Falcao y Hugo Sánchez, dos viejos rockeros que escogieron Vallecas para jubilarse
  1. Deportes
  2. Fútbol
Su última etapa en LaLiga

Falcao y Hugo Sánchez, dos viejos rockeros que escogieron Vallecas para jubilarse

El colombiano ha llegado al Rayo con la misma edad que regresó el mexicano. El objetivo de ambos: continuar en la élite para disputar un Mundial

Foto: Falcao, en la Supercopa de Europa. (EFE)
Falcao, en la Supercopa de Europa. (EFE)

Radamel Falcao rescindió su contrato con el Galatasary en los últimos minutos del mercado. El colombiano, salvo sorpresa mayúscula, se convertirá en jugador del Rayo para las dos próximas temporadas con el objetivo de disputar el Mundial de Catar en 2022. Aunque aún no se ha hecho oficial, el delantero lo confirmó en su cuenta de Twitter. Tiene 35 años, los mismos con los que Hugo Sánchez se enfundó la elástica vallecana.

Ambos jugadores llegaron a Madrid para jugar en el Atleti. En el fichaje del colombiano sorprendieron las declaraciones del presidente del Oporto, Pinto da Costa, al comenzar las negociaciones. “Cuando leo el interés del Atlético por Falcao, me da la risa”. La respuesta de Enrique Cerezo no tardó en llegar: “Estamos intentando contratar a un gran jugador, pero su cláusula (45 millones) es mucho dinero”. Los rojiblancos acabaron pagando esa cantidad.

El fichaje de Hugo por el Atleti se negoció en febrero de 1981, coincidiendo con el 23-F. El presidente era el Doctor Cabeza, a la vez director del hospital La Paz. Así lo confirmó Cabeza: “Hice escala en Montreal antes de ir a México a negociar el fichaje. Cuando la prensa me preguntó si me había enterado de lo ocurrido, les dije que sí, que eran como niños: en cuanto yo me iba se armaba un follón”.

Foto: Fotos: Jorge Álvaro Manzano.
Doctor Cabeza: "La Paz se llenó de putas y juerguistas los días antes de morir Franco"
Alfredo Pascual Carlos Prieto Fotos: Jorge Álvaro Manzano

Regreso tras desilusión en México

El regreso de Hugo Sánchez a Madrid se produjo en 1993 para jugar en el Rayo. Un año antes, abandonó la ciudad tras 11 años, cuatro en el Atleti y siete en el Real en los que consiguió cinco pichichis. Su vuelta se debió a que no se adaptó al fútbol de su país. En plena temporada, declaró: “El fútbol en México está descafeinado. Me equivoqué volviendo”. Además, su mujer, Isabel, que nació en Madrid, quería volver a la ciudad.

Su fichaje generó divergencias en la directiva del Rayo. Sin embargo, hubo más partidarios de su contratación de los que se oponían. Entre los que no eran proclives a su incorporación, estaba el entrenador, Felines, que una semana antes desaconsejó la operación. El motivo: “Que estaba acabado y era viejo”.

El presidente del Rayo, José María Ruiz Mateos, cerró el acuerdo. Hugo firmó por una temporada, con opción de ampliarse a otra más en función del rendimiento del jugador. Su ficha en Vallecas fueron 90 millones de pesetas (540.000 euros). Así justificó el mexicano su llegada: “Ficho por el Rayo porque es un reto a mis 35 años. Además, hago historia porque creo que pocos habrán jugado en los tres equipos madrileños en Primera División como voy a hacer yo”.

placeholder Hugo Sánchez pasea con Ramón Mendoza durante su etapa en el Madrid.
Hugo Sánchez pasea con Ramón Mendoza durante su etapa en el Madrid.

Comparado con Di Stéfano

Ruiz Mateos reconoció que la edad podía ser un obstáculo, pero se mostró positivo con el fichaje. “Quien tuvo retuvo. Hugo es un jugador carismático, con leyenda, como lo es Di Stéfano. Aunque no meta tantos goles como antes, seguro que los que marque serán suficientes para que su fichaje sea rentable”.

El entrenador no comenzó con mal pie con el mexicano porque justificó sus declaraciones cuando se concretó el fichaje. “Eran una estrategia para rebajar la ficha de Hugo. Me conformaré con que el mexicano juegue en Vallecas sólo al 50% de lo que jugó en el Bernabéu, donde a todos nos hizo disfrutar con su fútbol”.

El Rayo no fue el único club que mostró interés por incorporar al mexicano, también el Sevilla. Luis Aragonés mostró su predisposición al fichaje y conversó con el jugador. Sin embargo, el presidente del Sevilla, Luis Cuervas, no estuvo por la labor. “El presidente se asustó y no se atrevió a ficharme. Tenía miedo de que se repitiera la historia de Maradona. Yo, sin vanidad, creo que con Suker hubiéramos formado un dúo atacante demoledor”.

placeholder Hugo Sánchez. (Reuters)
Hugo Sánchez. (Reuters)

Lideró el ataque

Hugo tuvo que cargar con el ataque del Rayo, algo que no le generó preocupaciones. “Yo rendiré de acuerdo a mis posibilidades y a las de mis compañeros en el equipo de Vallecas. No soy ningún salvador, simplemente un buen jugador que sigue haciendo goles”. Aquella temporada fue el máximo goleador del equipo con 16 tantos. Sin embargo, no sirvieron para que el Rayo lograra la salvación.

El equipo madrileño, entrenado desde febrero por David Vidal, se enfrentó a la SD Compostela en la promoción por la permanencia. La eliminatoria quedó en tablas y hubo un partido de desempate. Esa fue la última prestación de Hugo, que fue expulsado aquel día por una dura entrada.

placeholder Hugo Sánchez, con Javier Tebas. (EFE)
Hugo Sánchez, con Javier Tebas. (EFE)

El mexicano habló de su fichaje por el Rayo en una entrevista en ‘ESPN’ 25 años después. “Yo firmé una cláusula que decía que, si un equipo europeo se interesaba en mí, yo podía irme sin pagar ninguna indemnización. Me fui porque no aguanté la presión de que el América quisiese adueñarse de mi imagen. Ellos querían absorber lo que yo ganaba haciendo uso de mi imagen para vender productos de cara al Mundial de 94. Me fui al Rayo no por gusto, sino por no aceptar que me humillaran aquí”.

“Descendimos y fue un momento difícil. Pero me gustó porque, como se dice en el argot de la vida, prefiero morir de pie que vivir de rodillas. Preferí fichar por el Rayo dejando de ganar más del 50% de lo que iba a ganar en el América por tener mi dignidad intacta”, concluyó el mexicano.

Falcao dejó su sello en el Calderón en las dos temporadas que estuvo: marcó 70 goles en 91 partidos. En su última temporada, hizo un tándem extraordinario con Diego Costa. La oferta del Mónaco (60 millones) fue irrechazable y el colombiano se marchó al Principado. Allí continuó a buen nivel hasta que sufrió una lesión del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda en enero de 2014, que le dejó sin Mundial. Desde ahí no se ha vuelto a ver su mejor versión. Ha pasado por Manchester United, Chelsea y Galatasary antes de su regreso a España. Ahora espera que sus goles sirvan para que el Rayo continúe en Primera.

Rayo Vallecano José María Ruiz-Mateos
El redactor recomienda