Es noticia
Menú
Jorge Mendes, de cazatalentos a pescar en el río revuelto del Barcelona y Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
marco asensio en sus manos

Jorge Mendes, de cazatalentos a pescar en el río revuelto del Barcelona y Real Madrid

Jorge Mendes domina el mercado de jóvenes estrellas portuguesas y en España persigue ganar terreno en los grandes clubes. Se hizo con Ansu Fati y Nico y ahora con Marco Asensio

Foto: Marco Asensio celebra el gol a Osasuna en El Sadar. (EFE/Villar López)
Marco Asensio celebra el gol a Osasuna en El Sadar. (EFE/Villar López)

Jorge Mendes echa el guante a Marco Asensio. El supergante portugués consigue que el jugador del Real Madrid se ponga en sus manos cuando le queda poco más de un año para que finalice su contrato y tiene un futuro incierto. Es una maniobra que repite el agente con futbolistas de los dos clubes más poderosos de España. Lo hizo con Ansu Fati y Nico González en el Barcelona y ahora con Marco Asensio en el Real Madrid.

Ansu Fati pasó de estar asesorado por el hermano de Leo Messi (Rodrigo Messi) a fichar por Gestifute, la agencia de representación de Mendes. Esto sucedió en agosto de 2020, en un escenario en el que el padre de Ansu (Bori Fati) buscaba poner a su hijo en las manos de un agente con experiencia y contactos en el mercado. Otra de las promesas del club azulgrana, Nico González ha dejado hace poco más de un mes a Pere Guardiola (hermano y representante de Pep Guardiola). En el río revuelto del Barcelona, en lo institucional, Mendes ha sido fino para mover sus hilos, los contactos y la capacidad de persuasión. Dos futuras estrellas que asomaban por el primer equipo del Barça han caído en sus redes.

placeholder Ansu Fati, Jorge Mendes y Bori Fati en el acto de renovación con el Barcelona
Ansu Fati, Jorge Mendes y Bori Fati en el acto de renovación con el Barcelona

Gestifute controla desde hace muchos años el caladero de jóvenes futbolistas portugueses que tienen un potencial. Mendes es un cazatalentos en su país. Desde Cristiano Ronaldo a Joao Félix ha ido haciéndose con todas las estrellas lusas. Hoy tiene a Rubén Días, Bernardo Silva y Joao Cancelo en el Manchester City. A otros futbolistas como Diogo Jota en el Liverpool y Gonzalo Guedes en el Valencia. En Portugal no se le escapa ninguno. Pero en España es más difícil. La competencia es mayor y la estrategia diferente. Ha dado resultados con Ansu Fati y Nico González, dos talentos que incorpora a su nómina sin ser unos desconocidos.

Marco Asensio activa el plan

La situación de Marco Asensio en el Real Madrid es confusa y, como sucedió con Ansu Fati y Nico, el balear necesita activar un plan más seguro. Se pone en manos de Jorge Mendes para contemplar todas las opciones. La prioridad es el Real Madrid, pero si hay que empezar a abrir otras puertas y esto significa estudiar ofertas de fuera, con la experiencia y los contactos de Mendes se puede llegar lejos.

Foto: Luis Enrique durante eel sorteo del Mundial celebrado en Doha. (REUTERS/ Ibraheem Al Omari)

Los asuntos contractuales de Marco Asensio los llevaba Horacio Gaggioli. El pasado verano plantearon pedir una salida al Real Madrid, en forma de cesión, para tener la certeza de encontrar un equipo en el que jugar con regularidad. La charla de Ancelotti con Asensio frenó la opción. El entrenador italiano quiso transmitirle su confianza, que entraba en sus planes y podía ser importante. Lo ha sido en la primera mitad de la temporada, con partidos en los que ha tenido continuidad y algunos, como contra el Mallorca en el Bernabéu, donde ha marcado tres goles.

La segunda mitad de la temporada es más complicada. Ha subido la competencia y Ancelotti ha ido dando entrada a Rodrygo en los partidos importantes y sacrificando el puesto de extremo derecho para jugar con Fede Valverde. Esto ha provocado que Marco Asensio no haya jugado ninguno de los dos encuentros contra el Chelsea ni el Clásico (con la baja de Benzema). En el partido contra el Paris Saint-Germain, en el Bernabéu, fue uno de los cambios y llegó la remontada. Ha vuelto a comprobar lo difícil que es ganarse el puesto de titular, pero aun así está sumando con goles. En El Sadar marcó su undécimo tanto. Son cinco menos que Vinicius y siete más que Rodrygo habiendo jugado menos.

Foto: Laporta, Xavi y los directivos del Barcelona en el césped del Bernabéu. (@enricmasip5)

Jorge Mendes ha dejado de tener jugadores en el Real Madrid. El último que salió fue James Rodríguez y este verano se puede ver en la situación de tener que pedir una reunión con los dirigentes para plantear el futuro de Marco Asensio. El contrato finaliza en junio de 2023 y la prioridad es escuchar al Real Madrid. El club está planificando un nuevo proyecto en el que está a la espera de que Mbappé haga oficial su decisión, las salidas de Bale, Isco y Marcelo y otras operaciones de jugadores en venta. Es un año importante para que Asensio tome decisiones. La grave lesión de la rodilla está superada y necesita jugar más, relanzar su carrera y encontrar desafíos.

La pregunta que surge es si ha tocado techo en el Real Madrid o está estancado en su progresión. El planteamiento pasa por analizar si es bueno seguir y renovar o salir. El club también tiene que estudiar el caso. Se trata de un jugador que si lo pone en venta puede ingresar una cantidad de dinero antes de que apure el contrato y pueda marcharse libre. Para eso se pone en manos de Jorge Mendes.

Marco Asensio es un futbolista que tiene el apoyo de Florentino Pérez, pero al que todos los entrenadores que han ido pasando por el banquillo, desde Zidane, Lopetegui, Solari y Ancelotti, han incidido que para mejorar su rendimiento tenía que ser más regular. Con todos ha tenido momentos brillantes que ha alternado con rachas negativas. Al final de la temporada volverá a surgir un tema que viene siendo habitual en los últimos años. El de la continuidad o la salida del Real Madrid.

Jorge Mendes echa el guante a Marco Asensio. El supergante portugués consigue que el jugador del Real Madrid se ponga en sus manos cuando le queda poco más de un año para que finalice su contrato y tiene un futuro incierto. Es una maniobra que repite el agente con futbolistas de los dos clubes más poderosos de España. Lo hizo con Ansu Fati y Nico González en el Barcelona y ahora con Marco Asensio en el Real Madrid.

Jorge Mendes
El redactor recomienda