocampistas en la plantilla: Casemiro, Kroos, Modric, Fede Valverde, Camavinga, Tchouaméni y Ceballos. Es más complicado poder tener minutos y Ceballos necesita que Ancelotti sea claro sobre cuál es su rol en la plantilla. Es un año decisivo.

Foto: Marco Asensio celebra un gol en el Bernabéu. (EFE/Chema Moya)

Está en su última temporada de contrato, pero lo que no quiere es tirarla a la basura. Su deseo es jugar. En sus redes sociales hace guiños al Betis, el equipo que lleva en el corazón, pero regresar al club verdiblanco es prácticamente imposible. Ahora mismo, la masa salarial en la plantilla de Pellegrini está ajustada. No puede hacer incorporaciones. El Betis estaría encantado, pero no puede hacer, de momento, este movimiento.

Ceballos tiene que escuchar a Ancelotti. Para el técnico es un jugador útil, que tendrá opciones de jugar en una temporada atípica en la que hay un corte por el Mundial de Qatar que se disputa entre los meses de noviembre y diciembre. Pero es, precisamente, el Mundial, el objetivo que tiene en mente Ceballos. Si juega, tiene opciones, porque a Luis Enrique le gusta. Le hizo debutar en la Selección cuando se hizo cargo del banquillo. Ancelotti no promete minutos, pero sí que tiene hueco en un centro del campo con una mezcla de veteranos y jóvenes. Ceballos es como el eslabón entre los dos grupos. Tiene talento, pero también energía para el juego directo y más experiencia. Salió en dos ocasiones para jugar cedido en el Arsenal y ha pasado por el calvario de la lesión. Está maduro.

Foto: Jesé Rodríguez, junto a Aurah Ruiz. (Instagram)

El 8 de julio, día de regreso al trabajo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, es la cita en la que Ancelotti y Ceballos se volverán a mirar a la cara. Las palabras y las sensaciones cuentan. Lo que ha hecho el utrerano durante sus vacaciones es sufrir más para llegar en la mejor forma posible a la pretemporada. Son unas vacaciones con más trabajo que ocio. Con la pelota y sin ella. Pisa el gimnasio. Se machaca al aire libre. Ha entrenado subiendo el Pico Veleta de Sierra Nevada, la cuarta cumbre más elevada de España (3.396 metros). Se ha ejercitado duro y está preparado para lo que venga.

La decisión no es fácil. En el Real Madrid tiene demasiada competencia, pero el entrenador cuenta con él. No es tan sencillo que salga porque no quiere otra cesión y un traspaso implica que el club que le quiera y le encaje tiene que desembolsar cerca de 15 millones de euros. Hay que tener en cuenta el salario (más de 4 millones de euros netos), que no es fácil de asumir para cualquier equipo en un escenario en el que los clubes españoles siguen con problemas para cuadrar las cuentas del ejercicio y cumplir con el control salarial.

Dani Ceballos es el futbolista que más ha sufrido en la última temporada del Real Madrid. Ha pasado por todo tipo de problemas físicos y después anímicos hasta conseguir volver a calzarse las botas y poder competir. Una grave lesión en los Juegos de Tokio, un mal diagnóstico, meses duros de recuperación con viajes a una clínica en Barcelona, el temor de que no pudiera recuperar completamente la zona afectada, el miedo a una retirada... El tesón y mucho apoyo médico y psicológico hicieron posible que volviera a estar sano a principios de año. Luego apareció la paciencia, porque no conseguía entrar en la dinámica de partidos. Acabó la temporada jugando y con más dudas.

Luis Enrique Real Betis
El redactor recomienda