Jorge Mendes, de dominar el mercado a ver cómo sus estrellas caen en picado
  1. Deportes
  2. Fútbol
Se resiente el plan del 'superagente'

Jorge Mendes, de dominar el mercado a ver cómo sus estrellas caen en picado

Jorge Mendes ha dejado de recibir ofertas para contratar o mejorar los salarios de Mourinho y Cristiano Ronaldo. Joao Félix y Ansu Fati, sus dos talentos, están estancados

placeholder Foto: Jorge Mendez, junto a su esposa en una imagen reciente (Reuters)
Jorge Mendez, junto a su esposa en una imagen reciente (Reuters)

Su mejor futbolista, Cristiano Ronaldo, ya no tiene mercado. Su mejor entrenador, José Mourinho, ha tenido que bajar su caché para poder encontrar un equipo que ni juega la Champions. Y sus mejores talentos jóvenes, Joao Félix y Ansu Fati, están estancados. No explotan y les ha comido el terreno el futbolista de moda: Erling Haaland. Esto es duro para Jorge Mendes, el ’superagante’ que tenía la seguridad que tanto Mourinho como Cristiano Ronaldo eran apuestas infalibles, podrían tener un recorrido de éxito más largo y no detendrían su cotización. Están devaluados.

Acostumbrado al éxito y el reconocimiento de los suyos, ahora Mendes tiene serios problemas para garantizar los mejores contratos a dos de sus principales activos. Si el rendimiento no viene acompañado de títulos colectivos y premios individuales el negocio se resiente. Lo peor todavía puede estar por llegar. El que más preocupa de todos es Cristiano Ronaldo, que está sufriendo la peor temporada de su historia desde que es profesional. Las alarmas en ‘Gestifute’, la agencia de representación de Jorge Mendes, se han encendido con el frenazo de Cristiano, Joao Félix y Ansu Fati. Sus principales estrellas de presente y futuro, cada uno por diferentes circunstancias ya que en el caso de Ansu Fati está pasando por un calvario con una lesión en la rodilla, están apagadas.

Foto: Cristiano Ronaldo, de rodillas, tras ser eliminado por el Oporto en la Champions. (Efe)

Antes de la pandemia el negocio de Jorge Mendes iba como un cañón. En dos años dominó el mercado con los 254 millones de euros en las operaciones de Cristiano Ronaldo, del Real Madrid a la Juventus (115 millones), y Joao Félix del Benfica al Atlético de Madrid (139,2 millones de euros). Por estos traspasos, el ‘superagente’ se embolsó 27 millones de euros (15 por Cristiano y 12 por Joao Félix) solo en comisiones. Había más dinero en otros acuerdos publicitarios que se resienten. Por Mourinho, pese a que llegó gratis al Tottenham también tuvo su parte. Hoy dar este tipo de ‘bocado’ es más difícil porque los clubes ya no llaman al teléfono de Mendes como en la época de bonanza. Influye la disminución de ingresos en los clubes provocada por la crisis del coronavirus, pero también la ausencia de ofertas por la falta de rendimiento. Mourinho, pero en especial Cristiano Ronaldo no están entre los preferidos de las grandes entidades deportivas y cada vez menos para las marcas comerciales que necesitan hacer sus recortes.

Mourinho rebaja el sueldo

Jorge Mendes trazó una estrategia para relanzar la carrera profesional de Mourinho a finales de 2019. El entrenador quería seguir en Inglaterra, estaba convencido de que podría volver a ser el número uno en un equipo que tuviera grandes jugadores. Mendes consiguió convencer a Daniel Levy, propietario del Tottenham, que Mourinho tenía el desafío y la capacidad de hacer campeón a una plantilla que rozó la Champions en la final disputada en Madrid contra el Liverpool. Sustituyó a Mauricio Pochettino, pero la etapa de ‘The Special One’ duró 17 meses en el equipo inglés.

Mourinho ha salido por la puerta de atrás del Tottenham, dejando muchas dudas sobre su pérdida de liderazgo y conocimientos tácticos para construir equipos indestructibles como hizo en su etapa en el Inter de Milán y los dos primeros años en el Real Madrid. La decepción de haber sido eliminado por el Dinamo de Zagreb en la Europa League marca un punto de inflexión en la peor versión de este entrenador que busca en Italia la manera de resurgir.

placeholder José Mourinho tras ser despedido del Tottenham. (Efe)
José Mourinho tras ser despedido del Tottenham. (Efe)

No ha tardado en encontrar un nuevo destino, pero ya no es en la Premier League ni un equipo que aspire a ganar los mejores títulos. Tampoco puede aspirar a cobrar el salario con el que estaba entre los mejores pagados del mundo. Mendes se ha dado mucha prisa para que su mejor entrenador y el más mediático tuviera un banquillo y evitar, de esta manera, que cayera en el olvido. Ni el PSG, que fichó a Pochettino, ni el Bayern de Múnich, que tendrá a Julian Nagelsmann, han confiado en Mourinho. Con 58 años, se hará cargo de la Roma cobrando menos de la mitad del sueldo que tenía en el Tottenham. Pasa de los 18 millones de euros a los 7 millones netos anuales. Mourinho ha tenido que rebajar sus pretensiones para no quedarse en el paro.

