el agente portugués gana peso en el barça

Jorge Mendes huye del Real Madrid y tiene en vilo al Barcelona con Ansu Fati

El representante portugués cierra una larga de etapa de negocios con el Real Madrid y abre una nueva con el Barcelona con la negociación del nuevo contrato de la perla Ansu Fati

Foto: Ansu Fati celebra un gol en el partido entre el Barcelona y el Villarreal. (Efe)
Ansu Fati celebra un gol en el partido entre el Barcelona y el Villarreal. (Efe)

Jorge Mendes sale del Real Madrid y entra de lleno en el Barcelona. El famoso y poderoso agente portugués hace bueno eso de que en las crisis aparecen oportunidades y en donde no hay dinero o ganas para gastarlo es mejor no estar. Su doble jugada es más que una demostración del olfato que tiene para huir de donde no hay negocio y llegar el primero a las inversiones de futuro. Del Real Madrid ha salido con la operación de James Rodríguez. Ya no le queda ningún futbolista con el que negociar a sentarse con Florentino Pérez y en el Barcelona ha entrado con fuerza con la adquisición de Ansu Fati y otras operaciones.

El representante portugués cierra una etapa en el Real Madrid con la salida de James al Everton. Ha sido una larga relación de años de negocios con el Madrid. Ya no tiene ni un solo cliente con el que sentarse a negociar con Florentino y José Ángel Sánchez (director ejecutivo del club). Donde hay austeridad no quiere estar Jorge Mendes y el agente comprueba que la política del Madrid es la de no gastar dinero. Sin fichajes y con una operación salida como prioridad, Mendes consiguió colocar a James en el Everton. Lo que sigue sin estar claro es si hubo dinero por el traspaso o, como dicen en Banfield (club por el que pasó el colombiano), salió a coste cero.

Joao Félix, Cristiano Ronaldo y el representante Jorge Mendes. (Efe)
Joao Félix, Cristiano Ronaldo y el representante Jorge Mendes. (Efe)

Sin jugadores en el Real Madrid y sin nada que negociar porque la estrategia de Florentino pasa por no hacer fichajes, reducir masa salarial y guardar dinero por si se pone a tiro Mbappé el próximo año, lo que ha hecho Jorge Mendes es trabajar a destajo con el equipo rival. Bartomeu sí necesitaba la ayuda de Jorge Mendes. De sus contactos y su complicidad para fichar y vender. La doble operación que ha hecho Mendes se aplaude en el Barcelona. Están ilusionados con el fichaje del joven Trincao, por el que el Barça paga 31 millones de euros al Sporting de Braga, y aliviados con la venta de Semedo al Wolverhampton (30 millones de euros). Trincao, como todos los jóvenes, es una apuesta de futuro y Mendes se lo recomendó a Bartomeu para renovar las ilusiones.

La dura negociación por Ansu Fati

De lo que no están tan tranquilos en el Barça es de que Jorge Mendes haya cogido a Ansu Fati. El agente lleva desde el mes de agosto los asuntos de la perla azulgrana. Ansu Fati cambió a Rodrigo Messi (hermano de Leo) por Jorge Mendes con el propósito de que cuando tenga que ir a negociar con el Barcelona le represente un profesional que tiene callo y se las sabe todas. Ansu Fati ha hecho un movimiento más que estratégico. Con Mendes no hay medias tintas. Si el Barcelona negocia a la baja, el superagente tirará de sus contactos y saldrán otros pretendientes. El primer movimiento, de aviso, ya se ha realizado. Mendes presentó este verano una oferta a Bartomeu por Ansu Fati de más de 100 millones de euros que ha sido rechazada por el presidente del Barcelona.

El objetivo de Ansu Fati es quedarse en el Barça por muchos años y convertirse en una estrella. Pero ya se sabe que todo tiene un precio y el contrato que tiene firmado no tardará en revisarse. Las versiones sobre cuándo expira no coinciden. En el Barcelona mantienen que pueden prorrogarlo, de forma unilateral, hasta 2024. Jorge Mendes contempla que acaba en 2022. Este contrato lo firmaron Rodrigo Messi y Bori Fati (padre de Ansu) cuando el chico empezó a despuntar con Ernesto Valverde. Se llegó al acuerdo de que en el momento de tener ficha por el primer equipo las cláusula de rescisión pasaría de los 170 millones de euros a los 400. Ansu Fati cobró una prima de renovación de 700.000 euros. Hace unas semanas se le ha hecho ficha del primer equipo y ha mejorado su sueldo, que es poco más de un millón de euros e irá creciendo progresivamente con el paso de los años.

Este contrato parece desfasado para un chico que, aunque lleve poco tiempo, ha tirado la puerta del Barcelona con 17 años. Jorge Mendes tendrá en vilo al club azulgrana hasta que no se sienten a negociar un nuevo acuerdo. De momento, todo está parado, pero el Barça necesita blindar a un chico que está cotizado.

Florentino Pérez dialoga con Jorge Mendes. (Efe)
Florentino Pérez dialoga con Jorge Mendes. (Efe)

Jorge Mendes es el triunfador del mercado de fichajes de este verano y todavía no ha acabado, con lo que su fortuna puede seguir subiendo. Hasta el momento, la empresa de representación que dirige, ‘Gestifute’, ha movido casi 215 millones de euros en operaciones en una ventana de fichajes atípica y condicionada, a la baja, por la crisis del coronavirus. La última que ha realizado ha sido la del central Rubén Dias, del Benfica al Manchester City de Pep Guardiola, por 68 millones de euros más otros 3,5 en variables. Ha sacado a Otamendi del City para llevarlo al Benfica por 15 millones de euros. Ha movido el mercado con Nelson Semedo (30 millones) y Fabio Silva (40 millones de euros) al Wolverhampton. Al delantero Diogo Jota lo ha colocado en el Liverpool por 45 millones. Por todas estas operaciones se lleva el 10%, con lo que Mendes lleva ingresados unos 20 millones de euros en comisiones este verano.

Tiene a dos perlas y ninguna en el Madrid

Es, sin duda, un especialista que se mueve con habilidad en escenarios de incertidumbre económica como el actual. Hoy tiene a dos de los mejores talentos jóvenes del fútbol. Ansu Fati en el Barcelona y Joao Félix en el Atlético de Madrid. La operación del futbolista rojiblanco, el verano pasado, fue otra demostración de su olfato como negociador. Primero se asoció con el agente de chico (Moreira de Sá), después pactó con el presidente del Benfica (Luis Filipe Vieira) la subida de la cláusula de 60 a 120 millones de euros por el interés de muchos equipos grandes (entre ellos el Real Madrid) y acabó fichando por el Atlético de Madrid por 126 millones de euros. Jorge Mendes se llevó una comisión de 12 millones de euros.

En el Real Madrid ya no le queda ningún jugador desde que en 2007 empezara una relación incesante con fichajes en los que fueron llegando Pepe, Garay, Cristiano Ronaldo, Mourinho, Di María, Ricardo Carvalho, Fabio Coentrao, Fabinho y James Rodríguez. Han salido todos y los que más dinero dejaron en sus ventas al club blanco fueron Cristiano Ronaldo (100 millones de euros) y Di María (80 millones).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios