Es noticia
Menú
El farol de Marco Asensio con el Barcelona da morbo, pero no funciona en el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
el club no negocia con presiones

El farol de Marco Asensio con el Barcelona da morbo, pero no funciona en el Real Madrid

En el Real Madrid no se ponen nerviosos por las palabras en las que Marco Asensio se deja querer por una información que le relaciona con la posibilidad de irse libre al Barcelona

Foto: Marco Asensio celebra el gol marcado al Leipzig. (Reuters/Susana Vera)
Marco Asensio celebra el gol marcado al Leipzig. (Reuters/Susana Vera)

El "no te puedo dar una respuesta" de Marco Asensio, en la entrevista en la Cope, sobre si es uno de esos jugadores del Real Madrid que nunca jugaría en el Barcelona, es una respuesta tibia y una infidelidad. Así lo puede ver un aficionado y no digamos ya un fan de Asensio que todavía tiene esperanzas de que siga más tiempo vistiendo de blanco. El tiempo dirá si es una traición. Lo que sí es, o así lo ven en el club, un farol con el que hacerse valer.

Asensio está en su última temporada de contrato y en enero puede negociar libremente con cualquier club. Lo de que se le asocie al Barcelona le viene de perlas. Tiene morbo, pero no produce nervios en los despachos del club blanco. Es una maniobra más del jugador y su agente, Jorge Mendes, para ponerse en el mercado. Asensio necesita estar en el escaparate de los futbolistas de lujo que son una ganga si los puedes fichar a coste cero.

placeholder Marco Asensio junto a Fede Valverde
Marco Asensio junto a Fede Valverde

Su vínculo con el Barça es fácil de entender por la amistad que tiene Laporta con Jorge Mendes. Lo que es más complicado de aceptar es que Asensio siga el juego y se deje querer por el Barcelona. En un proceso de renovación, cada parte juega sus cartas, pero no se esperaba que el balear, al que Florentino Pérez le tiene un cariño especial, entrara en el juego del Barcelona. A Marco Asensio le interesa que se hable de que el Barça y más clubes están interesados en él. Pero con lo del Barcelona lo único que consigue es echarle más leña al fuego a la decisión que tiene que tomar para resolver su futuro.

La sospecha en el club

Marco Asensio ha perdido la oportunidad de hacerle un guiño al Real Madrid. No ha sido tajante. Se ha dejado querer por el Barcelona. Eso es lo que queda de la entrevista que le interesaba conceder en la concentración de la Selección. Le ha faltado tacto en una situación en la que cree tener la sartén por el mango. Esto complica, aún más, el proceso de renovación. Es un retroceso, tras un verano en el que ha tenido dudas de seguir y al final se quedó porque no llegaron ofertas al club y existe la sospecha de que su estrategia es quedar libre para firmar un mejor contrato en su futuro equipo.

Foto: Modric celebra un gol junto a Fede Valverde. (EFE/Robert Perry)

La postura de Marco Asensio no ha cambiado con respecto a lo que dijo al final de la temporada pasada, también en la concentración de la Selección. "Tengo que valorar muchas cosas", fue la manera de hacerse valer y plantear públicamente al club que quería más reconocimiento deportivo y económico. Avisó que contemplaba la vía de cumplir el contrato y quedar libre. La decisión que tomaron en el Real Madrid fue enfriar su caso y no aceptar las presiones ni entrar en una puja. Marco Asensio decidió quedarse. Reculó, bajó el perfil y habló con el entrenador. Le prometió a Ancelotti que competiría por ganarse los minutos y no hubo más avances. Sigue sin una oferta de renovación.

Asensio tiene un as guardado en la manga y no dice toda la verdad. "Veremos a ver qué pasa. Nunca se sabe. En el mundo del fútbol pueden cambiar las cosas muy rápido. No puedo decir más. No sé lo que va a pasar", dice sobre si el Real Madrid le ha ofrecido la renovación. Jorge Mendes ha tenido contactos con el Manchester United y el Milan para preparar el terreno y conocer en qué condiciones les podría encajar Marco Asensio. En este juego, lo que no puede dar a entender un futbolista que en el club consideran como de la casa, es que está en medio de la negociación. Asensio ha cambiado. Defiende lo suyo. Es ambiguo. El balear se plantea y está más cerca de irse del Real Madrid que de continuar.

El sexto delantero

Sus razones tiene para el cambio que le pide su cabeza y que tiene que terminar de madurar y decidir con su agente. Es el sexto delantero en los planes de Ancelotti. Por delante están Benzema, Vinícius, Fede Valverde, Rodrygo e, incluso, Hazard. El belga fue el primer cambio en Glasgow cuando se lesionó Benzema. Esto es duro para Asensio, pero tiene un entrenador que gestiona con habilidad y psicología estas situaciones. Ancelotti, tras el enfado del balear por no haber jugado contra el Mallorca, le metió en el campo contra el Leipzig y así es más sencillo recuperarle para la causa. No aprovechar el gol que tiene Asensio sería, para Ancelotti, tirarse piedras contra su propio tejado.

Foto: Fede Valverde celebra el gol marcado al Leipzig. (Reuters/Violeta Santos)

Lo que sí tiene más claro Asensio es que le va a costar mucho ser titular en un equipo que, sin Benzema, tiene a Vinícius, Fede Valverde y Rodrygo enchufados. Ha sido una sorpresa, incluso para Marco Asensio, que Luis Enrique le haya convocado en la última lista antes de la que tiene que dar para el Mundial. Es la mejor noticia de los últimos meses para un futbolista que cocina, a fuego lento, su futuro en otro equipo y da síntomas de resignación, de estar cansado de que el Real Madrid no mueva ficha.

La incertidumbre sigue en el caso Marco Asensio. Pasó un mes de agosto complicado, se abrió la puerta, dudó en seguir y ahora quiere recuperar la calma. "Vivo el presente y soy feliz", dijo en la Cope. Está a tres meses de coger las riendas de su destino, de elegir equipo y Jorge Mendes ya tiene avanzado el trabajo con otros clubes. En el Barcelona, según la información de 'Mundo Deportivo', encajaría por su edad (26 años) y versatilidad. Esto mismo pasó hace unos años con Isco y no funcionó. El malagueño no renovaba, se habló del Barcelona, su encaje en el estilo Barça, y ha acabado en el Sevilla.

Este asunto ha provocado que se comparen las declaraciones de Marco Asensio con unas pasadas de Fede Valverde, en la Ser, cuando le preguntaron si sería capaz de jugar en el Barcelona en el futuro. "Por respeto al Real Madrid, por los valores que me dieron en mi casa, por el escudo al que tengo cariño y me da de comer, no jugaría", dijo el uruguayo.

El "no te puedo dar una respuesta" de Marco Asensio, en la entrevista en la Cope, sobre si es uno de esos jugadores del Real Madrid que nunca jugaría en el Barcelona, es una respuesta tibia y una infidelidad. Así lo puede ver un aficionado y no digamos ya un fan de Asensio que todavía tiene esperanzas de que siga más tiempo vistiendo de blanco. El tiempo dirá si es una traición. Lo que sí es, o así lo ven en el club, un farol con el que hacerse valer.

Marco Asensio Jorge Mendes Florentino Pérez
El redactor recomienda