Es noticia
Menú
Modric, juega y renueva fácil: el abrazo de Florentino y Ancelotti lo explica todo
  1. Deportes
  2. Fútbol
el croata amplía el contrato

Modric, juega y renueva fácil: el abrazo de Florentino y Ancelotti lo explica todo

Luka Modric renueva una temporada más con el Real Madrid. El croata ha vuelto a demostrar que, cerca de cumplir los 37 años, tiene un rendimiento regular y es determinante

Foto: Florentino Pérez abraza a Modric tras ganar la Champions. (Efe/JUanjo Martín)
Florentino Pérez abraza a Modric tras ganar la Champions. (Efe/JUanjo Martín)

Luka Modric da todo tipo de facilidades al club. En el campo y en los despachos y, pese a que en septiembre vaya a cumplir 37 años, recibe el premio de una nueva renovación. El croata seguirá una temporada más en el Real Madrid. Va de año en año ganándose la confianza del presidente y del entrenador. Los abrazos que le dieron Ancelotti y Florentino esta temporada para celebrar los títulos lo explican todo. Modric no es uno más en la plantilla. Es un futbolista de un altísimo nivel, ejemplar y resuelve los problemas. El empleado ideal que quiere todo jefe para un buen funcionamiento de la empresa. Si a esto le sumas experiencia, un carácter discreto, compromiso y calidad, la edad, que en el deporte de alta competición es un lastre, en Modric es una virtud.

Solo hay que ver los abrazos que le dan sus dos jefes. El de Carlo Ancelotti, en el césped del Bernabéu el día que ganaron la Liga, fue muy diferente al del resto de jugadores. El entrenador fue uno a uno felicitando por el título y cuando llegó a Modric (lo reservó para el último), la escena transmitió una complicidad diferente al resto. Lo mismo sucedió con Florentino Pérez en la final de la Champions disputada en París. Cuando los jugadores iban pasando a recoger sus medallas de campeones y saludando a las autoridades, el presidente agarró a Modric y lo apretó entre sus pechos en un gesto de cariño y agradecimiento extraordinario.

Modric es el veterano del equipo y de los más venerados por Ancelotti y Florentino. A los dos se lo pone muy fácil. Modric es de los que se involucra, siente y vive el fútbol con pasión y es madridista. Una de las escenas más llamativas de esta temporada es cómo el croata se comportó en el banquillo de Balaídos. Ancelotti estaba de baja por covid y el equipo quedó en manos de su hijo Davide y el preparador de porteros Luis Llopis. Modric, ya en el campo, interpretó el partido como un entrenador. Tenía, sabía y manejó las instrucciones que recibe a diario de Ancelotti. Pero ya en el banquillo, cuando fue sustituido en la segunda parte, se puso en pie a dar órdenes a los compañeros.

Espíritu de entrenador

Mandaba más que el resto del cuerpo técnico. Lucas Vázquez y Marco Asensio, que estaban a su lado, no le quitaban ojo. Modric mandó a calentar a Nacho cuando Militao se llevó un golpe. Recriminó a Militao que no se tirara al suelo a perder tiempo. No paró quieto, vivió el final del partido con mucha intensidad, corrigiendo, animando y mostrando su carácter. En un momento de nervios estrelló una botella contra el suelo. Todos los ojos del banquillo estaban en cómo se comportaba y lo que decía Modric. Cuando acabó el encuentro, el público de Balaídos despidió al Real Madrid con cánticos de "así, así, así gana el Madrid" por los tres penaltis señalados a favor. Modric se fue del césped cantando lo mismo que los seguidores del Celta y riéndose.

Foto: Florentino Pérez en los festejos de la Champions en la Comunidad de Madrid. (Efe/Luca Piergiovanni)

La renovación de Luka Modric también llega por aclamación. El croata es el jugador que más veces ha salido ovacionado del Bernabéu esta temporada y de otros campos. En Vallecas, en un partido cerrado, el público se puso en pie para aplaudir al croata cuando fue sustituido. El Bernabéu ha sido un clamor cada partido que el croata salía del campo. Ovacionado también en tardes complicadas como la visita de la Real Sociedad, que se adelantó en el marcador, y Modric igualó con una exhibición de fútbol y un golazo. Lo mismo sucedió contra el Valencia. Y más emocionante todavía fue la noche contra el Chelsea, con el impresionante pase con el exterior para asistir a Rodrygo. Modric ha sido determinante en las tres remontadas contra Paris Saint-Germain, Chelsea y Manchester City por su talento, carácter y derroche físico. Todo esto es lo que valora Florentino en lo deportivo.

En lo contractual, el presidente solo encuentra facilidades. Modric no pide subida de sueldo, ni más de un año, tampoco primas o comisiones. Se adapta a la política de renovar año a año, por su edad, tras hacer el balance final de la temporada. Lo que ha hecho en esta, con tres títulos, es muy destacable. Ha disputado 45 partidos. Son dos más que hace cuatro años cuando el Real Madrid ganó la decimotercera Champions en Kiev al Liverpool. ¿De dónde saca la energía? Es una de las grandes preguntas y secretos que hay alrededor de este jugador, que no ha dejado la Selección (como sí lo hizo Kroos) y ya va por las 150 internacionalidades.

Foto: Jesé sentado en el césped en un partido con la UD Las Palmas. (@JeseRodriguez10)

El motor es la ilusión, cuidarse, trabajar fuerte a diario, ser disciplinado y tener una calidad que no se ve en otros futbolistas con menor edad. Luka Modric jugará su undécima temporada en el Real Madrid, lleva 436 partidos (está a dos de Cristiano Ronaldo) y ha ganado cinco Champions. Es, como dicen en el club, el hombre que dio el pase a Sergio Ramos en el gol del empate de la Décima que valió para ir a la prórroga. Así de fácil lo pone Modric. Un jugador que divierte y emociona a Ancelotti y que es imprescindible para Florentino Pérez. Ha sido uno de los futbolistas más importantes en los éxitos de esta temporada, junto a Courtois y Benzema, por su regularidad y determinación.

Luka Modric da todo tipo de facilidades al club. En el campo y en los despachos y, pese a que en septiembre vaya a cumplir 37 años, recibe el premio de una nueva renovación. El croata seguirá una temporada más en el Real Madrid. Va de año en año ganándose la confianza del presidente y del entrenador. Los abrazos que le dieron Ancelotti y Florentino esta temporada para celebrar los títulos lo explican todo. Modric no es uno más en la plantilla. Es un futbolista de un altísimo nivel, ejemplar y resuelve los problemas. El empleado ideal que quiere todo jefe para un buen funcionamiento de la empresa. Si a esto le sumas experiencia, un carácter discreto, compromiso y calidad, la edad, que en el deporte de alta competición es un lastre, en Modric es una virtud.

Luka Modric
El redactor recomienda