Es noticia
Menú
Ancelotti claudica ante Fede Valverde y tiene un lío con Marco Asensio y Rodrygo
  1. Deportes
  2. Fútbol
el uruguayo es más trabajador

Ancelotti claudica ante Fede Valverde y tiene un lío con Marco Asensio y Rodrygo

El Real Madrid es otro equipo con Fede Valverde. Más equilibrado, sólido, compacto e intenso, y esto repercute en un rendimiento colectivo más eficaz que con Asensio o Rodrygo

Foto: Fede Valverde en el partido contra el Chelsea en Londres. (EFE/Sergio Pérez)
Fede Valverde en el partido contra el Chelsea en Londres. (EFE/Sergio Pérez)

Al Real Madrid le faltaba intensidad y carácter. Lo reconocían y lo pedían los pesos pesados del vestuario, que están más seguros con el uruguayo que con Marco Asensio y Rodrygo. La sensación es de alivio y euforia contenida en el Real Madrid tras una victoria convincente contra el Chelsea. El plan funcionó y en el Bernabéu debería ser el mismo equipo que el de Stamford Bridge. Salir con valentía, jugar con agresividad, tener equilibrio y solidez. Así le hizo daño al Chelsea con solo un cambio en el once tipo de Ancelotti. Asensio y Rodrygo, los dos que alternan el puesto de extremo derecho, no jugaron ni un solo minuto. Fede Valverde desplegó su potencial físico.

El otro jugador que destacó en una noche mágica en la Champions es Fede Valverde. Con el uruguayo también hay una percepción en la plantilla. Está desaprovechado, juega menos de lo que merece y le cuesta más que a otros tener continuidad en el once.

placeholder Marco Asensio en el partido contra el Celta en Balaídos
Marco Asensio en el partido contra el Celta en Balaídos

Fede Valverde está en la fotografía de los dos partidos históricos del Real Madrid en la Champions esta temporada. En el de la remontada contra el Paris Saint-Germain, en el Bernabéu, jugó todo el encuentro por la sanción de Casemiro. Batalló frente a Mbappé y se multiplicó para contrarrestar a Messi y Neymar. En Londres, contra el Chelsea, mejoró la consistencia del equipo en la casa del campeón de Europa y desbarató el plan de Thomas Tuchel. Hay que poner en valor su impacto en el partido para que el entrenador alemán quitara a Kanté. La pelea táctica y física estaba en el centro del campo, en los duelos, la recuperación de la pelota y las transiciones y el ganador era Fede Valverde.

Un todoterreno

El uruguayo es un todoterreno que tiene la virtud de hacer mejor a los compañeros y tapar los puntos débiles individuales y colectivos. No para de correr, hace un trabajo sucio y la seguridad que da saber que está ahí para ayudar en la presión, las coberturas y llegar a posiciones de remate para finalizar las jugadas es un plus para un Madrid fatigado.

En Londres volvieron a marcar las diferencias el delantero y el portero dominando cada uno su área. Benzema, con sus goles, y Courtois, con sus paradas. Hay que destacar el efecto de Fede Valverde, que consiste en ponerle coraje al juego. Esta es la mejor virtud de un futbolista que aporta más trabajo y garra al rendimiento del equipo. Lo que le diferencia de Marco Asensio y Rodrygo, las dos opciones que están por delante del entrenador y se han ido alternando la posición de extremo derecho. Asensio tiene más gol y Rodrygo mejor uno contra uno. Pero ninguno de los dos mantiene la continuidad y la alta intensidad de Fede Valverde.