Cristiano Ronaldo, en venta

Con Cristiano Ronaldo las complicaciones son todavía mayores. Jorge Mendes desplegó sus artes de buen negociador y seductor para convencer a la Juventus de la rentabilidad deportiva y económica de fichar a Cristiano. Lo presentó como una oportunidad irrechazable a los dirigentes del club italiano. Le faltaba un crack, con experiencia y del nivel competitivo como el goleador portugués para dar ese salto que le hiciera campeón de Europa. "Cristiano Ronaldo es el mejor de todos los tiempos y lo mejor está por venir", es la promesa y los elogios que hacía el agente. Andrea Agnelli gastó 115,5 millones de euros en el fichaje, contra la opinión de quienes entendían que era un riesgo económico pagar un sueldo de 31 millones de euros netos al año. Con Cristiano, la Juventus ha caído eliminada en las tres últimas temporadas en la Champions con estrépito: en cuartos de final contra el Ajax y el Olympique de Lyon y en octavos de final contra el Oporto.

El futuro de Cristiano Ronaldo (36 años) en Italia es incierto porque ha pasado de querer negociar una ampliación de contrato a paralizarla el club cuando el equipo fue eliminado de la Champions y perdió el Scudetto. La situación todavía puede ser peor si la Juventus no se clasifica para la próxima Champions y, en estos momentos, está fuera de los puestos que dan acceso a la competición que más ingresos reporta. La derrota de este domingo, en casa (0-3), contra el Milan confirma que a Cristiano Ronaldo le pasa algo difícil de explicar. No fue capaz de realizar un solo disparo a portería, se le vio físicamente mal y con un estado de ánimo bajo. Cristiano está perdiendo facultades. No es capaz de sacar adelante al equipo con su energía, carácter y talento. “Es un fantasma en el campo”, es una de las críticas más duras que hace la prensa transalpina del portugués.

placeholder Cristiano Ronaldo en la derrota contra el Milan. (Efe)
Cristiano Ronaldo en la derrota contra el Milan. (Efe)

El pobre rendimiento del equipo que entrena Andrea Pirlo perjudica a Cristiano, pero lo que es difícil de aceptar es que el portugués esté desconectado del juego. El coste anual de Cristiano Ronaldo para la Juventus es de 59,8 millones de euros netos entre el salario (31 millones) y la cantidad que tiene que amortizar de su fichaje (28,8 millones). Este desembolso, sin títulos y con la crisis económica, es una carga para una Juventus que pondría en venta al jugador si llegara una cantidad de 25 millones de euros para recuperar una pequeña parte de lo invertido y ahorrarse el último año de contrato.

Pero esas ofertas no llegan y Cristiano Ronaldo ha podido comprobar cómo en el último mes sus dos anteriores equipos, Real Madrid y Manchester United, no se plantean su regreso. Ha sido rechazado por los dos después de ser ofrecido por Jorge Mendes. Se ha quedado sin mercado y ha surgido la posibilidad de cumplir el año de contrato que le queda en Italia para regresar después a su país y jugar el final de su carrera en el Sporting de Portugal.

Joao Félix no explota

Lo que no se podía imaginar Jorge Mendes es que Joao Félix tuviera un papel secundario en el Atlético de Madrid. La primera temporada se consideraba que era la de adaptación a una nueva competición, compañeros y un entrenador que consiguiera hacerle más completo. En la segunda estaba previsto que explotara y fuera la referencia del equipo de Simeone. No lo ha conseguido. No tiene continuidad por su irregularidad en el rendimiento, las lesiones y haber pasado por el coronavirus. Jorge Mendes no puede permitirse que Joao Félix (21 años) sea uno más en el Atleti y, por lo visto en el último partido contra el Barcelona, no es de los preferidos para el Cholo. Empezó como suplente.

El joven jugador portugués está perdiendo el respaldo del entrenador y de los aficionados. La prueba es que unos seguidores se presentaron en el entrenamiento de este lunes y le increparon porque se negó a bajar la ventanilla del coche. “¡Mercenario! ¡Fuera de este equipo! ¡Vete a tomar por culo!”, es lo que captaron las cámaras de ‘Cuatro'. Un episodio desagradable para un futbolista que también ha tenido tensiones con Simeone cuando ha sido sustituido. Joao Félix debería estar marcando las diferencias por ser el fichaje más caro de la historia del club y por el talento que se le supone que tiene que demostrar. Su último gol lo consiguió en el mes de febrero y solo lleva cinco tantos en los 37 partidos que ha disputado esta temporada. Eligió el Atlético de Madrid para no ser uno más, aconsejado por Mendes y Paulo Futre, y el plan no está teniendo el resultado esperado.

Foto: Ansu Fati celebra un gol en el partido entre el Barcelona y el Villarreal. (Efe)

La situación con Ansu Fati es diferente por la grave lesión en la rodilla que le ha hecho pasar por el quirófano hasta cuatro veces, pero que ha provocado que Jorge Mendes tenga que actuar con urgencia por el miedo a que otra de sus ‘perlas’ sufra un frenazo en su progresión. La irrupción de Ansu Fati fue calificada como una de los fenómenos de precocidad más prometedores del fútbol. Rompió récords en el Barcelona y en la Selección española. Pero la lesión ha sido mal gestionada y Jorge Mendes decidió la semana pasada que Ansu Fati fuera a Oporto para someterse a una artroscopia con el doctor José Carlos Pinto Noronha, médico de la Selección portuguesa.

Jorge Mendes estaba en conversaciones con el Barcelona para ampliar, de 2024 a 2026, el contrato y mejorarlo. Pero todo este proceso de retrocesos con la lesión de Ansu Fati también perjudica la estrategia negociadora. Es otro varapalo para Jorge Mendes, que en sus cálculos estaba poder dar un salto de gigante en el escalón salarial y ahora está paralizado por la política de austeridad que impone el nuevo presidente Joan Laporta.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Jorge Mendes Cristiano Ronaldo José Mourinho Joao Félix Ansu Fati
El redactor recomienda