La impenetrable trinchera de Mariano y lo caro que le cuesta el gol al Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
no hay manera de que salga

La impenetrable trinchera de Mariano y lo caro que le cuesta el gol al Real Madrid

Mariano Díaz debería ser el último de los problemas y la realidad es que se convierte en una carga para el Real Madrid. Ha pasado a ser un jugador irrelevante de alto coste salarial y nulo rendimiento que sigue devaluándose

Foto: Mariano celebra un gol en un partido contra la Cultural Leonesa. (Efe)
Mariano celebra un gol en un partido contra la Cultural Leonesa. (Efe)

Con Mariano siempre pasa algo extraño y que tiene una difícil explicación en el club. Es imposible que el Real Madrid se desprenda de un jugador que está atrincherado y tiene la habilidad de permanecer en un proyecto donde se le considera prescindible. No da facilidades. Son tres años en los que la ecuación coste económico-resultados deportivos da pérdidas. Una vez más, se libra de los cambios anunciados por el presidente y se queda para jugar, en el mejor de los casos, los minutos de la basura que le dé Carlo Ancelotti.

Mariano es un auténtico superviviente a las revoluciones que diseñan los entrenadores y responsables de la parcela deportiva en el club blanco. Llegó en 2018 para rellenar el inmenso hueco que dejó Cristiano Ronaldo, sigue en una postura de resistencia y cree que volverá a aprovechar la siguiente oportunidad de su vida. No se quiere dar cuenta que ocupa el último lugar en el puesto de delanteros: Benzema, Bale, Hazard, Vinicius, Rodrygo, Jovic y luego Mariano. Hasta Marco Asensio, al que el entrenador quiere probar como interior, puede llegar a jugar de delantero antes que Mariano.

Foto: Ancelotti y Florentino estrechan la mano tras la firma del contrato. (realmadrid)

Confianza y descaro no le faltan. Tampoco orgullo. Pero la ley del fútbol, la que recuerda Ancelotti a sus jugadores desde el primer día que regresó al banquillo, es clara: “el verde es el juez”. Y con Mariano dictó sentencia. Había que quitárselo de encima. No solo le sobra a Ancelotti. Tampoco le sirvió a Zidane.

Le rodea el misterio

Otro intento fallido para salir del Real Madrid es ya mosqueante, pese a que el agente del jugador (David Aranda) eche balones fuera y no asuma responsabilidades. Con el Valencia pareció tener un acuerdo, incluso hasta redactado un contrato, y no salió adelante. Nadie explica claramente los motivos porque lo que rodea a Mariano es un misterio. Hasta el Rayo Vallecano quiso ficharle y de golpe y porrazo se cayó el acuerdo. Había ofertas por el delantero, pero entre unas cosas y otras, ninguna tuvo luz verde porque la sospecha es que Mariano prefiere quedarse en el Real Madrid y en Madrid sin jugar que arriesgarse a irse a otro equipo.

Mariano Díaz debería ser el último de los problemas de Florentino Pérez y la realidad es que se convierte en una carga. Ha pasado a ser un jugador irrelevante de alto coste salarial y nulo rendimiento que sigue devaluándose. Costó 21 millones de euros y en la actualidad su valor de mercado está en la mitad, según el portal especializado Transfermarkt. Firmó un suculento contrato por cinco temporadas y si consigue cumplirlo (en ello está) se habrá metido al bolsillo alrededor de 25 millones de euros. Cada gol le cuesta al Madrid unos 5 millones de euros porque los registros anotadores son cortitos: 6 goles en 48 partidos ha marcado en las tres temporadas.

placeholder Mariano en un partido contra el Alavés. (Efe)
Mariano en un partido contra el Alavés. (Efe)

Regresó al Real Madrid, pongamos que por la puerta grande, tras marcar 21 goles en 45 partidos en la temporada 2017-18. Estaba cotizado y entró en una puja en la que le quería el Sevilla. Pero Florentino Pérez hizo valer el derecho de tanteo y su buena relación con el presidente del Olympique de Lyon, Jean Michel-Aulas, para conseguir el refuerzo. El desplome ha sido vertiginosos y está provocado por el nivel competitivo que hay que demostrar a diario y la cantidad de lesiones por las que ha pasado.

Foto: Luis Enrique con gesto serio tras la derrota contra Suecia. (Efe)

En el Real Madrid se queda un futbolista que estaba en la agenda de descartes y tiene un salario de 5 millones de euros. Mal negocio para el club y la planificación deportiva con un futbolista que acumula tres años grises y no se da por aludido. Está perdiendo el tiempo, su carrera está estancada y se agarra al contrato y a que cuando sale al campo hace goles como el último que marcó, el 1 de marzo de 2020, en un Clásico en el Bernabéu.

El club respeta lo firmado, lógicamente, y el delantero hispano-dominicano está en su derecho de creer que tiene nivel para jugar en el Real Madrid. Pero está apalancado y la imagen que transmite es la de un profesional sin ambición. No ha seguido los pasos de Brahim, por ejemplo, que también pidió quedarse, pero entendió que tendría que progresar con más minutos en el Milan. Hasta Jovic, otro que sale caro, quiso marcharse cedido a mitad de la temporada pasada para disponer de más partidos en el Eintracht de Frankfurt. Lo de Mariano está siendo difícil de gestionar y comprender en el Real Madrid por su carácter impenetrable.

Carlo Ancelotti Luka Jovic Mariano Díaz Mejía
El redactor recomienda