Foto: Simeone y Guardiola durante el Manchester City-Atlético. (REUTERS/Craig Brough)

Es un perfil de futbolista distinto al de Marco Asensio y Rodrygo, pero la prioridad de Ancelotti no es Fede Valverde. Empezó la temporada de titular por los problemas de pubalgia de Kroos. Cuando el alemán estuvo recuperado, desapareció el uruguayo. Tras la primera derrota en la Liga, contra el Espanyol, el sistema de tres centrocampistas y dos extremos sacó del once a Valverde. De nuevo, Ancelotti tiene que tirar del carácter y la versatilidad de Fede Valverde. En una situación de emergencia es más fiable Valverde que Asensio y Rodrygo. Como le sucede a su compañero Nacho, Fede Valverde es de los que siempre cumple. Le puedes poner de interior, extremo y también te hace un apaño de lateral derecho.

placeholder Rodrygo en el Clásico contra el Barcelona en el Bernabéu
Rodrygo en el Clásico contra el Barcelona en el Bernabéu

Al partido contra el Chelsea llegó el Real Madrid en un ambiente depresivo por la derrota en el Clásico y la sensación de estar perdiendo fuelle que dio contra el Celta. Era un clamor la presencia del uruguayo en Stamford Bridge. Con él en el once se vio, de nuevo, un Real Madrid más sólido y contundente. Su contribución resultó, una vez más, clave para inyectar energía a un centro del campo que a estas alturas de la temporada está fatigado. Con su fuerza y sacrificio, Casemiro, Kroos y Modric volvieron a sentir que hay oxígeno para competir ante un rival muy físico. La banda derecha, una de las zonas más frágiles, recuperó vigor y trabajo.

Potencia y gol

La presencia de Fede Valverde cambia las sensaciones. El Real Madrid ha pasado de ser un equipo extenuado a recuperar la frescura. El cambio en el planteamiento táctico y la determinación con la que jugó el Real Madrid contra el Chelsea, desde el inicio del partido hasta el final, es evidente. Igual que hay un Real Madrid con y sin Benzema, se puede hablar de un equipo más compacto y fuerte con Fede Valverde que con Asensio y Rodrygo. Entonces habría qué preguntarse por qué Ancelotti no tiene más confianza en un jugador que da equilibrio y trabaja para todos en defensa y en ataque.

Tiene el rol de centrocampista y revulsivo. Lo ha comentado Ancelotti en varias ocasiones. El técnico lo ve como un jugador que tiene que seguir aprendiendo de Kroos y Modric. El alemán y el croata son intocables, pero no incompatibles con el uruguayo, como se puede ver en los partidos de máxima exigencia que ha tenido que jugar contra el PSG y el Chelsea. A Ancelotti le cuesta tocar el sistema y prefiere de extremo a Asensio o Rodrygo antes que Valverde.

Foto: Sergio Ramos, durante el partido entre el PSG y el Lorient. (EFE/Mohammed Badra))

Pero el uruguayo no solo es trabajo y potencia. Tiene amenaza ofensiva y peligrosidad para hacer goles con disparos desde fuera del área. Lo ha demostrado en el Real Madrid y en su Selección. Con Uruguay marcó un golazo, de un zambombazo, en uno de los partidos que han valido la clasificación para el Mundial de Qatar.

De Fede Valverde se acuerda Ancelotti cuando truena. Y es el mismo futbolista que tiene una trayectoria importante en la que ha ganado partidos decisivos. De él se recuerda cómo trabó a Morata en una final de la Supercopa de España cuando el entonces delantero del Atleti se iba solo a la portería. Una acción que le costó la expulsión, pero permitió al Madrid de Zidane seguir vivo y ganar el título. Esta temporada marcó el gol del triunfo, culminando un contraataque, en el Clásico de Riad contra el Barcelona. Sirvió para pasar a la final. Fede Valverde es un filón que quieren aprovechar mejor los futbolistas con más jerarquía en el Real Madrid.

Al Real Madrid le faltaba intensidad y carácter. Lo reconocían y lo pedían los pesos pesados del vestuario, que están más seguros con el uruguayo que con Marco Asensio y Rodrygo. La sensación es de alivio y euforia contenida en el Real Madrid tras una victoria convincente contra el Chelsea. El plan funcionó y en el Bernabéu debería ser el mismo equipo que el de Stamford Bridge. Salir con valentía, jugar con agresividad, tener equilibrio y solidez. Así le hizo daño al Chelsea con solo un cambio en el once tipo de Ancelotti. Asensio y Rodrygo, los dos que alternan el puesto de extremo derecho, no jugaron ni un solo minuto. Fede Valverde desplegó su potencial físico.

Marco Asensio
El redactor recomienda